Estás aquí
Página principal > Destacada

Shaila: “Volvimos a ser una banda de amigos” #Entrevista

Sillas y guitarras acústicas podría no ser lo primero que uno piensa en una banda como SHAILA, sin embargo, este no es un formato extraño para la banda, una institución a la hora de mezclar fuerza con melodía. Antes que el grupo se presente el sábado 11 en Rockin’ Music Bar (Arevalo y Cabrera, C.A.B.A) hablamos con Yasser, su guitarrista, que nos cuenta como es cambiar de formato y el significado de llevar una agrupaciòn que significa tanto para la gente, 23 años después de su creación.

¿Este show te permite bucear un poco más en el repertorio?

No, al revés, limita más. Pero lo que hacemos es transformar temas como “Yo” que es 100% hardcore o “Sincrónico” que en el disco va a los palazos. O sea, lo que permite este formato es bajarle la velocidad a la versión original, cambiar la melodía, el tiempo. No es un choreo(Risas). No es que nos sentamos con las guitarras y hacemos todo igual. Hay un trabajo detras.

¿Y te paso por ahí que una versión te gusta más en este formato?

No, lo que pasa es que algunas canciones, después de tocarlas por 15 años, al encararlas de otra forma, te enamora de otra manera. A la gente por ahí no le pasa eso, le gusta la versión original, pero de todos modos se hace de una manera que a la gente también le gusta.

Este show, de alguna forma, muestra un costado mucho más musical de la banda, que es algo que me paso escuchando Contraindicado (2015).

Contradindicado es un disco que es un poco una respuesta al anterior, Nuestras Guerras (2009), con el que quisimos dar una vuelta de rosca a la banda y, tal vez, nos terminamos enroscando mucho nosotros. En Contraindicado quisimos volver un poco a las raíces, pero con 20 años de carrera. Volver a trabajos como Progresar (2000) o Mañanas (2004), más directos. Nuestras guerras era un disco que tenia de repente cuatro violas y ocho coros. Volver a lo más simple, por eso yo lo pongo al lado de Mañanas, que es mi favorito. También tiene un lenguaje más directo, no tan complejo como otros, pero con la esencia de SHAILA.

¿Crees que cuando se vuelven más complejos pierden un poco en vivo?

Si, Nuestras guerras lo tocamos una vez entero, y desde hace tres años tocamos dos temas como mucho. También porque fue un disco muy estresante para nosotros, nos exigimos mucho. La banda es como una pareja, cuando forzas algo las cosas se desgastan. A la gente le encanta, pero nosotros un poco lo “freezamos”, por todo lo que nos costó.

Si, de hecho, te iba a decir que, después de ese disco, SHAILA empezó a trabajar más esporádicamente.

Si, después de ese disco estuvimos parados unos 8 o 9 meses. También este año cumplimos 23 años, nosotros estamos todos cerca de los 40, algunos tienen familia, negocios. Hoy nos relajamos. Antes tratábamos de sacar un álbum cada dos años, tocar seguido. Hoy nos juntamos para estar entre nosotros, tomar una cerveza y ensayar para un show en especial, pero ya no hacemos nada forzado. Si nos tenemos que juntar un domingo y dejar a la familia, novias, lo que sea e ir sin ganas a ensayar, ya no lo hacemos. Antes quizá sí, el grupo venia primero y capaz había mal humor o roces.

Esta es una banda de amigos y eso es lo que también mantiene a la gente. Ya no nos volvemos locos por traer pùblico nuevo o joven, porque tenemos mucho seguidor de 30 0 40 años que nos dice “A los únicos shows que voy en el año son los dos que Shaila hace en capital”, entonces ya no forzamos nada.
Mucha gente nos preguntaba por qué no tocábamos con BAD RELIGION, cuando en otra época hubiésemos hecho lo imposible por estar ahí o con GREEN DAY. Hoy disfruto más estar abajo, con amigos, tomando una cerveza, que estando ahí arriba, con toda esa presión. SHAILA fue transformándose de vuelta en una banda de amigos en vez de una más profesional, que gira todo el tiempo, va a otros países y vive de eso. Entonces se trata de volver a las raíces en todo sentido; musical, humano.

Ustedes empezaron siendo muy chicos. ¿Te cuesta volver sobre los discos más viejos en los que no tenían tanta experiencia?

No, pasa que como te digo, por ahí nos cuesta juntarnos a sacar cosas que no solemos tocar. Antes éramos más rebuscados en ese sentido. Tratábamos de meter cosas raras, más que nada para los más fans, porque uno se pone en su lugar también. Despuès tenìas diez que estaban a full y el resto se pegaba un embole. Quizàs hiciste felices a 10 pero tenes que remontar todo un show. Hoy ya no hacemos eso, tratamos de divertirnos y darle a la gente lo que vino a buscar.

Entonces no se dejan influenciar por su público.

Hoy no, antes sí. Yo soy el que màs està en las redes, y cuando alguien decìa “Toquen tal tema” íbamos y lo hacíamos. Hoy tocamos lo que tenemos ganas de tocar y la gente lo sabe. Nosotros tenemos un público muy fiel y como creció podemos hacer algo como el cierre de la gira “Melódico not dead” tocando trasnoche, cuando 15 años atrás teníamos que hacer ese mismo show en matinees. O el recital acústico, que es con sillas. Ahora tenemos un público que le gustar estar tranqui, tomar una cerveza, charlar y ver a la banda.

SHAILA se presentará en formato acústico el sábado 11 de noviembre en Rockin Music Bar. Toda la informaciòn haciendo click en el flyer.

Facundo Llano
Colaborador en Rocktambulos
Música, comida y libros, el resto está de más.
Facundo Llano on Blogger

 

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top