Estás aquí
Página principal > Destacada

We Fear Nothing: LACUNA COIL mostró su poder y Buenos Aires deliró de amor

Con más de 20 años de haberse formado y a casi 20 de su primer disco, LACUNA COIL es una de esas bandas que se ha mantenido en forma y activa desde sus inicios, a pesar de las adversidades que desde el comienzo han sufrido (tres de sus primeros integrantes abandonaron la banda cuando acababan de lanzar el primer EP). Han sido distintas etapas musicales las que ha experimentado la banda italiana, comenzando como un grupo de metal gótico y evolucionando a otros géneros más alternativos sin descuidar nunca su lado oscuro.

Tras la partida de tres de sus miembros de toda la vida (el baterista Cristiano “Criz” Mozzati y los guitarristas Cristiano “Pizza” y Marco “Maus” Biazzi), todo parecía el fin de la banda, sin embargo Cristina, Coti y Andrea se armaron con excelentes músicos y le dieron vida a un nuevo álbum, Delirium, el primero que graban sin los tres desertores y que los trae de vuelta al mundo del metal, luego de haber probado las mieles de la música mainstream.

La banda liderada por Cristina Scabbia es de las que siempre encontrarás opiniones polarizadas, algunos los aman e idolatran mientras otros los catalogan de comerciales y aburridos, y dentro de quienes los aman, encontrarás a quienes prefieren su etapa clásica de metal gótico y quienes los prefieren haciendo rock alternativo. Sea como sea, son una banda que da de qué hablar y su popularidad les ha permitido llegar a muchisima gente alrededor del mundo. Ellos están concientes de eso y aprovechan ese poder de convocatoria para llevar un mensaje positivo, no solo con sus canciones sino en cada show.

El pasado 12 de Marzo Buenos Aires volvió a recibirlos, esta vez en groove, y con un poderoso show de hora y media la banda nos recordó por qué tiene tantos fanáticos en todo el mundo, mientras que el público les demostró por qué Argentina es una plaza fija en cualquier gira mundial.

Diana, vocalista de JEMMA

Todo comenzó con SLANIA, la primera banda de esta cita en la que todas las bandas tendrían líderes femeninas. Llegamos y su show ya estaba por terminar, por lo que no pudimos apreciar tanto como hubiesemos querido, pero lo poco que vi bastó para notar que el talento está presente en esta agrupación de metal sinfónico. Sus cinco integrantes tuvieron que encarar un escaso público que, en su mayoría estaba pendiente de otra cosa, pero al igual que ocurrió con JEMMA, la banda que le siguió en el orden, le dejaron claro al público que hay buenas bandas emergentes dentro de este género tan particular, un género que ya no podemos llamar “metal gótico” porque tiene influencia de muchas cosas. Los aplausos de la mayoría de los presentes fueron la prueba de que hicieron un buen trabajo.

La banda platense JEMMA fue un caso muy particular porque más que gótico, como uno esperaría en este tipo de shows, hace un estilo muy progresivo que se fusiona con el post rock y el djent, utilizando una buena mezcla de virtuosismo musical con la melódica voz limpia de Diana Mottura. Los chicos de La Plata tuvieron los típicos problemas de sonido que tienen las bandas soporte y esto generó que su vocalista errara varias de las notas, en algo que más que una desafinación parecía consecuencia de no escucharse a si misma en tarima. Una vez más el audio y la mezcla con la que cuentan los teloneros es tarea pendiente. De cualquier manera, los cinco integrantes de la banda nos ofrecieron buen metal y hacia el final del show la gente se animo más a aplaudir. Un par de versiones entre las que se incluyó “Nocturne” de TESSERACT, les sirvieron para levantar un poco a los asistentes y así dejaron claras sus influencias.

