Estás aquí
Página principal > Destacada

Ritual de lo (In)Habitual: ASSPERA Cerró el Año Junto a BARILARI en Buenos Aires

El título es capcioso porque ASSPERA ya no es más un bicho raro, es más, lo fue de manera efímera porque la industria los aceptó rápidamente como una máquina efectiva para que el mercado musical siga fluyendo, aunque sea por vías contrahegemónicas como las descargas gratuitas de sus discos en su sitio oficial. El razonamiento socio-antropológico de por qué ASSPERA fue aceptado con gratitud por el público del Metal argentino queda para otra ocasión, lo que es real es que la banda se convirtió en una de las más importantes de la música pesada nacional, pese a quien le pese, y sus recitales – denominados “rituales” – son un clásico donde se pone en juego mucho más que música. Detrás de la parodia exagerada está la técnica y la calidad sonora, cualidades que destacan a ASSPERA y también a BARILARI, una leyenda del Rock vernáculo que se encargaría de abrir una velada destacada en la agenda de Diciembre, cerrando de esta manera un año sobrecargado de visitas, eventos y un flujo de información global que alimentará a la música con cada vez más intensidad.

La jornada comenzó con BARILARI y un Hard Rock furioso que daba un potente comienzo con “Hoy Por Hoy”. Si bien denotaba un sonido alto, la calidad era buena y era bastante obvio que con el correr de las canciones las frecuencias se acomodarían. Los hermanos Barrett, Piter en bajo y Julián en guitarra, se lucían respectivamente pero las cuatro cuerdas de Piter tenían un protagonismo especial en la mezcla, siendo una base ideal para el Rock Pesado junto a  Nicolás Polo, una dupla de primera línea. Por supuesto, la voz prístina de Adrián Barilari es la líder en la mezcla acompañada del enorme carisma que el cantante desarrolló luego de muchos años en el escenario.

Entre las canciones, Adrián, fiel al espíritu de la fecha, solía bromear con el público en el tono que imponían las reglas del juego de ASSPERA: “pedí que apaguen el aire acondicionado porque sino estoy frito, pero cuando venga ASSPERA lo van a prender porque son unos putos”; a esta confesión le siguió un gentil y multitudinario “hijo de puta, hijo de puta” en clave de un cariño bizarro y casi masoquista. Gran parte del setlist se concentró en Abuso de Poder (2009) y Barilari 4 (2012), con énfasis en este último, aunque no faltaron los covers como “Despertar en Otro Infierno” de ALIANZA, antigua banda del vocalista, y una versión en español de “Stargazer”, el clásico de RAINBOW.

Luego, en lo que correspondía a una suerte de fusión entre BARILARI y ASSPERA, Richar Asspero subió al escenario para interpretar “Nunca es Tarde” y despertar más “hijos de puta” en el público, es decir, cariño en proporciones mayores. Con “Cazador” culminaba un show en un nivel muy alto para BARILARI que se regocija contemplando al Teatro Vorterix vibrar ante sus clásicos, cimentando así la potencia creadora individual que tiene Adrián para crear proyectos musicales. BARILARI se retiró del escenario y era el momento de la atracción principal de la noche: ASSPERA.

Sorpresivamente ASSPERA comienza su show con “Hijo de Puta”, un clásico del grupo, lo que significaba un llamado al frenesí instantáneo del público al oír una de sus canciones predilectas. Si bien la lista continuaba con “Berrinche y Cuenta Nueva”, “Si Ya Sé!” y “Gorda Puerca”, desde el comienzo el sonido fue nítido y contundente, con grandes posibilidades de que la causa de tal excelencia sonora sea la previa actuación de media banda junto a BARILARI conformando una exigencia de una hora y cuarto, pero por otro lado la experiencia y dedicación técnica de los músicos de ASSPERA tiene otra razón para encontrar el tecnicismo detrás del insulto poético. El único punto dudoso de esto fue la mezcla de voces entre Richar Asspero (vocalista líder) y los coristas ocasionales, ya que entre las varias voces podía destacar la de Richar ocultando las demás o producir un resultado final con voces difíciles de reconocer.

Como es de harto conocimiento, la puesta en escena de ASSPERA se caracteriza por los juegos, las parodias y las diferentes burlas que los miembros del grupo se ingenian en realizar;  dos de los destacados en este tipo de actos fueron El Rubio Salvaje y Dino Garca, en guitarra y voces respectivamente según la ocasión lo demande. Dino dejó de lado los coros y para “La Bella y la Mierda” incursionó en una versión Tango de la canción con él como voz líder, motivo por el cual se ganó los aplausos de Vorterix, aunque también fue aprovechado como momento de relajación para muchos de los presentes, quienes tomaban una “ducha rápida” en el baño del recinto de Colegiales debido al intenso calor que agobiaba la jornada, recordemos que no había aire acondicionado y este verano ha tenido días en los que la temperatura alcanzó los 40 ºC de sensación térmica.

Es preciso reconocer que si bien BARILARI confesó haber pedido que el aire acondicionado estuviese apagado durante su show, dio la impresión de que nunca más volvió a prenderse, lo que generó muchísima incomodidad en parte del público y trajo como consecuencia un aluvión de personas que iban y venían por el recinto buscando aire o se dirigían al baño para poder hidratarse un poco. Incluso en el caso de que se haya vuelto a encender, fue claro que el calor lo superó.

Con Lourdes Aramburu colaborando en “T.E.G” el grupo comenzaba a anunciar a los invitados tan esperados por el público, aunque podía conjeturarse que BARILARI y TARJA subirían al escenario. En este caso lo hicieron para “Hermandades de Fierro”, seguido de “Until My Last Breath”, un cover de TARJA. Todo esto ocurriendo en el marco de los bises dentro de los cuales la banda estaría “llegando a Marte”, así que se vistieron de astronautas dando un panorama visual como si se tratase de un show de DEVO o KRAFTWERK. En el desarrollo del final del show siguieron “Viaje al Centro de la Verga” y “Pogo al Corazón” con un público rendido a ASSPERA y la culminación de otro año exitoso para la banda. Esto fomenta algunas reflexiones.

ASSPERA es un producto social y cultural, entre otros, por eso más que soprendernos sobre cómo una banda de “Metal Bizarro” ha llegado tan alto dentro del Metal autóctono – e incluso Latinoamericano – deberíamos analizar que ocurre dentro de nuestra sociedad, que ideas circulan para que ASSPERA sea una realidad. Al mismo tiempo, es una realidad muy efectiva que ofrece un gran espectáculo musical con “leyes propias”, ajenas a otros grupos “pesados”.

El 30 de Diciembre de 2016 Vorterix fue el recinto donde se pudo ser testigo de una modificación radical dentro del Metal argentino, del que también son parte figuras ya consolidadas como BARILARI y TARJA. Pero si el año pasado culminó de manera exitosa para ASSPERA y tanto sus ediciones discográficas como sus producciones en video cosechan cada vez más y más visitas, expandiendo su influencia a toda una nueva generación y al mismo tiempo la banda se hace cada vez más profesional, ¿es posible ver algún límite para ASSPERA? o, precisamente, ¿un pseudo-límite? ¿Es su normalidad la continua producción -aunque sea de miniseries bizarras- para el terreno virtual? Son incógnitas que solo el correr del tiempo podrá develar.

[sexy_author_bio]

Disfruta nuestra galería fotográfica a continuación:

BARILARI

Comentarios

Comentarios

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top