Estás aquí
Página principal > Destacada

Diviértanse Chicos: Argentina vivió a pleno su cuarto LOLLAPALOOZA #Crónica

“Diviértanse chicos,” fueron las palabras del conductor del abarrotado tren justo antes de que se abrieran las puertas en la estación San Isidro. La escena era la misma de una hora pico en día laboral solo que aquí los pasajeros iban sonrientes y felices, con ropa veraniega y haciendo mucho ruido. Se respiraba “espíritu adolescente” y se observaban muchas pulseras de colores, era fácil saber a donde iba la mayoría.

Los paternales deseos de aquel chofer que cubre la ruta Retiro-Tigre en la zona Norte de Buenos Aires, fueron recibidos con un sonoro “awwww” por parte de los miles de jóvenes que esperaban ansiosos poder llegar al hipódromo de San Isidro y vivir una experiencia LOLLAPALOOZA.

Algunos con experiencia previa y otros novatos en esto de los festivales, muchos del interior del país y otros provenientes de países donde el festival no ha llegado, mucha gente diferente capaces de coexistir en un mismo espacio con aparente armonía, con distintos idiomas, distintas culturas, distintos gustos, distintas edades pero un objetivo en común: Disfrutar un día (o dos) de buena música y diversión al aire libre. Esa era la misión y así fue aceptada por los 200 mil asistentes que agotaron los tickets de esta nueva edición del LOLLAPALOOZA Argentina.

Créditos ph: Violeta Abentin

Rocktambulos estuvo ahí y a continuación les contamos como fue:

DIA 1 – Viernes 31 de Marzo

El día ideal para los más rockeros y metaleros era el primero, no solo porque METALLICA protagonizaba la fecha sino porque además habían otras bandas que se acercaban al género, como es el caso de RANCID, los argentinos DENY y THE HELMETS, la increíble banda del hijo de Rob Trujillo que resultó ser la agrupación mas pesada del festival, después de la de su padre.

La espera fue larga para los fans de Metallica – ph: Violeta Abentin

El rock comenzó temprano el viernes 31, a cargo de DENY, sin embargo no hubo demasiado público para presenciarlo por tratarse de un día laboral. Solo los más jóvenes o quienes venían desde lejos y viajaron la noche antes, tenían todo el día a su disposición para ver todo lo que el festival tenía para ofrecer, pero la gran mayoría de los asistentes comenzaron a llegar a partir de las 5:00 pm haciendo que la noticia del sold out pareciera una mentira durante las presentaciones que ocurrieron temprano. Para la hora que se montó METALLICA era evidente que, en efecto, se agotaron las pulseras y no cabía una persona más en el campus.

Quien ya estuvo en las ediciones pasadas del festival pudo notar desde la entrada que las cosas dentro de esa micro ciudad llamada LOLLAPALOOZA habían cambiado. Una nueva distribución de tarimas (con main 1 y main 2 frente a frente en lados opuestos del gigantesco predio) y nuevas atracciones de los auspiciantes y aliados, una mejor ubicación de los puestos de comida y diversas figuras decorativas en las que la gente se detenía a fotografiarse, fueron algunas de las más destacadas. Las pantallas a los lados de cada escenario esta vez fueron mucho mas grandes, favoreciendo la visibilidad de quienes preferían permanecer alejados del cayado. El único punto bajo fue el delay que tuvieron las pantallas del escenario principal 1, que hacía que la música nunca sincronizara con la imagen que se mostraba.

Silversun Pickups

Pero volvamos a la música, si bien por los escenarios principales 2 y 1 pasaron, respectivamente, los estadounidenses SILVERSUN PICKUPS con su rock alternativo que nos hizo recordar por momentos a Pixies o Placebo (con todo el elogio que eso significa) y los GLASS ANIMALS, quienes desde Inglaterra trajeron su indie pop-rock británico, ninguna terminó de encender la tarde. Ambas bandas dieron lo mejor de sí pero no pudieron levantar mas que a sus fans, que obviamente estaban más que felices de verlos tocar. Muchos se perdieron a SILVERSUN PICKUPS por no poder llegar mas temprano al lugar y realmente fue una lástima que una banda tan buena haya tocado tan temprano un día laborable.

