Estás aquí
Página principal > Reseñas > Discos (Así Suena) > Delivery

Contrastes Marcados: Lo más reciente de ARCH ENEMY, EVANESCENCE, SONS OF APOLLO y THE DARK ELEMENT #Reseñas 

Antes de que termine el 2017 quise repasar brevemente (en la medida que mi genio lo haya permitido) 4 álbumes sobre los que no me pude detener con más tiempo para analizar en profundidad. Siendo un gran admirador de los contrastes, tenemos una colección de placas en la que cada una pertenece a un género distinto, y todas ellas a bandas de renombre (ya sea por su trayectoria o por la de un integrante en particular dentro de sus formaciones).

Entre las presentes tenemos dos que dan un primer paso sólido, otra que tiene buenas intenciones y pretende pisar fuerte…pero lo hace en retroceso, y una que se repite creativamente. Hagan sus apuestas sobre cuál es cuál.

SONS OF APOLLO – Psychotic Symphony – Inside Out Music/Sony

Uno de los mayores talentos de Mike Portnoy (ex-DREAM THEATER…y demasiados proyectos para listar), además de ser un excelente baterista, es saber codearse de grandes músicos en proyectos donde cada uno de ellos pueda brillar. Por esto último, el resultado de la unión de Ron “Bumblefoot” Thal (ex-GUNS N’ ROSES), Billy Sheenan (MR. BIG, THE WINERY DOGS, DAVID LEE ROTH), Jeff Scott Soto (ex-JOURNEY, ex-YNGWIE MALMSTEEN’S RISING FORCE), y Derek Sherinian (tecladista de DT desde 95’ al 99’) con el virtuoso baterista en SONS OF APOLLO es otro sorprendente acierto musical.

Psychotic Symphony suena a lo que hubiera sido la continuación de los discos de DREAM THEATER con Sherinian, sin inclinarse para un costado pesado ni pomposo, sino en equilibrio con ambos (“God of the Sun”). Es más, si trazamos paralelismos, Thal (guitarra) y Sheenan (bajo) parecen tomar la posta de lo que Petrucci y Myung, actuales DT, hacían hace unos 20 años con suma naturalidad. Sin embargo, SONS OF APOLLO se sostiene por mérito propio y se las ingenia para agregar una buena cuota de frescura a sus composiciones, mechando elementos de Hard Rock -loas al teclado de Derek-, y mucho gancho (“Divine Addiction”), cortesía de las melodías vocales de Soto.

Puntaje: 9/10

Destacadas: “Coming Home”, “God of the Sun” y “Alive”.

ARCH ENEMY – Will To Power – Century Media Records

La banda liderada por Mike Amott alcanzó un notorio aumento de popularidad en los años desde que Angela Gossow le dejó su puesto frente al micrófono a Alissa White-Gluz. La edición de una excelente placa como War Eternal (2014), además del shock que fue saber que Angela dejaba su puesto de vocalista, ayudó a relanzar la carrera de los suecos y devolvió la fe a los seguidores que habían quedado decepcionados con Khaos Legions (2011). Dicho sea de paso, no existe algo como un “mal disco” de ARCH ENEMY. No creo que un increíble violero como Mike Amott sea física ni mentalmente capaz de escribir una mala canción. Sin embargo, como si se tratase de Rebelión en la Granja (1945) de GEORGE ORWELL: “Todas las canciones son iguales, pero algunas canciones son más iguales que otras”. La gran mayoría de las pertenecientes a Will To Power encajan en el grupo menos privilegiado del catálogo de ARCH ENEMY.

Como dije en la introducción, el grupo pisa fuerte y suena brutal, pero al mismo tiempo retrocede medio paso. Hay que ser conscientes de que ARCH ENEMY no se encuentra en una habitación con múltiples puertas a través de las cuales salir hacia rumbos nuevos sin comprometer su integridad. La inclusión de “Reason to Believe”, la primera balada del grupo, y la primera canción en contar también con voces limpias, es un riesgo que salió bien, pero que al mismo tiempo se olvida de la esencia de los death-metaleros. Lo que sí funcionó muy bien fue que Alissa incluya pasajes limpios breves (“Blood on the Water”), o en forma de coros (como ya habían hecho en Anthems of Rebellion (2003)). He aquí un recurso todavía fresco en el sonido del grupo para explotar un poco más.

Los singles “The World is Yours” y “The Eagle Flies Alone” son fácilmente lo mejor del lanzamiento, aunque las similitudes de la primera con tracks viejos como “The Last Enemy” y “Nemesis” le quita cierto mérito. “The Race”, último adelanto, también es un grato puñetazo thrashero, pero aún así es más de lo mismo. Si los sencillos de tu LP son lo más destacable de tu obra, entonces probablemente el resto de ella no sea muy relevante. Hablando de las demás canciones, a pesar de las muchas escuchas y oportunidades que le di, no me resultaron muy memorables más allá de algunos buenos momentos aquí y allá. Will To Power de ninguna forma es un mal disco, pero después de la expectativa despertada por War Eternal, me quedó la sensación de una pelota de tenis que golpea fuerte la red y cae del otro lado con su energía disminuida.

Puntaje: 6/10

Destacadas: “The World is Yours”, “The Eagle Flies Alone” y “Reason to Believe”.

