Estás aquí
Página principal > OXD

“Para nosotros sería un honor ser convocados al BA Rock.” Entrevista con Walter Meza de HORCAS

Una de las máximas que deben marcarse a fuego si se pretende hacer Heavy Metal en Argentina es la perseverancia. HORCAS tiene una maestría en esta materia ya que, desde el fondo más ignoto, han llegado a codearse con figuras de la música pesada internacional mientras que sus mismos miembros no han perdido la humildad o, metafóricamente, son personas con los pies en la tierra. Hace veinte años editaron su disco Vence (1997), un clásico de excelsas composiciones que, precisamente, no todas han sido interpretadas en vivo. Hoy, con un sonido superior, el grupo se aventura en presentar el disco completo en vivo mientras que graban su próximo álbum. Para reflexionar sobre esto nos comunicamos telefónicamente con su cantante, Walter Meza, y esto fue lo que pasó:

Hola Walter, ¿cómo va?

Muy bien y muy ocupado viendo el tema del BA Rock, el mítico festival de los 70’s.

¡Vamos con la nostalgia todavia! (risas).

Noo, para nada. Lo que pasa es que se cumplen cincuenta años de Rock nacional, van a hacer el festival y capaz que estamos. Todavía es temprano, no hay grilla y se estaría confirmando después del Cosquin Rock.

Estaría bueno que participen porque significaría que Horcas es música nacional, categoría que hoy se le sigue dando a MANAL, VOX DEI y no a HORCAS.

Lo que pasa es que son nuestros padres, vos sos muy joven. En Argentina se comenzó a hacer música en castellano con influencias de la música estadounidense o europea como LED ZEPPELIN. Alguien tuvo que comenzar con eso y hay que revalorizar esa época y homenajear a nuestros antepasados.

Ya que estamos hablando de esto: El BA Rock del ’82 pasa en un momento complicado, ¿vos creés que ahora lo que se busca es recuperar todas estas raíces musicales para mostrarlas a las nuevas generaciones?

Entre los músicos que estabamos ayer reunidos había gente de LA MISSISSIPPI, LAS MANOS DE FILIPPI, ERUCA SATIVA, CARAJO y también las bandas nuevas… decíamos que hay que refundar la escena. Acá hubo gente que por negocio achicó el espectro, cambió la forma de trabajar, de convocar, de conocer bandas nuevas. Hoy en día el Rock perdió lo contestatario y su manera de ser un movimiento cultural. Por suerte todavía hay gente que tiene el sueño y la capacidad para poder hacer un llamado de atención y que el Rock recupere su esencia. A mi me parece bárbaro ya que esto nos saca de la comodidad en la que estamos. Hay que empezar a trabajar y lo bueno es que no va a haber una persona que le diga a las bandas cómo tienen que componer o sobre qué tienen que hablar. Para nosotros sería un honor ser convocados para el BA Rock.

Esto no es algo casual, ya que con Por Tu Honor (2013) HORCAS estuvo en los premios Grammy, en CM y antes no era así. Yo veo absolutamente positivo ese tipo de reconocimiento, por más que haya una visión totalmente equivocada que diga “si vos tocas acá sos del mainstream y un careta”. Yo creo que con Por Tu Honor HORCAS volvió a nacer, no sé si a ese disco vos le atribuís el mismo mérito…

No lo sé, lo que si creo es que para ese disco nosotros nos sacamos de encima la mochila de ser “la banda de Osvaldo”, “la banda de Metal argentino”. Nos habíamos puesto en unos zapatos difíciles de llenar y nosotros somos músicos nada más, no estamos atentos a las modas o a lo que pasan en la radio. HORCAS es una banda clásica con una pesada historia, nada se nos hizo fácil pero la constancia y el trabajo nos ayudaron a salir adelante. A la gente lo único que le importa son las canciones, no el puterío alrededor de una banda.

Tal cual, pero una cosa que a mi me desorientó bastante el sábado pasado en el Teatro Vorterix fue que en un momento entre canciones dijiste que “se hablan muchas boludeces” y apuntabas a alguien o a algunos en particular que tiran mierda, ¿quienes son estas personas? Nunca la veo más allá de lúmpenes marginales que comentan en YouTube.

