Estás aquí
Página principal > Destacada

BLAZE BAYLEY vuelve con la segunda parte de su ambiciosa trilogía sci-fi #Reseña

Previo al importante paso en falso que significó The King of Metal (2012) las cosas se veían algo complicadas para BLAZE BAYLEY. Por un lado, el cantante pasaba por momentos difíciles de salud. Por otro, el haber tenido que partir caminos con la formación que grabó los excelentes The Man that Would Not Die (2008) y Promise and Terror (2010).

Después de declarar que la BLAZE BAYLEY BAND no existiría más y que de ahí en adelante continuaría como solista lo puso en una posición de tener que presentar algo a la altura de sus últimas placas.  Y The King…”, por más buenas intenciones, no logró ese objetivo. Giras por clubes pequeños por todo el mundo le siguieron, pero todo bajo un manto de bajo perfil. Por eso el anuncio de una trilogía de CDs enfocados en la ciencia ficción generaba curiosidad sobre si el querido Blaze podría recuperar -al menos un poco- del fuego de antaño.

La primera parte, Infinite Entanglement (2016) logró recaudar buenas críticas y la casa parecía estar en orden. Bayley había logrado hacerle saber al mundo que seguía siendo el guerrero que siempre fue. Este extenso preámbulo nos lleva al flamante Infinite Entanglement Part II: Endure and Survive, donde se continua la historia de William Black, un hombre que viaja a través del espacio en una solitaria misión.

Todo lo bueno de la primera parte acá se ve reforzado y mejorado. El gancho que exudan las composiciones es sencillamente envidiable. De entrada la apertura con Endure and Survive arremete fuerte y el cantante inmediatamente logra emocionar con un gran estribillo, y si hablamos de estribillos, el de Escape Velocity -lejos el mejor tema del álbum- no merece otra calificación más que la de perfecto. A esta última -previo una introducción irritante- le pega Blood para terminar de convencer que la cosa va en serio.

Los músicos de Absolva -Chris Appleton (guitarra), Karl Schramm (bajo) y Martin McNee (batería)- vuelven nuevamente a ser el vehículo a través del cual componer y lanzar estas geniales canciones. Otro acierto es haber trabajado con melodías vocales en tempos medios –Eating Lies”, The World is Turning the Wrong Way-, porque si había un problema en el primer capítulo era la insistencia del cantante a complicarse con letras rápidas, logrando una pobre inteligibilidad por momentos. En la anterior ocasión el tributo a la banda que lo llevó a la fama estuvo en forma de una re-escritura de “Futureal” en “Dark Energy 256”, y en esta se vio más reducido al cameode una melodía característica de The Clansman (la reconocerán fácilmente). 

El disco tiene un leve olor a under, sin embargo, tratándose de un lanzamiento independiente costeado por el propio Bayley, las quejas se tornan irrelevantes. De todas maneras, sería genial que alguien le diga que su voz está muy arriba en la mezcla, haciendo sufrir especialmente a los tracks acústicos. Ya que los nombré, un mayor protagonismo por parte de la guitarra acústica de Thomas Zwijen, colaborador en los 2 lanzamientos previos, confirma que sin distorsión y con la sola voz del ex-maiden se obtienen resultados muy satisfactorios. Los coros y el violín de Anne Bakker nuevamente hacen sus aportes, brindándole mayor diversidad a un álbum de heavy metal bien directo. 

Quisiera remarcar que tanto la primera como la segunda parte de esta trilogía no representan una vuelta de tuerca al género, pero las canciones funcionan y crecen con el pasar de las escuchas. Te atrapan con sus melodías y la honestidad palpable de su líder en las voces. Tal vez no vaya a ganar nuevos adeptos, pero sus fanáticos de siempre estarán felices.

Blaze Bayley perduró y sobrevivió al under, la fama mundial, las comparaciones (innecesarias), pérdidas personales, interminables cambios de formaciones, problemas de salud y al día de hoy sigue de pie. Sigue luchando en cada nuevo lanzamiento, en cada recital y en cada entrevista. Larga vida al Rey del Metal.

Roger Alan Provan
Colaborador en Rocktambulos
La música, sin importar el género, popularidad, año o país de origen, tiene una chance en mis oídos. En ella encuentro mi camino
Roger Alan Provan on FacebookRoger Alan Provan on Instagram

Previo al importante paso en falso que significó The King of Metal (2012) las cosas se veían algo complicadas para BLAZE BAYLEY. Por un lado, el cantante pasaba por momentos difíciles de salud. Por otro, el haber tenido que partir caminos con la formación que grabó los excelentes The Man…

ASÍ SUENA

Puntaje Final

TOTAL

Destacados: “Endure and Survive”, “Escape Velocity” y “Remember”

User Rating: Be the first one !

Esto también te puede interesar:

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top