Carla, vocalista de NEREA

NEREA, la tercera banda de la noche, llegó para marcar la diferencia entre los soportes y mostrarnos lo que es una banda de músicos con experiencia. Con un estilo técnico que daba tintes progresivos y groove, la banda calentó el ambiente con su agresiva e imponente escena. Las voces guturales se fusionaban con voces limpias, todas cortesía de la vocalista Carla Piñeiro, al mejor estilo de Alissa White-Gluz. Vestida de cuero y con poses que iban de la agresividad a la sexalidad, la vocalista se adueñó del escenario mientras los músicos hacían un excelente trabajo (uno de ellos, el baterista, invitado de última hora ya que acaban de perder el suyo, según lo que la propia banda aclaró). El sonido del local mejoró muchísimo con NEREA, al igual que la iluminación, sin embargo no escaparon de tener algunos inconvenientes con sus retornos. El público para este momento ya casi llenaba el local, así que la mayoría pudo disfrutar del poder de esta novel agrupación que dejó todo listo para lo más esperado.

A las 22 en punto se apagaron las luces y comenzaron a aparecer, uno a uno, los integrantes de LACUNA COIL en el escenario mientras sus ruidosos fans hacían su trabajo. Humo leve, luces tenues y sonidos que se mezclaban con los gritos de la audiencia nos confirmaban que ya estaban aquí, entre nosotros, aunque sobre la tarima solo parecieran sombras. Para cuando comenzó a sonar “Ultima Ratio” ya veíamos a los cinco integrantes, con sus atuendos blancos y caras pintadas como recién escapados del manicomio, saltando y agitando a su público, dispuestos a desatar toda su locura y contagiarnos con ella. “Spellbound”, “Die & Rise” y “Kill The Light” fueron los temas con los que se encargaron  de dar continuidad a su enérgico arranque, y hasta aquí todos fueron de diferentes discos: Delirium, Shallow Life, Broken Crown Halo y Dark Adrenaline respectivamente. El show prometía un repaso de toda la carrera de la banda y así fue, a pesar de que al final fueron los tracks de su más reciente obra, Delirium, los que prevalecieron en el setlist.

Cristina Scabbia

Distinto a lo que ocurrió con las bandas soporte, el sonido de LACUNA COIL fue impecable desde el inicio, permitiendo a todos los presentes disfrutar a pleno de la calidad vocal de Cristina Scabbia y Andrea Ferro, pero también de cada uno de los instrumentos que impecablemente ejecutaban Marco Coti Zelati (Bajo), Ryan Folden (batería) y Diego Caballoti (guitarra). Fueron varios los momentos en los que una simpática y consejera Cristina se dirigió a su público para contar alguna historia o dar algún consejo de vida, dejando claro que no solo vive un gran momento a nivel vocal y artístico en general, sino también a nivel personal y aprovecha toda oportunidad para difundir sus aprendizajes a lo largo del camino.

“Victims”, “My Demons” y “Trip The Darkness” fueron solo algunas de las canciones que levantaron al público en esta primera mitad del recital, en la que el público armó pogos, saltó, cantó, gritó y lloró, entre otras cosas. El nivel enérgico y anímico de cada uno de los miembros de la banda se evidenció durante todo el show, Ryan no podía haber golpeado más fuerte los tambores, Coti y Diego no pararon de hacer headbangin’ y Andrea no paraba de ir de un lado a otro mientras Cristina, que también saltaba y se movía de un lado a otro, se mantenía en su papel de “loca” recién escapada del sanatorio mental.  Sus trajes sucios y ensangrentados le daban ese aspecto tenebroso perfecto para la ocasión.

Andrea Ferro

Antes de “Senzafine” preguntaron si podían cantar algo en su idioma natal, el italiano, obteniendo una evidente respuesta positiva y masiva, todos sabían de qué tema estaban hablando, pero las emociones retro continuaron con el clásico “Swamped”. ¿Cuántos fans de la vieja escuela se encuentran presentes esta noche? Preguntó Cristina antes de interpretar el tema y no fueron pocos los que respondieron. Acto seguido volvieron al presente con otro tema del nuevo álbum, pero no cualquier tema, sino uno muy especial para ellos: “Downfall”. Antes de tocarlo, Cristina aseguró haber sido un honor que el solo de guitarra de dicho tema fuera grabado por Myles Kennedy (Alter Bridge, Slash), quien además de ser un gran vocalista es un gran guitarrista en palabras de Scabbia. “Este es un tema que trata sobre esos momentos de la vida donde todo va mal, porque no todo en la vida es hermoso” dijo Cristina en la introducción de “Downfall” y agregó “uno gasta tanto esfuerzo y tiempo tratando de resolver las cosas cuando en realidad lo único que debe hacer es sentarse y esperar que pase la tormenta, solo mirar como las cosas se resuelven solas”.

