Estás aquí
Página principal > OXD

Everytime I Die: CHILDREN OF BODOM visitó Argentina para adorar el caos

Nunca una gira de Alexi Laiho y compañía tuvo un nombre más apropiado. Con un nuevo disco bajo el brazo y en medio del caos que vive nuestro continente, los “niños” finlandeses mas conocidos del metal regresaron a Buenos Aires para celebrar junto a sus fieles seguidores sudamericanos. La fecha programada en el Teatro Vorterix de Buenos Aires tuvo también la presencia de las agrupaciones argentinas HIERRO MATA, VERTEBRA y DESTRIPADOS, quienes se encargaron de hacer menos larga la espera para quienes desde temprano se dieron cita en el lugar con la finalidad de ver tocar a CHILDREN OF BODOM y escuchar algo de I Worship Chaos.

Vertebra
Vertebra

Cuando llegamos al teatro de Colegiales ya estaba por finalizar el show de HIERRO MATA, por lo que lamentablemente no podré comentar acerca de su show, pero los pocos minutos que alcanzamos a ver fueron suficientes para notar que el sonido del recinto les estaba jugando en contra (las desventajas de ser la primera banda). Eran poco más de las 19 cuando apareció en tarima VERTEBRA con su sonido medio thrash y medio death, bastante acorde para un show como este. Supieron cautivar a quienes se encontraban presentes en la parte de adelante y aunque al principio tuvieron algunos problemas de sonido, se puede decir que la banda sonó bien. Un vocalista con actitud y una voz imponente se fusionaba con buenos riffs de guitarra y una batería impecable, a la par con el bajo. Buena combinación sonora la de este cuarteto de metal. Con un show breve pero efectivo, se retiraron tras los aplausos del público y dieron lugar a la tercera banda soporte de la noche.

Destripados
Destripados

A las 20 se montaron los DESTRIPADOS y los aplausos del público nos dejaban claro que, de los tres soportes, eran la banda de mayor popularidad entre los asistentes (su baterista es Fabian Spataro, un ex HERMÉTICA, así que por ese lado es obvio que los conozcan más). Esta buena receptividad es algo que la propia banda siente y por ello desde el arranque se notaron cómodos en el escenario. Uno a uno fueron sonando sus temas -que fusionan heavy metal con thrash- y mientras tocaban, cada integrante iba haciendose dueño de cada rincon de la tarima. Apoyados por un vocalista de gran desenvolvimiento, músicos de muy buen nivel y el buen sonido del teatro (no fue perfecto, pero mejor que el de los demás) cerraron su show por todo lo alto, recibiendo la ovasión de la gente y dejando todo listo para el plato principal: CHILDREN OF BODOM.

21 horas en punto: ¿Qué mejor manera de abrir un show que con un tema Clásico? Muchos optan por un track del disco nuevo (cuando están de gira promocional) pero el éxito está asegurado cuando le das a la gente lo que quiere, sobretodo si muchos de ellos tienen horas esperando, con calor, sed y cansados.  CHILDREN OF BODOM lo sabe y por eso abrieron su show con “Are You Dead Yet?“.

ChildrenOfBodomBsAs02Es difícil hablar de clásicos cuando son temas que uno vivió, y digo que es difícil porque lo hacen sentir a uno viejo. Vivimos con la creencia de que los temas clásicos lo son por su antiguedad, o que fueron creados antes de que llegaramos a este mundo, sin embargo, aunque si tienen que tener unos cuántos años de recorrido, no es la edad la que los hace clásicos, sino cuán representativos son para el artista en cuestión, qué tan importantes son dentro de su carrera y qué tan bien recibidos fueron por el público, convirtiéndose en piezas infaltables dentro del setlist de sus shows. Con más de 10 años de antiguedad, “Are you dead yet?” es un buen ejemplo de esto.

El volúmen estuvo bajo durante el arranque, y aunque fue mejorando, para el sector delantero se mantuvo sin demasiada fuerza. Los fans en el vallado tenían que conformarse con el sonido que salía de los monitores del escenario (las cornetas en Vorterix siempre están en línea con la valla y reparten todo el sonido hacía atrás) y no fue sino hasta la mitad del show que el volumen y la calidad del sonido se estabilizó, para tranquilidad de la banda y satisfacción del público. Por suerte de la mitad hacia el fondo se escuchaba mucho mejor y ahí es donde estaba la mayoría, ahí fue donde se generó el “fucking moshpit from hell”, como le llamó el propio Alexi.

ChildrenOfBodomBsAs14“In Your Face”, también del disco Are You Dead Yet? (2005), le siguió en el setlist, otro clásico que levantó a los presentes y los hizo cantar a todo pulmón, para finalmente mostrar algo nuevo. “Morrigan” fue el primer tema del nuevo álbum, I Worship Chaos(2015), que pudimos escuchar en tierras argentinas, el cual junto a “I Hurt” y “I Worship Chaos”, conformaron un tridente de tracks recientes que adornaron un setlist cargado de poderosos clásicos como “Every Time I Die”, “Children of Bodom”, “Lake Bodom”, “Angels Don’t Kill”, “Silent Night, Bodom Night” y “Hate Crew Deathroll”. Conforme iban sonando los temas, el público se entregaba más y más a las fauces de Alexi Laiho y compañía, y es que no era para menos, si bien CoB ya es una de esas bandas que genera entrega total de parte de sus seguidores, la cantidad de clásicos que iban sonando elevaban la adrenalina y la eufória de cualquier amante del metal y sobretodo de CHILDREN OF BODOM. “Trashed, Lost & Strongout” fue la sorpresa de la noche, un tema que Alexi presentó además como un regalo especial porque nunca antes había sido tocado en Argentina.

Rayos de una gran tormenta y el sonido de fuertes truenos quedaron en la pantalla del fondo y los parlantes, repectivamente, cuando finalizó “Hate Crew Deathroll“, el décimo cuarto tema de la noche. La banda se retiró y el escenario quedó iluminado por luces azules y blancas intermitentes, era el encore y el público lo sabía, pero continuaron clamando por más, sin descansar hasta ver volver a sus ídolos. Y ahí estaban de nuevo, Alexi Laiho, Janne Wirman, Henkka Seppälä, Jaska Raatikainen y Daniel Freyberg para tocar algunos temas más.

ChildrenOfBodomBsAs12Con “Children Of Decadence“, el clásico del disco Follow The Reaper (2000), regresaron triunfantes los finlandeses, esta vez con un Alexi sin camisa y mucho más enérgico, dispuesto a agotar lo que le quedaba de batería. “Kissing The Shadows” y “Downfall” le dieron fin a la noche, y si bien saciaron la sed de muchos, dejaron a otros con ganas de mas. Una hora y media del mejor metal melódico fue suficiente para pasearse por toda su discografía y desplegar toda la energía y el poder que uno esperaría de una banda como CHILDREN OF BODOM, que a pesar de contar con excelente músicos, sigue pareciendo el show de Alexi y sus amigos. No es nada malo ni bueno, al final es Alexi el frontman y líder de esta banda, pero su personalidad resalta demasiado por el resto y opaca, tal vez injustamente, la calidad musical de los demás.

El tiempo pasa, si, pero este metal no se oxida y sigue luciendo como “children”, generando emociones por donde pasa y se escucha. Los veremos volver

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Esto también te puede interesar:

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top