Yo soy un tipo común, yo no puedo abstraerme de toda esa discusión del “HORCAS de antes vs HORCAS de ahora”, es como que eso siempre tapó nuestro trabajo y por momentos me pudre que todo nos cueste el doble y nos critiquen por demás. Yo acepto mi posición de ser conocido y acepto las críticas, pero que te falten el respeto es otra cosa. Si no te gusta la banda, no vengas; pero que paguen la entrada para insultar o que inunden las redes sociales con comentarios mala onda a uno le repercute. Es como si a vos te criticaran tu trabajo todo el tiempo, yo sé que no hay que darles bola, pero por momentos me dan ganas de agarrarlos a trompadas a todos, pero sé que son las reglas del juego y si uno es conocido se la tiene que bancar.

El hecho de que digan que esto no es HORCAS o que digan que estamos robando con la memoria de Osvaldo, son cosas que lastiman…

Pero Walter, ya sé que son otras comparaciones, pero imaginate a James Hetfield de METALLICA o el caso de un político, ¿tienen que darle bola a todo lo que pasa en internet?

¿Pero vos pensás que no están atentos a eso?, ¿pensás que no les afecta a los músicos? Fijate a Ricardo, a Claudio, te estoy hablando de músicos locales, a Calamaro peleándose con gente en Twitter. No hay que pensar que el músico es un ser superior y no le van a afectar las cosas mundanas, le afectan. ¿Sabés lo que pasa? Atrás mío hay un montón de familias, mi hija… leen cosas y generan un “¿por qué dicen esto?” y vos tenés que andar explicando algo que es un bajón. ¿Por qué dicen que estamos robando o que matamos a Osvaldo? HORCAS parece una banda que es “péguenle al boludo” y cualquiera puede hablar… pero siempre en las notas caemos en esto. Yo también a veces lo traigo. No nos podemos despegar, es como que a Mollo le pregunten de la muerte de Luca.

Ah, ¿pero estás hablando de lo de Osvaldo o tu reacción ante las quejas?

De la reacción… hablamos de lo que vos me dijiste, que me viste en ese momento puteando a esa gente. Lo que pasa es que a veces me paso de vuelta y es como una descarga, ¿viste?

Yo lo decía no para traer el tema a colación, sino para saber por qué pasó e identificar concretamente. A mí porque me parece una banda que creció muchísimo y no veo la necesidad de esa confrontación.

Sí… mirá, es lo que este año… ya desde Por Tu Honor intentamos despejar un montón de cosas fantasmas de nosotros, reacciones de nosotros mismos, estar un poco más enfocados en la música como banda y en el intercambio con la gente ya intentamos de separaranos, pero a veces es como que te vuelve. HORCAS está en un crecimiento constante, encontramos una senda, un lugar…

Encontraron un mánager me parece (risas)

Encontramos a un mánager, nos encontramos a nosotros mismos, eso es lo importante, el tener ganas de hacer cosas, también influenciados por Mariano (Martin), el baterista que está tocando ahora con nosotros, que es sangre nueva y trajo una ambición y un hambre de gloria que suma mucho.

No le den bola a los comentarios negativos…

No, pero los leés… si vos escribís una nota y hay críticas las leés, después adentro tuyo pasan un montón de situaciones, pero tampoco es como cerrarse y que diga “ah, listo, porque leo las críticas no voy a hacer nada, no voy a crear nada”. No. Esto te tiene que motivar a ponerte más fuerte, eso es lo que nos pasó a nosotros. Si nosotros hubiésemos dejado de tocar solamente porque leíamos las agresiones no hubiésemos tocado ni hubiésemos durado tanto tiempo, pero con HORCAS es como que se le da mucho valor a eso, están constantemente en eso porque saben que con eso venden. 

Cuando debutaron con Mariano en Flores, ¿no sentiste un poco de alivio cuando verificaste que la maquinaria estaba funcionando en vivo?

¿Y qué te parece…? Los miedos… y que haya mucha gente que tenga miedo a los cambios, como también podemos tenerlos nosotros. ¿Tendrá Mariano la personalidad suficiente como para aguantar la presion? Porque así como yo te estoy diciendo hay presión, hay gente que dice que no toca nada, boludeces… la gente en estos momentos se toma atribuciones de juez y determina qué está bien o qué está mal en la vida. También un orgullo por ponernos bien nosotros, sentir que pudimos bancar una parada bien difícil y después sentir el alivio de que HORCAS podía seguir creciendo. Somos gente grande, no te olvides, yo ya tengo cincuenta, estamos en la última recta de nuestra carrera y sé que ahora HORCAS va a estar en los primeros lugares.

