Estás aquí
Página principal > Destacada

…Firme fue el camino que marque: LÖRIHEN despidió a Julián Barrett por todo lo alto

“Yo para estas fechas soy bastante boludo, porque me emociono”, fueron las primeras palabras de Emiliano Obregón durante la noche en la que LÖRIHEN despidió a su guitarrista Julián Barrett. Las despedidas sinceras siempre son tristes, pero cuando hay música de por medio se convierten fácilmente en una fiesta y el pasado 1 de Diciembre no fue la excepción.

Tras 17 años tocando juntos, LÖRIHEN se separó de uno de sus integrantes más emblemáticos, quien es también guitarrista de ASSPERA y TARJA, entre otros. La ruptura se dio en los mejores términos del mundo y Julián, a quien el tiempo ya no le alcanza para tocar en tantas bandas, confesó estar tranquilo porque ahora tiene “un quilombo menos” y podrá dedicarle más tiempo a su familia. Con motivo de despedirlo como se lo merece, la banda de power metal liderada por Obregón se presentó el pasado viernes en The Roxy Live de Buenos Aires, en lo que fue, además, su último show del año tras meses de giras por todo el país.

El local abarrotado fue el primer indicio de que sería una gran noche, y a pocos minutos de las nueve comenzó “Bajo La Cruz”, tema que daría inicio al show. Lucas Gerardo, de voz impecable y con toda la buena onda que lo caracteriza, no dejó de conversar con su público y animarlos a cantar con la banda. Vale la pena mencionar la anécdota de que en su primera interacción lució confundido al decir “Vorterix” en lugar de “Roxy” y al final amenazó a Barrett con “Ay como te vea formando otra banda…”, todo en el mayor ambiente familiar posible.

El homenajeado tomó el micrófono en varias ocasiones para agredecer -a quienes fueron a despedirlo- por tanto apoyo todo este tiempo, y dijo: “Yo prometí que ibamos a tocar “Guerra Santa” y comprometo a mis amigos a tocarla ahora mismo”. Esa fue la ocasión ideal para que apareciera uno de los invitados de la noche: Javi Barroso, primer vocalista de la banda.

Como ya nos tienen acostumbrados en sus shows, los invitados de LÖRIHEN no podían dejar de destacar en esta noche especial, es por eso que Javi los acompañó en seis de los 17 temas que sonaron esa noche, además de participar también en el popurrí donde rindieron tributo -de forma impecable- a METALLICA, MEGADETH y AC/DC, encendiendo a toda la audiencia.

Andrés blanco (el sexto LÖRIHEN) se les unió en el teclado en un par de ocasiones. Primero lo hizo para tocar “Cuando tus Brazos Caen”, y hacia la mitad del show los acompañó en un set acústico conformado por “El Secreto más Perverso” y “Solo tus Ojos”. Estos últimos fueron interpretados únicamente por Emiliano y Lucas, en un formato similar al que presentaron en el Luna Park cuando se encargaron de abrir el show de los alemanes HELLOWEEN.

“El proximo invitado ya es parte de la banda”, dijo Lucas antes de que entrara Ezequiel Catalano (WITCHOUR) al escenario para tocar “Aun Sigo Latiendo” y “Muro del Silencio”. Más adelante, el talentoso guitarrista que tendrá la difícil labor de reemplazar a Julián, volvió a la tarima para el estreno de “Cenizas del Dolor”, una canción que habla de la violencia de género y formará parte del próximo trabajo de la banda, esperado para 2018. El público recibió muy bien el tema, con Gerardo gritando “Ni una Menos” al final. A partir de allí, Catalano permaneció en tarima hasta el final, ofreciéndonos -por una noche- una banda de tres guitarristas.

La del 1 de Diciembre no fue una noche más para LÖRIHEN, fue un show donde se le rindió tributo al disco más importante de la banda (Bajo La Cruz), se estrenó una canción del próximo disco, se cerró un año muy productivo para ellos y se le dijo adiós a uno de los guitarristas más importantes que tiene la escena metalera actual en Argentina. Pero además, hubo tiempo para tocar en acústico, para versionar clásicos del metal, para invitar antiguos y nuevos integrantes, para dar clases de cómo lanzar una púa de guitarra y hasta para “pelearse” con el sonidista en mitad del show.

Fue una noche íntima, entre fans, amigos y familiares, donde hasta los errores “eran permisibles”, tal como lo dijo Emiliano, y que sin duda va a quedar para el recuerdo de todos los que estuvieron, no solo por haber sido un gran show, sino porque en medio de toda esa emotividad, hoy más que nunca se sintió que sobre el escenario se encontraba -más que una banda- una familia.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos

Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.

Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos


Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Todas las fotos fueron tomadas por Carlos Daly para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top