Estás aquí
Página principal > Destacada

Amor hecho verbo: INCUBUS se reencontró con sus fans en Argentina #Crónica

Existen muchas maneras de medir la fidelidad y entrega de un fan, una de ellas es la disposición que muestra para movilizarse en pro del encuentro con su(s) ídolo(s). El concierto de INCUBUS realizado el pasado 28 de Septiembre en Argentina tuvo algo de eso. Los californianos regresaron al país para presentar 8, su nuevo disco, y la comunidad “incubada” se reunió para ir a recibirlos en el lejano DirecTV Arena, ubicado en Tortuguitas, provincia de Buenos Aires.

No es ningún secreto que la música es capaz de generar ese tipo de pasiones que cuando afloran con intensidad, son indetenibles, por ende es normal ver a fanáticos viajando kilómetros para asistir al recital de un artista. No importa cómo, a pie, en auto, en bus, como sea, la meta es una sola y el camino se hace corto de solo pensar lo que te espera al final del día.

Para los amantes de Brandon, Mike, José, Chris y Ben ese esperado final llegó a las 21 horas en punto, cuando sobre el escenario que se instaló dentro del DirecTV Arena apareció INCUBUS en pleno, provocando los gritos, silbidos y aplausos de todos los que se dieron cita en el lugar. Una escenografía sencilla y luces de colores, con una única pantalla en el centro fue la elección para esta gira.

La banda había venido interpretando un setlist bastante similar en todo el tour sudamericano, con variaciones que parecían repetirse cíclicamente, sin embargo el sorpresivo arranque con “Quicksand/A Kiss To Send Us Off” y la inesperada “Here In My Room” convirtieron al de Buenos Aires en un show especial y único. La misma emoción de sorpresa ocurrió cuando ejecutaron “Pistola” y “Love Hurts”, que solo habían sido tocadas en Colombia y Brasil, respectivamente. Sin duda fueron gratas sorpresas de la noche.

La más reciente producción discográfica de la banda fue la gran protagonista, con seis temas en total dentro del set y si bien tuvo una buena respuesta entre los presentes, nada se compara con la reacción de los fans ante los clásicos de sus populares discos Morning View, Light Grenades y A Crow Left Of The Murder. El primero de 8 en aparecer fue el sencillo promocional “Nimble Bastard”, el cual, junto a “No Fun”, fue uno de los nuevos más coreados.

Fue interesante notar que la posición habitual en la que se sostienen los teléfonos durante los recitales cambió cuando comenzó a sonar “Wish You Were Here”. ¿La razón? La mayoría ya no estaba usando la cámara, sino el micrófono para enviar notas de voz o llamar a ese alguien especial que “no estaba allí”. En ese momento concluí que tal vez esa sea la única condición bajo la que puede parecer aceptable mantener el tlf arriba, obstaculizando la visión de los demás.

La noche tuvo momentos para todo, gracias a lo variado del setlist. Se pudo descargar con canciones como “Pardon Me”, “Megalomaniac”,  “Sick Sad Little World” o “Nice To Know You”; hubo temas para relajarse como “Echo”, “Loneliest”, “Pantomime” y “Make No Sound In The Digital Forest”, invitaciones a cantar con todas las fuerzas como “Stellar”, “Drive”, “No Fun” y “Wish You Were Here” y canciones románticas como las ya nombradas “Love Hurts” y “Here In My Room”, por solo citar algunas.

La banda juega con sus temas e incluye fragmentos de reconocidos clásicos del rock, como es el caso de “Wish You Were Here” de PINK FLOYD al final del tema del mismo nombre, o “Tom Sawyer” de RUSH en el medio de “Pistola”, pero también juega con sus fans, sobretodo Brandon en su rol de sex symbol. El frontman, a sus más de 40 años de edad se mantiene en muy buena condición física y sabe que continúa siendo la principal atracción de las chicas dentro de la banda. Los constantes gritos de “Quítate la ropa” o “Quiero darte hijos” provenientes del público lo confirman, tanto que el propio Brandon hizo un comentario al respecto de lo horrible que sería si el se desnudara, ya que las peticiones eran gritadas en inglés y llegaban claramente hasta sus oídos.

Una de esas peticiones fue medianamente complacida (la de la ropa, obvio) en el momento en que apareció Boyd en solitario con su guitarra para tocar “Pantomime”. Poco a poco se fue quedando sin ropa y así continuó el resto de la noche. De aquel Brandon recatado con cabello recogido y camisa de vestir que apareció en tarima ya no quedaba nada, estábamos ahora ante un eufórico vocalista descamisado que saltaba, bailaba y agitaba su cabello largo al ritmo de las canciones, para delirio de sus fans.

Musicalmente vale la pena destacar la gran capacidad vocal de Boyd, al igual que la impecable ejecución de cada uno de los miembros de la banda, sin embargo durante el primer tema (Kiss to send…) se pudo ver a un Brandon incómodo con algunas notas altas y una banda medio desorientada. La acústica dentro del estadio no fue la mejor y la mezcla tampoco ayudó demasiado, muy posiblemente para el arranque ellos tampoco se estaban escuchando bien, pero por fortuna esto mejoró notablemente y aunque la voz de Brandon se mantuvo baja en volumen durante todo el show, la banda tuvo un sonido más que aceptable.

El cierre con “Aqueous Transmission” fue… raro. Si bien no fue sorpresa porque se trata del tema con el que están cerrando casi todos sus shows actualmente, uno espera una canción más enérgica para la despedida, pero al parecer a la banda le parece mejor dejar a sus fans relajados luego de decir Adiós.

Los seguidores de la banda californiana demostraron que cuando se quiere se puede, además, no importa cuanto les pueda costar llegar, una vez ahí son los primeros que verás saltando y cantando cada tema. Viajar en transporte público hasta el DirecTV Arena desde CABA en plena hora pico de un jueves y llegar antes de las 9 pm, parecía una prueba para cualquier fan, ni hablar de quienes habían viajado previamente hasta la ciudad desde provincias más lejanas para asistir esa noche al show de INCUBUS. Son muchos los sacrificios que hace un fanático guiado por la música, y sabe que al final vale la pena porque cuando aparece tu ídolo frente a ti el resto del mundo ya no importa. El secreto es no dejar que nada dañe el momento, la preocupación acerca de cuanto tardarás en llegar a casa vendrá después.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos

Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.

Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos


Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Todas las fotos fueron tomadas por Julian Schratter y son propiedad de INCUBUS y su autor. / Todos los derechos reservados

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top