Leon Gieco en el Main Stage 1 – ph: Violeta Abentin

Los que si habían llegado temprano utilizaban su tiempo en recorrer las instalaciones. Era común ver al resto de la gente pasar, detenerse un rato y marcharse a caminar, o en el mejor de los casos recostarse en la grama y escuchar los hipnotizantes sonidos que ambas bandas (Silversun y Glass) tenían para ofrecer. Muy buenas en ejecución y calidad compositiva pero con un tempo arrullador que mantuvo al público en estado de relajación. LEÓN GIECO no fue la excepción, a pesar de mostrarnos su lado más rockero también relajó a los presentes, sin embargo hizo cantar a muchos de los que se acercaron al main 1, en lo que lucía como una tarde bien hippie.

Cage The Elephant

Luego de varias bandas y artistas de estilos downtempo llegaría la oportunidad de volver a activarnos gracias a los esperados CAGE THE ELEPHANT. Los estadounidenses hacen un rock alternativo que se pasea por el indie y la psicodelia retro, pero tienen toda la actitud de una banda de punk. Matt Shultz, el enérgico vocalista, no paró de correr de un lado al otro y contagiar a los presentes con su entrega y carisma.

Literalmente despertaron a la audiencia y aunque su música no era demasiado rápida o pesada, sus constantes headbangings y saltos hacían que cualquiera quisiera tomar de lo que ellos estaban tomando. Shultz terminó sin camisa en el vallado, saludando y bailándole a los asistentes al mejor estilo Mick Jagger y coqueteó con lanzarse al público para hacer crowdsurfing pero los guardias de seguridad lo tuvieron siempre tomado del pantalón.

The 1975

Mientras en el escenario principal 2 se presentaba THE 1975, quienes con su estilo indie pop-rock ochentoso y su teatralidad en tarima enamoraban a chicos y chicas, demostrando por qué eran una de las agrupaciones que más asistencia teenager llamaba, la banda más pesada del festival -después de METALLICA- hacía lo propio en otro escenario. No, no me refiero a RANCID, sino a THE HELMETS, quienes se encargaron de cerrar con buen Hard rock y Metal la pequeña tarima del Kidzapalooza, para deleite de niños y adultos.

La banda del bajista Tye Trujillo, hijo de Robert Trujillo (bajista de METALLICA) sorprendió a todos con un set de canciones que fueron desde el punk más melódico hasta el doom más oscuro. Con una edad promedio de 12 años, estos cuatro pequeños de gigante futuro nos regalaron -en medio de un festival lleno de pop y música bailable- excelentes covers de “Welcome To Paradise” de Green Day, “Black Dog” de Led Zeppelin y “N.I.B” de Black Sabbath, con un Tye siempre protagonista y una banda que en general luce muy completa.

The Helmets en la tarima del Kidzapalooza

Con los temas originales de la banda sus músicos se mostraron mucho más entregados y enérgicos, y si bien no sonaron tan acoplados como en los covers, nos dejaron claro que son una banda bien heavy y sin ningún tipo de complejos, mucho menos timidez. Lástima que no tocaron en el escenario principal porque a todos los fans de METALLICA seguro les habría gustado. El dato curioso fue ver a Rob haciendo las funciones de roadie y técnico de sonido de su hijo durante el show. Cada vez que aparecía para ajustar algún botón o perilla la gente gritaba eufórica y se pusieron peor cuando notaron que a un lado del escenario, como espectador, se encontraba Lars Ulrich.

Tye Trujillo – THE HELMETS

Tras cuarenta y cinco minutos de show, THE HELMETS se despidió y fue el propio Rob quien se encargó de recoger los cables e instrumentos de su hijo, cuya banda además contó con el apoyo del propio técnico de tarima de METALLICA. De esta manera cerraba sus puertas el sector del Kidzapalooza y en el escenario principal se venia uno de los platos fuertes del rock: RANCID.