Igual para los sesenta se viene el HORCAS acústico como ya lo estuvieron presentando…

(Risas) Ya está el HORCAS acústico, es ahora. Nos vamos preparando, cada uno va cuidando sus falencias, sus debilidades. Cada uno se tiene que poner fuerte, hay que bancar una gira con Mariano, con nosotros que estamos más exigentes, la gente está mucho más exigente. Eso en respuesta a tu pregunta, pero lo que viene este año es el aniversario número veinte de Vence (1997)

Justo iba para ahí…

Y… vienen los veinte años. Yo entré en el ’97 y al toque grabé este disco que estaba compuesto totalmente por Hugo Benitez y Christian Bertoncelli; hace cinco años que los pibes no grababan un disco y este año nos vamos a tomar el gusto de que muchas canciones que no fueron tocadas en vivo. “La Venganza”, “Resistirse a Complacer”, “Mentes Perversas”, hubo canciones que nunca se tocaron en vivo y este año vamos a hacer una mención especial a estos veinte años y vamos a tocar todo el disco completo.

Creo que es muy importante diferenciar algo; en los últimos años con documentales, libros, etc., se idealizaron a los 90’s y la realidad es que, no por no haberlo vivido sino por una mera operación lógica, uno puede darse cuenta que en los 90’s se sonaba mucho peor que ahora, y ahora ustedes con un sonido superior van a hacer Vence; es lo que tácitamente quisiste decir en Vorterix.

Sí, entendiste el concepto. Y no hay que desaprovecharlo, porque la voz, si bien no canto como antes, la trabajo porque es bastante esfuerzo para que la gente no vea el deterioro del físico pero es un discazo para tocar en vivo. “Tierra de Libertad”, “Resistencia”, “Garras”, “Tormentoso Sufrir”, “Sangre Fría”, “Gritos en tu Interior”. Se va a venir una gira que es muy querida para HORCAS y para el público.

También lo que pensaba es que uno da un show superior, con temas nuevos y…

HORCAS también está tocando dos horas, es un montón. Claro, en Vorterix fueron dos horas y el lugar es cómodo; pero imaginate en una gira con temas nuevos que los vamos a ir presentando. Hicimos una pre-producción de cuatro temas, los vamos a ir lanzando por nuestras redes sociales de a un tema y vamos a ir tocándolas en vivo. Estuvimos haciendo “Real o Irreal” pero tenemos un par más que los vamos a mezclar y subir a la página. Hay canciones tocadas por Mariano y otras tocadas por Guillermo (de Luca) que suenan totalmente diferente, no te digo en la estructura, suenan diferente por el audio, por la forma de tocarla. Hay canciones de Demencial (2004) que nunca hicimos, de Reviviendo Huestes (2008), también hay canciones de Por Tu Honor (2013) que no hicimos, lo mismo de Oíd Mortales… (1992) y Reinará la Tempestad (1990) que queremos hacer. Bueno, ahora estamos enfocados en el Cosquín que vamos a tocar casi todo el setlist con ocho canciones de Vence.

Transmitan ese show (risas)

Sí, más vale, algo vamos a hacer seguro. Tenemos la suerte de ser una banda grande, de muchos años, y que tenemos material por eso es que podemos permitirnos esto y darnos tiempo para fin de año terminar el disco nuevo y el año que viene arrancar tocando todo este disco.

¿Y por qué se llegó a cuatro – o cinco años si es que va a ser en 2018 – para lanzar un nuevo disco?, ¿qué impedimentos hubo?

Trabajo, yo pienso que está bueno, es un trabajo, tampoco nunca nos dejamos mucho tiempo sin disco. Lo que pasa es que tenemos la suerte de estar vigentes, de girar por todo el país y Latinoamérica, y cuando vos tenés que componer un disco realmente tenés que parar porque sino te distraés. Una cosa es escribir letras cuando viajás y vas viendo realidades, y otra cosa es sentarse y componer, que se junten cuatro personas y compongan, den ideas, y realmente estamos abocados a tocar el disco Vence. Pero lo que pasa es que ahora empezamos a girar, nos vamos jueves, sábado y domingo, volvés el lunes y ensayamos el martes, no tenemos el tiempo. Seguramente a mitad de año pararemos un mes y ahí terminaremos el disco, empezaremos a tocarlo, sentirlo, cambiarlo, tocarlo en vivo, pre-producción y estarán las doce o trece canciones que elegimos; entramos al estudio con el productor y la compañía que sacará el disco. Ese es el proceso que HORCAS tiene la suerte de hacer.

Siendo HORCAS una banda tan grande, ¿no se les ocurrió dos o tres Vorterix haciendo los primeros tres discos? Sería un homenaje a esos álbumes pero con el sonido actual. Sé que hay impedimentos como el alquiler del local…

Sí, se nos ocurrió, pero hacer un Vorterix no es barato y realmente la convocatoria del Metal no está siendo la óptima. Sí, tenemos ideas de hacer cosas pero los costos… también hay mucha oferta nacional e internacional. Nosotros por ser una banda que toca constantemente estamos bien, pero siempre falta.

