Estás aquí
Página principal > Destacada

Naturaleza Rebelde: HORCAS fue un gigante en la Primera Edición del Horcasfest

HORCAS ha sido una banda que estoicamente ha aguantado los nefastos embates de una crítica destructiva durante años y, con su fuerza de voluntad el grupo construyó una carrera profesional que se afirmó a razón de buenas producciones artísticas. Siempre cambiando e innovando, la banda estrenó su primer festival, el Horcasfest, junto a X3MO, MALICIA, GRANADA y DEL OESTE, conformando una grilla que mezcla a grupos del under con otros ya consagrados.

La jornada fue abierta por X3MO que, en un suceso sorprendente, gozó de un excelente sonido, absolutamente ajeno a una banda que abre un evento. El trío se caracteriza por un Death muy denso en donde cada pieza de la máquina se ensambla para dar la emergencia de un grupo demoledor. “HORCAS está cambiando la manera en la que se manejan las bandas under” sostuvo Martin Tonelli (voz, guitarra), una clara muestra de la innovación que configuran las acciones de HORCAS, como se comentó al comienzo de este escrito. Como hecho destacable X3MO presentó un nuevo tema, forjado a un medio tiempo denso e hipnótico que clavó los ojos de los espectadores en los músicos, envueltos ante la melodía vocal limpia que posee el estribillo de esta nueva canción. Éxtasis de los seguidores ante el cierre del show con el clásico “Yo Siento el Poder”; una muestra de buen Death autóctono.

Pesados pero concentrados en producir canciones más gancheras, claramente con más limpieza vocal que la banda anterior, estaba DEL OESTE, un quinteto que mantenía alta la vara violenta que transmitían los sonidos desde el escenario. Los oriundos de La Matanza, Provincia de Buenos Aires, encontraron refugio en un Vorterix que se llenaba progresivamente, pero que encontraba a una banda con mucha actitud en escena demostrando que a veces el escenario pesa por sólo por cuestiones emocionales, diferente es cuando sucede por motivos técnicos y uno poco puede hacer, situación que no sucedió ya que el conjunto gozó de un correcto sonido. El punto cumbre llegó con “Domination” de
PANTERA, con arreglos vocales en español para el público local. DEL OESTE tuvo un buen paso por el Horcasfest.

GRANADA entró como un demente a punto de cometer una masacre, con un sonido focalizado en guitarras muy presentes y bajos con mucho énfasis en la mezcla; mientras tanto Guille Estévez (voz y guitarra) oscilaba entre el canto y el grito, asegurando una performance demoledora. A diez años de su génesis, GRANADA despliega un impactante carisma en escena, un merchandising adquirido por una gran cantidad de seguidores y una fiel cantidad de fans; efectivamente, el festival demostraba que los nombres que lo componían daban muestra del respeto y la necesidad de mostrar el talento de las bandas del under local. Con su lema de “tocá Metal, cagón”, GRANADA se despachó con un set corto y efectivo, pero con un volumen demasiado alto que por momentos corrompía la apreciación musical. Su show finalizó a las ocho de la noche con un Vorterix que tenía cada vez menos espacios vacíos.

Con el turno de MALICIA la jornada comenzaba a tener su matiz netamente Thrash y a una banda que continuaba la gira presentación de Neuromuerte (2016) con muchísimos seguidores enloquecidos vitoreando cada tema que el grupo ejecutaba. MALICIA se caracteriza por su rigurosidad técnica la cual, por desgracia, no pudo apreciarse ya que el volumen estuvo exageradamente alto y se llegó a la tan temida “bola de ruido”, pero esto tampoco impidió el descontrol del público que pareció gozar más allá del mal sonido. De cualquier manera, el grupo es lo suficientemente profesional como para tener buenos equipos y lograr buenas interpretaciones de sus ejecuciones, al mismo tiempo que su estética ayuda a consagrarlo como un sólido grupo de Thrash Metal pero, a fin de cuentas, pueden sufrir algunos traspiés como cualquier conjunto.

Introducción instrumental y comienzo exclusivo para fanáticos deb HORCAS con “Resistencia”, el clásico de Vence (1997), que no solo es una gema dentro de la discografía de la banda, sino que es una rareza que no suele ser ejecutada en vivo; lo mismo se aplica para “Garras”, la segunda canción del set y también la que le sigue a “Resistencia” en la placa discográfica anteriormente nombrada, también con estatus de rareza.

HORCAS se encuentra dando los últimos coletazos del disco Por Tu Honor (2013) para ya darle existencia a una nueva placa discográfica; pero la despedida es exitosa ya que cada canción es coreada por el público como un hit, y así pasan “Reacción” y “En La Jaula”, con más vitoreo que las gemas de “Resistencia” y “Garras”.

Este año HORCAS cumplirá el sueño de sus leales seguidores ya que presentará en vivo Vence y, junto a él, le dará debut a piezas nunca ejecutadas en vivo, así lo anunció la banda esa noche. De hecho, Walter Meza no dudó en bromear con Topo Yañez para volver al look de la época: “Topo va a teñirse de rubio” sostuvo Meza y Yañez le siguió el juego. Buena onda, respeto y cariño, tres pilares fundamentales para que HORCAS sea lo que es hoy.

Para el regocijo de los que en Vorterix se enorgullecían de seguir a la banda desde sus comienzos, como lo sugirió Walter Meza, llegó “Muerto en la Calle”, un clásico esencial del Metal nacional hoy aggiornado para el sonido contemporáneo. Pero por otro lado un nuevo guiño al pasado, y una afirmación de cariño, fue convocar al ex-guitarrista del grupo, Gabriel Lis, junto a Guillermo Sánchez el bajista de Rata Blanca para una versión demoledora de “Esperanza”: tres guitarras y dos bajos, ¿por qué no pueden soñar bien? Momento del tramo final del show con “Argentina, Tus Hijos” que fue filmada con cámaras de 360 grados en lo que confiere otra prueba de que HORCAS busca estar a la vanguardia de la tecnología de punta; fue seguida por “Solución Suicida” junto a Beto Ceriotti, bajista de ALMAFUERTE y para culminar el show: “Destrucción“, el clásico de V8, acompañados por Gustavo Rowek en batería y Sergio Berdichevsky tras las seis cuerdas – ambos pertenecientes al grupo ROWEK -, siendo este final el broche de una celebración por la reinvención de HORCAS y el comienzo de una era.

La conclusión principal de esta velada es que HORCAS tiene todo para llegar a ser un nombre legendario como otros en la escena del Metal Argentino; son sabidas las fuertes oposiciones que han tenido, pero también fue un proceso ir debilitándolas y hacerse cada vez más profesionales para llegar a dar un show a la altura de las circunstancias, tal como ocurre hoy. El 2017 los encontrará celebrando los veinte años de Vence con una formación que se despoja de la nostalgia, un mal para la música pesada nacional, y revitaliza un legado que merece ver la luz debido a la inexistente ejecución en vivo que varias de sus composiciones tuvieron. Por ahora, nada puede fallar ya que las condiciones están dadas; probablemente el paso que defina el destino de HORCAS sea su próximo disco de estudio, el producto por el que el público termina juzgando a HORCAS y, precisamente, ante oyentes tan críticos el grupo es consciente del desafío que tiene por delante.

[sexy_author_bio]

Comentarios

Comentarios

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top