Se suponía que el show de ese viernes 31 de Marzo sería el debut de los californianos en Argentina, pero la banda ofreció un sideshow el día anterior en el Teatro Flores por lo que su aparición en el Lollapalooza, si bien seguía formando parte de esta primera visita al país, no fue su primera presentación sino la continuación de aquel primer show que hicieron con entradas agotadas en el barrio de flores, en Buenos Aires.

Para leer la reseña del show de RANCID haz click a continuación.

Alegría californiana y actitud punk: RANCID en LOLLAPALOOZA ARGENTINA 2017

Puntuales como dictaba el cronograma se despidieron los punketos y en el escenario Main 2 comenzaba el dueto THE XX, uno de los artistas más esperados por la comunidad pop y que no defraudó a ninguno de sus fans, ofreciendo lo mejor de su repertorio y sorprendiendo a quienes no los conocían. Los mas metaleros, sin embargo, permanecieron sin moverse en frente del escenario Main 1 desde que RANCID dijo adiós, y durante una hora y media estuvieron esperando pacientemente que aparecieran sus ídolos: METALLICA.

Para leer la reseña del show de METALLICA haz click a continuación:

Apaguen las luces… Con un bate. Así fue el show de METALLICA en LOLLAPALOOZA ARGENTINA 2017

Así, con miles y miles de remeras negras caminando hacia la salida y otras tantas bailando al ritmo del popular dúo electrónico THE CHAINSMOKERS, quienes cerraban el escenario main 2, le decíamos adiós al primer día del LOLLAPALOOZA Argentina 2017 y nos preparábamos psicológicamente para el -siempre complicado- camino de regreso desde el hermoso barrio de San Isidro. Cabe destacar que ésta vez hubo trenes a la hora de la salida por lo que fue mucho mas fácil llegar a capital que en años anteriores. Punto para la organización, que finalmente se preocupó por el regreso de los que no tienen auto.

DIA 2 – Sábado 01 de Abril

Jimmy Eat World – ph: Frank Hernández

Para los rockeros, el día 2 comenzó oficialmente a las 5:00 pm, con la aparición de JIMMY EAT WORLD en la tarima principal. Aunque con poca gente al inicio, el público se fue sumando conforme avanzaba su show, y es que para este momento muchos de los que tienen edad (casi treinta) para haberlos conocido en su mejor momento estaban apenas llegando al festival. A pesar de contar con un nuevo disco, la banda de Jim Adkins y Tom Linton se tomó en serio el hecho de visitar el país por primera vez y preparó un setlist cargado de temas que abarcaron toda su carrera.

El grupo ofreció un impecable espectáculo en el que cantaron sus principales éxitos, abriendo con “Bleed American” y pasando por “Pain” y “Hear You Me“. Así deleitaron a su público, que tuvo que esperar 23 años para verlos finalmente en vivo. De hecho, se disculparon y agradecieron por haberlos esperado tanto, mientras expresaban su alegría de poder estar en Argentina por primera vez. Adelante se podían escuchar a los más entregados fans corear los temas, sin embargo fue cuando sonó “Sweetness” y “The Middle” que se levantó la audiencia en pleno, quienes incluso corearon el “oe oe oe jimmy jimmy” al finalizar el show, cosa que no pasó con otras bandas más concurridas. Una hora justa de buen rock alternativo por parte de los estadounidenses que dejó a todos satisfechos.

Le Bon: “Tenemos una relación muy especial con Argentina”

A las 6:00 pm, en el escenario main 2, nos esperaba una máquina del tiempo. DURAN DURAN apareció en tarima con sus atuendos ochentosos y nos llevó en un viaje más de 30 años atrás. Clásicos y más clásicos, así fue el set de los británicos que armaron una verdadera fiesta mientras caía el sol sobre el hipódromo de San Isidro. Eso si, lo que para muchos fue una experiencia inédita, para otros fue un “revival”. No es noticia que los padres vayan al LOLLAPALOOZA con sus hijos, ya que el festival está pensado con ese fin (de ahí que exista el Kidzapalooza) pero normalmente se trata de padres jóvenes con niños pequeños, sin embargo ésta vez se podían ver padres grandes con hijos (o nietos) veinteañeros, todos disfrutando a la vez porque hubo música para todos los gustos y edades.