EVANESCENCE – Synthesis – BMG Rights Management

Hasta hace poco me había preguntado “¿cómo puede ser que EVANESCENCE tiene una carrera de poco más de 20 años y sólo 3 álbumes de estudio? ¿No será poco para el éxito obtenido?”. Dicho éxito se sostiene principalmente gracias a ese debut, devenido en clásico moderno, que es Fallen (2003) y sus millones de copias vendidas. Eso tampoco significa que The Open Door (2006) y Evanescente (2011) no hayan aportado a mantener dicho status, aunque sin alcanzar el mismo nivel. Una razón de que el grupo tardó tanto en editar sus lanzamientos se debe a las constantes batallas creativas que la talentosa Amy Lee ha tenido que luchar para defender su arte desde el inicio de su carrera por el sencillo hecho de ser mujer. Synthesis es el primer álbum, en palabras de la cantante, en contar con libertad compositiva absoluta y un equipo que la respaldó durante todo el proceso. El mismo se trata de una placa compuesta de reversiones de viejas canciones, con bases electrónicas y orquestaciones, más 2 canciones nuevas bajo ese mismo filtro y algunos instrumentales breves, todo sin una sola guitarra distorsionada. Más allá del deseo de nuevo material original del grupo, el resultado es bastante más satisfactorio de lo que esperaba.

La lista de temas de Synthesis está dividida en 2 grupos, entremezclados entre sí. Por un lado tenemos una porción bastante grande de tracks de su antecesor, y apenas un pequeño puñado del primer y segundo álbum. La mayoría de ellas están muy bien logradas, y la combinación de ritmos electrónicos y los aportes de una orquesta les sientan muy bien, logrando tomar nuevas dimensiones (“Never Go Back”, “Bring Me To Life” e “Imaginary”). Sin embargo, la presencia de “Secret Door”, “Lithium”, “Lost in Paradise” y “My Immortal” es bastante redundante por la simple razón de que son demasiado iguales a sus versiones originales. Es necesario mencionar que en todas ellas la hermosa voz de Lee sigue tan poderosa  y potente como en su debut, sin envejecer un día, y demostrando un compromiso rígido en el cuidado de su instrumento. El otro grupo son las composiciones nuevas, que como dije se tratan de 2 canciones, “Hi-Lo” e “Imperfection”, más 3 instrumentales que sirven de intro y separadores entre tracks. Aunque sea el grupo con menor presencia, es el más relevante para el futuro de la banda al tener un origen de raíz en la combinación de Electrónica y música Clásica, señalando un nuevo camino a transitar para esta encarnación de EVANESCENCE.

Puntaje: 7/10

Destacadas: “Imperfection”, “Hi-Lo” y “Bring Me To Life”.

THE DARK ELEMENT – The Dark Element – Frontiers Music srl

Anette Olzon, ex-vocalista de NIGHTWISH, finalmente se decidió a volver al Metal. No es que haya hecho una extensa carrera fuera de él, pero su álbum solista Shine (2014) poco tiene que ver con la propuesta de los fineses, o algo remotamente pesado. Sin embargo, a partir de esas canciones en solitario fue que pudimos descubrir muchísimo de la verdadera identidad musical de la cantante, algo que con Toumas Holopainen (líder de su ex-banda) no había sido revelado por completo. El presente proyecto, co-liderado con el ex-guitarrista de SONATA ARCTICA, Jani Liimatainen, que también cuenta además con Jonas Kuhlberg en el bajo y al serio Jani Hurula en la batería (vean el video, no se le escapa una mueca), le permite a la ex-NIGHTWISH mostrar dicha identidad sin preocuparse en satisfacer una base de fanáticos o un molde preestablecido.

El autítulado lanzamiento pisa en 3 lugares distintos. Por un lado se apoya principalmente en la música electrónica y el Pop más ganchero, con temas como “The Dark Element”, “The Last Good Day” y “Halo” brillando por su gancho y estribillos perfectos. Es más, si tuviera que imaginar a TDE como un proyecto con varios discos a sus espaldas y me pidieran definir su sonido, lo haría con estás 3 canciones. Definitivamente forman parte de su faceta más personal, aquella que pretende hacerte bailar y cantar (tampoco se imaginen algo como High School Musical). Por otro lado, tenemos el Metal Sinfónico más clásico, con obvias reminiscencias a NIGHTWISH debido a algunas melodías específicas y el sonido de guitarra en general (el inicio de “My Sweet Mystery”, “Dead to Me”“The Ghost and the Reaper”). Y por último está la influencia de la placa en solitario de Anette, con las baladas presentes y el cierre con la hermosa “Only One Who Knows Me”. En resumen, The Dark Element es un álbum divertido y lleno de groove. Parte de mi hubiera preferido que Olzon siguiese su propio camino solista, pero el resultado de su colaboración con Liimatainen es tan satisfactorio que hasta me entusiasmo desde ahora por una próxima placa del proyecto.

Puntaje: 9/10

Destacadas: “My Sweet Mystery”“The Last Good Day” y “Here’s To You”.

 
Roger Alan Provan
Colaborador en Rocktambulos

La música, sin importar el género, popularidad, año o país de origen, tiene una chance en mis oídos. En ella encuentro mi camino.


Roger Alan Provan on FacebookRoger Alan Provan on Instagram

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top