¿Cómo sigue la grilla del Horcasfest?

Vamos a tratar de hacerlo pero cambió el concepto, en el sentido de hacer un espectáculo con bandas que nosotros creemos que están haciendo las cosas bien, que se toman en serio el tocar y buscan una superación en su producción, que tienen un disco bien grabado, pero elegimos bandas de muchos años -MALICIA tiene más de veinte años- entonces es algo medio raro. Pero con este concepto es elegir a que la banda tenga un porcentaje de las entradas vendidas, no es que va a venir un productor y va a decir “me tenés que dar la plata de cien entradas” y vos tocás ahí y no te dan ni para el pancho y la Coca. Pero nosotros les dimos un lugar, un backline, un respeto, luces, sonido y también jugar con que la gente quiera descubrir bandas. Y también la gente se tiene que educar, ¿viste? Me gustaría que la gente esté desde el comienzo que es a las seis de la tarde.

Claro, pero vos sabés que el ritual del Heavy Metal es el alcohol, tal vez se buscaba hacer la previa afuera porque adentro era muy caro…

Pero hay que cambiar ciertas cosas. Nosotros tratamos de hacer toda una organización y… tenemos que volver a los clubes y para volver ahí tenemos que tener las habilitaciones de los lugares. Está todo muy trabado, acá en este país no se le está dando espacio a la cultura… interesa otro estilo de música. Estamos tratando de romper una barrera que es muy difícil, no te olvides que nosotros somos una banda nomás. Tenemos gente, tenemos ganas de hacerlo y por suerte tenemos Vorterix, lo hicimos en un lugar recontra digno con buenas luces, buen sonido pero tampoco inventamos nada, le pusimos Horcasfest como para darle un sello y una representación; pero lo podríamos haber hecho en un club del interior y hubiese pasado desapercibido, “una fecha más de HORCAS”. Fue la primera, para la segunda vamos a elegir otra tanda de bandas que una vez que ya lo vieron y quieren participar, hay más de ochenta bandas que quieren hacerlo. Nosotros lo que queremos hacer es mejorar, tomarnos el trabajo de escuchar, conocerlo y meterles en la cabeza que no son carne picada que van a tocar y se van así porque sí.

En un momento de “Argentina, Tus Hijos” ustedes lo filmaron en 360°. ¿Cuándo se va a poder ver eso?

Eso es algo que se innovó con nosotros, una gente de una empresa se ofreció a grabarnos unas canciones para tener de archivo y ahora se va a mezclar el audio y nos lo darán para sacarlo en nuestra página o en su plataforma

Una última cosa… esto ya lo hacían en el 2014 y en otros momentos, pero cuando presenten Vence, ¿se les ocurre terminar el show con “El Cetorca” grabado de fondo?

La vamos a tocar en vivo, vamos a hacer todo el disco; claro que no va a estar la voz de Osvaldo, pero algo vamos a hacer. Para nosotros este disco es muy emotivo porque fue mi comienzo discográfico, cambió un poquito la visión sobre HORCAS en ese momento. El álbum nos permitió revivir, estábamos completamente aplastados, a punto de morir, de separarse y con Vence, de la mano de Mario Altamirano (ingeniero y productor), grabado en Panda, con un audio recontra digno que en su momento fue un disco votado por las encuestas de Tiempos Violentos, Madhouse y todo eso. Así que me pone muy orgulloso cumplir veinte años, por eso hay que disfrutar cada momento, no quedarse en el “ah, no toca Osvaldo”… disfrutarlo porque somos nostálgicos y esa época estuvo buena.

Igual… te vi que en Vorterix haciendo “Esperanza” con Gabriel Lis (n. del editor: ex-guitarrista de la banda) dejaste de cantar porque te emocionaste.

Porque verlo a Gabi tocar… yo no me olvido de nada, pero soy memorioso de los sentimientos. Me acuerdo de Gab, es un ex HORCAS que dejó el resentimiento de lado y las culpas, aceptó sus falencias y él fue quien aceptó dar un paso al costado cuando no pudo darle más al grupo. Me emocionó verlo feliz, recordar épocas y que el Teatro cante de la forma en que lo hizo; “Esperanza” es eso, es salir del fondo del mar y tener esperanzas de hacer algo porque no todo está perdido.

 

[sexy_author_bio]

Esto también te puede interesar:

Comentarios

Comentarios

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top