Hungry Like The Wolf” encendió al público en el arranque para luego relajarnos con el siempre sexy “Come Undone“, mientras que “Girls On Film“, “Ordinary World“, “Pressure Off” y “Notorius” fueron temas infaltables del show y hasta hubo tiempo para -en medio de “Planet Earth“- rendirle tributo a David Bowie con un fragmento de “Space Oddity” mientras su cara era mostrada en las pantallas del escenario.

Duran Duran

Luego de la despedida regresaron para un par de temas más, sorprendiendo con “Save A Prayer“, el cual no formó parte del set interpretado en el LOLLAPALOOZA Brasil, pero en suelo argentino fue uno de los más coreados. “Mi nombre es Bon, Simon Le Bon” dijo el legendario vocalista cuando se presentó al mejor estilo James Bond, pero no sin antes presentar a toda la banda, siendo John Taylor y Nick Rhodes los más aplaudidos. Un show cargado de nostalgia y emociones que resultó ser “para toda la familia”. Niños en hombros, jóvenes parejas y adultos mayores disfrutando por igual fue la postal de la tarde, demostrando por qué DURAN DURAN no pasa de moda y ha sido influencia de tantas bandas de pop y de rock.

Tocaba correr hasta el Main 1 para ver a los próximos rockeros en presentarse: TWO DOOR CINEMA CLUB. La banda irlandesa destacó por su sonido, ejecución y la buena vibra de su música, por algo forman parte de esa camada del indie que con guitarra, bajo y batería hacen que todo sea una fiesta. Sus fans no pararon de bailar y cantar temas como “Bad Decisions“, “Are We Ready“, “Something Good Can Work“, “Someday” o la esperada “What You Know” con la que cerraron su impecable presentación.

Two Doors Cinema Club

La audiencia, por su parte, no dejó de hacer pogos en los que lejos de empujarse con violencia parecía que estaban abrazándose unos a otros, pero no solo sus fans se involucraron en el set que preparó Alex Trimble y compañía, sino que hasta los que estaban viéndolos a la distancia se vieron incitados a mover el cuerpo al ritmo de sus muy bailables temas. Como el británico promedio, sus integrantes no fueron demasiado extrovertidos y se limitaron a hacer lo que mejor saben, cantar y tocar, sin embargo en repetidas ocasiones agradecieron en español a cada uno de los que se acercaron a verlos, que no eran pocos y con toda la razón. Fue sin duda una de las bandas que la mayoría de los más jóvenes quería ver.

MØ nos hizo recordar con su música a Lorde

Fueron muchos los que permanecieron en su lugar tras la despedida de TDCC, haciéndose un sitio para lo que venía en el escenario principal: THE STROKES. Sin embargo otros se movieron un poco a su derecha para ver en el Alternative Stage a , la chica sensación del indie pop que con su actitud irreverente sobre el escenario se ganó el corazón de propios y extraños. La danesa se pasea entre el dance y el pop, resultando atractiva para muchos (los 300 millones de reproducciones en Spotify lo certifican) pero su show coincidió con el de THE WEEKND, que se presentaba mientras tanto en el Main Stage 2 y atraía a la mayor cantidad del público pop. Una lástima, pero no es la primera vez que ocurre esto en el LOLLAPALOOZA, uno de los más notables que recuerdo fue cuando NIN coincidió en horario con New Order en 2014.

THE WEEKND, por su parte, demostró por qué es considerado el ícono pop de la nueva generación, tuvo una muy buena convocatoria y respuesta de los miles y miles que se acercaron hasta el escenario principal 2 para bailar y cantar los éxitos que le han valido tantos premios y nominaciones en el mundo de la música al estadounidense. Pero el rock estaba por retomar el control del festival y mientras se acercaba la hora pautada para el inicio de THE STROKES (10:00 pm), el escenario principal 1 se iba abarrotando más y más.