Marco Coti Zelati

Posteriormente sería el turno de “Our Truth”, retomando los clásicos y generando uno de los momentos más especiales de la noche para los fanáticos más antiguos. El público no paró de saltar y cantar al ritmo de la canción, de principio a fin, de hecho, la propia banda se mantuvo saltando a la par de sus fans cada vez que pudo. El conocido “Enjoy the Silence”, cover que hace la banda del tema de DEPECHE MODE y que se convirtió en una de las canciones más populares de la agrupación, no podía faltar. El público se encargó de cantar cada línea del tema y aprovechar para descansar un poco de tanto agite con este emotivo clásico. “Es irónico que les pida que canten fuerte una canción que se llama ‘disfruta el silencio’” dijo Cristina antes de interpretar el cover, para el que pidió a todos que la acompañaran.

Se acercaba el final del show, y era momento del primer encore. “Nothing Stands In Our Way” fue el tema encargado de cerrar este primer bloque de canciones y Cristina se encargó de convertir el momento en una sesión de life coaching. Se dirigió en inglés a sus seguidores antes de interpretar la canción y dijo:

“Esta canción es de una época en la que pasamos por momentos duros, fue una buena época pero tuvo sus pruebas difíciles y aprendimos que todo se puede lograr si trabajas duro y no tienes miedo de intentarlo. No dejen nunca de intentarlo y recuerden: Nosotros no le tememos a nada. Vamos, repitan todos conmigo: Nosotros no le tememos a nada”

Esa sería la traducción de sus palabras antes de “Nothing Stands In Our Way“, tema cuya frase principal reza exactamente así, “no le tememos a nada (we fear nothing)” y con esto cerraron el set para irse tras bastidores en una falsa despedida.

Delirium”, tema que da nombre al excelente disco que publicó la banda el año pasado, fue el que marcó el regreso de los músicos al escenario, con Cristina luciendo una remera diferente en la que se podía leer “leave me alone” repetidas veces. Este sería seguido de otro súper clásico que levantó a todos de nuevo: “Heaven’s A Lie”, el imperecedero tema del disco Comalies.

Los agradecimientos sinceros de parte de Cristina, Andrea y cada uno de los integrantes, un público que coreaba los nombres de varios de ellos y banderas argentinas sobre el escenario nos indicaban que ahora sí todo llegaba a su fin, siendo “The House Of Shame” el último tema antes de volver a desaparecer tras las cortinas.

Sin embargo no todo estaba acabado, para sorpresa de muchos la banda volvió una tercera vez para regalarnos una canción más y esta vez Cristina y Andrea lucían remeras de la selección argentina de futbol con sus nombres detrás. “Quisimos vestir algo cool y salir a tocarles un tema más, así que decidimos ponernos esto” dijo la vocalista mientras que Andrea le pedía al público que hicieran un Wall of Death con este último tema. El enérgico “Zombies” fue el encargado de cerrar la noche, generando el pogo inmediato (luego del Wall of Death) y permitiéndole a los fans liberar las energías remanentes tras una hora y media de show por parte de los italianos.

La foto respectiva con el público, el lanzamiento de púas, baquetas y setlists de regalo y las caras sonrientes sobre el escenario fueron la postal de esta despedida. Cristina, Andrea, Coti y compañía nos dejaron claro que no importa lo que pase, nada los detiene.

Como dice su famosa canción, nos gritaron en la cara que: “nada se interpone en nuestro camino” y con su desborde de energía y entrega nos dejaron la sensación de que hay LACUNA COIL para rato, dato importante luego de esa reciente ruptura que sufrió la agrupación. ¿Volverán? ¡Seguro que si! Latinoamérica los ama y ellos lo saben.

Frank
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Productor y conductor radial. Crítico. Press Manager. Fundador de Rocktambulos
Frank on EmailFrank on FacebookFrank on GoogleFrank on InstagramFrank on LinkedinFrank on Twitter

Lacuna Coil Setlist Groove, Buenos Aires, Argentina 2017, Delirium

Esto también te puede interesar:

Comentarios

Comentarios

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top