Estás aquí
Página principal > Destacada

El “mal camino” de la nostalgia: SUBLIME WITH ROME volvió a Argentina #Crónica

¿Alguna vez imaginaron lo difícil y cruel que debe haber sido para SUBLIME hacerse famosos y tener millones de nuevos fans ansiosos por verlos tocar, justo después de que ya no había posibilidad de hacerlo? Si bien cuando Bradley Nowell murió a causa de una sobredosis de heroína en 1996 ya la banda tenía cierto éxito en la movida ska-punk estadounidense, el éxito comercial de su música ocurrió de forma póstuma, por lo que ese nuevo mundo que les abrió las puertas se quedó con las ganas de escucharlos en vivo ¡Qué ironía!

Cuando se supo que los miembros restantes de la banda volverían al ruedo, la ilusión volvió a todos esos fans que se quedaron con las ganas de verlos interpretar en vivo esos temas que tanto sonaban en las radios, como “Santería”, “Wrong Way” o el #1 de todas las listas alternativas: “What I Got”. Aunque los músicos no pudieron usar el nombre original por problemas legales, la banda liderada por el bajista Eric Wilson se tomó en serio la idea de continuar ese legado y a pesar de la partida del baterista Bud Gaugh en 2011, Wilson se mantiene activo difundiendo la música de SUBLIME por el mundo en compañía del talentoso Rome Ramírez, ahora bajo el nombre SUBLIME WITH ROME. Buenos Aires los recibió por segunda vez el pasado 19 de Septiembre y junto a ellos estuvo la banda santafesina CARMINA BURANA.

Carmina Burana

A las 20 hs comenzó la fiesta ¡y vaya fiesta! CARMINA BURANA se encargó de recibir de la mejor manera a todos los que iban llegando al teatro, quienes de inmediato se veían contagiados de la buena vibra y entusiasmo que provenía del escenario. Directamente desde Santa Fe, esta orquesta de talentosos músicos que fusiona el ska más bailable con el rock más pesado, llegó para ofrecer un gran show en el que pusieron a todos a saltar y bailar con temas que iban desde el punk y el reggae hasta la cumbia gitano-balcánica.

No todos los días vemos un acordeonista con gorra de SUICIDAL TENDENCIES descargando al ritmo del punk, por lo que esta imagen ya nos daba un preámbulo de lo que podíamos esperar de CARMINA BURANA. Acoplados y seguros, los chicos de Firmat dejaron bien claro por qué tienen más de 20 años tocando, y en cada nota, cada canción y cada acción se les noto la experiencia. Podríamos decir, en resumen, que se comieron la tarima. Lamentablemente el sonido no estuvo muy bien y la voz fue la más afectada. Una especie de tierra/eco no permitió que se entendiera bien lo que cantaba el vocalista, ni siquiera cuando le hablaba al público. Pero eso no importó y la gente se dejó llevar por esta música que fusiona toda la energía y el poder  necesario para mover a las masas.

Fueron 45 minutos de acción sobre el escenario, más del común para un acto soporte, y antes de despedirse pusieron a todos a cantar y descargar con una versión de “Demolición”, el clásico del punk sudamericano. Así, rindiéndole homenaje a LOS SAICOS peruanos, se fueron los santafesinos, muy aplaudidos y ovacionados, dejando muy buena impresión y los ánimos bien arriba para recibir a los protagonistas de la noche: SUBLIME WITH ROME.

Diez minutos habían pasado desde las 21 hs cuando aparecieron en tarima Carlos Verdugo (batería), Rome Ramirez (voz y guitarra) y el legendario Eric Wilson (bajo). Ellos tres conforman esta versión moderna de aquello que alguna vez fue SUBLIME y mantienen viva esa llama que se apagó con la prematura muerte de Bradley Nowell. Los más puristas dirán que no es lo mismo, y no, obviamente estamos hablando de nuevos músicos, con nuevos temas, y sus propios estilos, pero Eric se ha asegurado que la calidad y el nivel de interpretación que hacen de los temas de Bradley sea el más alto, para que los temas suenen lo más fieles posibles a sus versiones originales.

Date Rape” marcó la apertura, con Wilson y su bajo llevándose todo el protagonismo, seguida de “Two Joints”, el himno marihuanero de THE TOYES que la banda versionó y popularizó y posteriormente el esperado “Wrong Way”. Este triplete fue más que suficiente para elevar la temperatura. Pero como nada es perfecto, la calidad del sonido jugó en contra, y esos primeros temas, tan esperados, no pudieron apreciarse de manera ideal ya que la mezcla tenía demasiado bajo y la voz era indistinguible, además, la guitarra también se perdía por momentos. Al menos media hora tuvimos que soportar estos problemas técnicos, perdiéndonos gran parte del excelente setlist con el que vienen tocando los chicos de California.

Uno de los momentos especiales llegó cuando, acompañados de un guitarrista invitado, comenzaron a tocar el archiconocido “What I Got”, uno de los últimos temas de la noche y cuyo éxito nunca pudo disfrutar su compositor. “Descansa en paz Bradley” dijo Rome en medio del tema y el recinto en pleno coreo el nombre del fallecido vocalista, quien antes de partir nos dejó ese himno de amor y paz a todos los que seguimos en este plano.

Con mucha nostalgia pudimos disfrutar de temas legendarios como “April 29, 1992 (Miami)”, “Badfish”, “Doin’ Time”, el ya mencionado “What I Got” y el infaltable “Santería”, entre otros. Pero también hubo espacio para temas originales de SUBLIME WITH ROME, como “Murdera”, “Panic”, “You Better Listen”, “Take It Or Leave It” y “Wicked Heart”.

Desde el primer minuto en que apareció la banda el público sintió una invitación obvia al descontrol, como si el espíritu de Bradley estuviera presente alentando a cada fan y por eso todo el Teatro Flores se mantuvo saltando, bailando y haciendo pogos, provocando que el invierno desapareciera y dejáramos de estar en una ciudad al sur del continente para transportarnos a una isla paradisíaca en medio del caribe, llena de gente alegre que durante una hora y media bailó al ritmo del reggae, ska y punk rock. Un dato curioso es que la última frase de la última canción (Santería) que escuchamos esa noche en la voz de Rome reza: “My soul will have to wait”. De pronto tenía razón Nowell cuando en la letra de “Santería” decía que su alma tendría que esperar hasta que pudiera regresar, porque en efecto su regreso -ahora inmortalizado en la música- no fue inmediato.

Muchos años pasaron para que Eric Wilson y Bud Gaugh se animaran a revivir ese legado y hacer felices a los millones de fans que – aunque saben que nadie podrá reemplazar a Bradley – sueñan con poder escuchar en vivo esos clásicos de la banda. Acompañados de Rome Ramírez los músicos reactivaron su vida artística y desempolvaron aquellos temas noventosos, grabando además temas originales, y aunque hoy en día solo Eric Wilson permanece como miembro original, el legendario bajista ha sabido llevar en alto la bandera que Bradley construyó, algo de lo que estamos seguros que él estaría orgulloso.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Todas las fotos fueron tomadas por Rommel Hernández para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Queremos saber qué te pareció:

Top