Para leer la reseña del show de THE STROKES haz click a continuación:

Golpes de rock, pinceladas de cumbia: Unos “argentinizados” THE STROKES, cerraron el LOLLAPALOOZA 2017

El LOLLAPALOOZA se ha convertido en uno de los festivales más importantes del mundo y sudamérica tiene mucha culpa de eso. No estoy siendo egocéntrico cuando lo digo ni quiero restarle mérito al público de otros países, pero si no hubiese sido por el éxito que tuvo ese experimento llamado “LOLLAPALOOZA Chile”, que luego se comprobó en Brasil y se “recontra” comprobó en Argentina, no hubiesen hoy seis países en el mundo produciendo el festival y seguiría siendo uno de los atractivos musicales de la ciudad de Chicago, nada más que eso. Todos sabemos de los altibajos que sufrió el evento cuando se realizaba únicamente en USA (y si no lo saben pueden darle una revisada en google), pero el LOLLAPALOOZA en sudamérica ha sido un éxito tras otro, al menos en ventas, con productores mejorando cada año la calidad de organización del festival y artistas cada vez más variados dentro del lineup.

Créditos ph: Violeta Abentin

Lamentablemente para los que amamos el rock, el cartel del festival es cada vez más decepcionante. Pasamos desde un LOLLAPALOOZA inaugural (en Chile) con bandas como The Killers, Jane’s Addiction, 30STM, Sublime, Deftones, 311 y más en el lineup, a un LOLLAPALOOZA 2017 en el que tan solo 4 bandas de rock no llevan la etiqueta de “indie”. El 80% de los demás artistas son pop en todo el sentido de la palabra, por mas que coqueteen con el rock en algunos momentos. Eso si, son de los mejores del pop, pero esa mayoría dentro del lineup deja muy pocos espacios para el rock que tanto amamos y que al parecer no es rentable económicamente.

Pero aunque se tiene la idea de que lo que es malo para unos es bueno para otros y se supone que los amantes del pop y la electrónica se frotan las manos cada vez que se anuncia un nuevo LOLLAPALOOZA mientras los rockeros van perdiendo el interés, la realidad es que para todo el que le guste la música, una nueva edición del festival debería ser una buena noticia. Vivimos en un mundo en el que los fanáticos del pop y la electrónica son mayoría o al menos están más dispuestos a pagar por sus artistas favoritos, por lo que apostar a ese target no es descabellado si lo que se busca es la permanencia del evento. ¿Quién sabe si en el fondo éstas bandas de géneros que tanto se critican en el mundo rockero son las que subsidian a ciertas bandas de rock que nunca vendrían de no ser en medio de un festival como éste?.

Créditos ph: Violeta Abentin

No puedo negar que sueño con que el LOLLAPALOOZA vuelva a tener headliners como los que mencionaba Lars de RANCID cuando recordaba su participación en la edición de 1996 junto a Metallica, Soundgarden, Screeming Trees, Ramones y más, pero particularmente pienso que no importa cuál sea el tipo de público que predomine ahora en el evento, ni el tipo de música que más se presente sobre los escenarios, siempre que siga habiendo espacio para todos los gustos. Lo importante es ir a disfrutar de los artistas que son del agrado de cada uno, ir a descubrir nueva música para agregar al archivo personal y entretenerse con todas las atracciones que el predio tiene para ofrecer.

¿Quien vendrá en 2018? ¿Cuantos días durará el festival? No podemos saberlo a estas alturas. Lo único seguro es que el LOLLAPALOOZA seguirá teniendo fans y asistentes dispuestos a pagar lo que haya que pagar, viajar lo que haya que viajar y esperar el tiempo que haya que esperar porque tienen la certeza de que van a ver a sus artistas favoritos en un escenario con la calidad que solo los eventos de esta magnitud pueden ofrecer. Nos vemos el año que viene.

Frank
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Productor y conductor radial. Crítico. Press Manager. Fundador de Rocktambulos
Frank on EmailFrank on FacebookFrank on GoogleFrank on InstagramFrank on LinkedinFrank on Twitter

Excepto donde se indica, todas las fotos son propiedad de LOLLAPALOOZA ARGENTINA / Todos los derechos reservados

Esto también te puede interesar:

Comentarios

Comentarios

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top