Estás aquí
Página principal > Destacada

Flashback: JOE LYNN TURNER y TEMPLE unieron fuerzas para revivir el buen rock

¡Momento de celebración! Argentina atraviesa una situación muy difícil, el ánimo social no es el mejor, y ciertos medios de comunicación hacen llamados de austeridad económica privando la recreación en “actividades culturales”. Una de estas actividades era TEMPLE y JOE LYNN TURNER. La industria musical local debe sobrevivir, por eso, siempre hay estrategias para no ser doblegado en circunstancias tan adversas como la nombrada anteriormente. Una clave para tener en cuenta es la enorme e intensa comunidad de seguidores de Rata Blanca que hay en Argentina: lejos de centrarse en la banda en sí, le dan mucha importancia a los proyectos de los miembros del grupo. Clave dos: la cultura del Hard Rock o Metal de la década de los 80’s, nostálgica por esencia, es fiel ante la llegada de bastiones del género cuando se presentan en el país. Entonces, ¿qué puede pasar si se anuncia un show de TEMPLE junto a JOE LYNN TURNER en Buenos Aires? ¡Es un éxito! O… ¿no?

Luego de esa introducción casi amarillista, es mejor ir directo a los acontecimientos que, como cualquier habitué de este tipo de shows intuirá, presentaba un flujo de gente en las afueras del Teatro Vorterix que nucleaban a la vieja escuela con un “público familiar”. Diversión sana y una noche para pasar en familia. Dentro del recinto, más precisamente en los balcones, había una enorme cantidad de invitados y tres o cuatro cámaras profesionales ubicando la vara, sin tapujos, con altísimas expectativas. Esto tampoco es así: es sabido que no importa cómo salga el show, tal filmación que conjugue a dos símbolos como WALTER GIARDINO y JOE LYNN TURNER tiene rotación garantizada. Aun así, resulta un escenario lindo para la vista. El mismo análisis se aplica para la descomunal cantidad de fotógrafos. El público estaba ansioso por ver a los artistas en escena , los fotógrafos se agolpaban y en Vorterix no cabía un alfiler.

TEMPLE sale al escenario con “Cacería” para el desenfreno total que se basó en dos cosas: saltos con canto de por medio y hombres y mujeres con ojos perdidos ante Javier Barrozo (voz) y Walter Giardino (no hace falta aclarar), como si se trataran de dos seres alados, cortesía de las luces blancas que producían este efecto. Pasan “Héroe de la Eternidad” y “Azul y Negro”, y mientras los rostros eran de felicidad, por mi parte agradecí no quedarme sordo en varios momentos en los que el bajo por poco no explotaba. Los instrumentos se perdían en la mezcla, se acomodaban y se volvían a perder… aunque para el final con “Alquimia” todo parecía haberse estabilizado.

¡Que se enciendan las luces para la llegada de JOE LYNN TURNER con “Spotlight Kid”!… sí, sé que el juego de palabras no es el mejor pero me entusiasmé cuando noté que la voz de Turner era más clara que la de Barrozo. Aunque sospecho que fue una ilusión porque el denominador común para todo el show fue: bajo excesivamente alto, la voz muy atrás en la mezcla y falta de nitidez entre guitarra y teclados. Pero… al mal tiempo buena cara, porque JOE LYNN TURNER tiene una soltura escénica que podría hacer revivir a un show de Mili Vanilli, por eso pudo hacer lo que quiso con el público, en especial en “Perfect Strangers” y “I Surrender”. Después de una mutilada versión de “Man On The Silver Mountain” -¿por qué usar doble bombo ahí? -, y con el tiempo justo, la banda sale para los bises y levanta la presentación con “Rising Force” de Malmsteen”, golpea de nuevo con “Long Live Rock and Roll” y cierra en el éxtasis con “Burn”. Resultado: se van victoriosos y continúan la gira por el país y el resto del continente.

Efectivamente, se puede solventar una visita internacional si el estudio de mercado es correcto. El mal sonido tal vez sea anecdótico debido a que la gira de JOE LYNN TURNER junto a TEMPLE en Argentina es lo suficientemente extensa para que Vorterix quede como “el primer show”, ese en el cual se permiten ciertos traspiés. Para lo que significan estos dos emblemas con el público local, el show en sí termina siendo otro capítulo para la intensa relación que guardan con el seguidor, aunque es más que claro que el beneficiado siempre será el artista. Comprendiendo eso, y sabiendo que JOE LYNN TURNER es adoptado como local en Argentina, la próxima será mejor. Incluso siendo un show más, será para bien, siempre y cuando haya un respaldo de presentaciones venideras que permitan que este primer show no sea recordado como un traspié técnico, sino como otro capítulo en esta historia ya conocida.

Facundo Guadagno
Redactor en Rocktambulos
Estudiante de Antropología, escéptico, músico y crítico.
Facundo Guadagno on FacebookFacundo Guadagno on Myspace

TEMPLE

JOE LYNN TURNER y WALTER GIARDINO

Todas las fotos fueron tomas por Diana Clemente para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top