Estás aquí
Página principal > Destacada

Un Monstruo Famoso en Quito: Crónica del show de MICHALE GRAVES en Ecuador

Desde su anuncio oficial en enero, fue indudable que la productora Del Trueno -encargada de traer al ícono del horror punk a Ecuador- tenía mucho trabajo, comenzando con cambios en su fecha y localización original y el reto de buscarle músicos locales a la altura; alegremente con esfuerzo y mucha cooperación en lo que parece ser una productora donde trabajan entre amigos, llenaron las expectativas de los quiteños que desde hace mucho no tenían una figura del punk rock de este calibre en casa. Esta afirmación contrasta con la actitud de Graves en persona, ya que es un hombre sencillo que se toma fotos de la mejor manera con quien le pida una, le hace conversación y muy educadamente agradece, asegurando que es un placer conocer fans. Esta sencillez la demuestra también cuando rápidamente y sin preámbulos hace prueba de sonido frente a todos, quitando el estigma de rockstar que esconde hasta su momento estelar, dejando a varios de los asistentes sorprendidos de escuchar su voz y verlo a penas al entrar.

Aproximadamente a las seis de la tarde, luego del soundcheck y múltiples arreglos al recinto, anuncian para empezar a los que parecen los mas jóvenes del cartel, DR. FRANKENSTEIN, chicos que ciertamente encajan con el aspecto visual del horror punk y la temática en sus canciones, entre las cuales destacan “Hell Avenue” y “Suicide Silence”. Con una indumentaria muy MISFITS de los noventas pero con influencias musicales más hacia la era Danzig invitan a poguear a los asistentes mientras uno de los miembros, orgullosamente, tiene un adorable momento familiar en escena con su padre; un corto set para una banda joven. Los DR. FRANKENSTEIN  posaron para las fotos y cedieron el espacio a los veteranos ANTIPATIKOS, quienes no deben pensársela mucho con elaborados looks ni trabajar en su actitud rock n’ rollera, pues están en esta banda desde 1998, cosa que el publico ecuatoriano supo reconocer empezando -oficialmente- esta fiesta del rock. La gente se veía ya animada, bailando y pogueando en el espacio que se pudo habilitar para dicho fin en la sala de eventos, mientras “Vaso de Alcohol”, “Sombras” e “Hipócrita Existencia” eran coreadas con agrado e incluso anunciaron una nueva canción, “Degollaremos tu alma“, con excelente recibimiento por parte de los asistentes.

Siguiendo el buen feeling de los ANTIPATIKOS salieron a escena los rock n’ rolleros LOU REY, quienes no pueden negar su afición por el rockabilly tradicional y pusieron a bailar a la gente con un corto set en el que te sientes en el contexto de los años cincuenta, guitarras muy a lo REBEL CATS y voz estilo Elvis para seguir entreteniendo al público, que respondió a la poco habitual propuesta de la banda para esta audiencia horror punk.

Para finalizar los actos de apertura estaban los cuencanos SANTAMUERTE, quienes son bastante temáticos con su presencia en escenario, desde la estatuilla de la Santa Muerte hasta la apariencia de cada músico. Tienen el específico look de una banda que hace uso de contrabajo, banjo, armónica y demás elementos que les dan esa autenticidad blues. “Cementerio” fue uno de los temas que destacó entre los asistentes, así como “En el Infierno Soy Feliz”, para luego bajar el ritmo e “invocar” a la “Llorona” todo esto en promoción de su disco Letras de Mi Muerte.

Con fondo musical de “Lost In The Supermarket” y “Dust To Dust” se alistaba la banda local de Graves en el escenario, compuesta por Ernesto López, Jordan Naranjo y José Miguel Fabre, los tres jóvenes seleccionados por producción dada su notoriedad en la escena quiteña en sus proyectos individuales. LOS DIABLOS DEL CIRCO, 3VOL LOLABÚM  son las bandas de donde provienen estos músicos, elegidos en un proceso que -nos confía Naranjo- comenzó con la selección de Ernesto “Smiley”, el cual trajo al proyecto a los dos otros músicos. Los mismos mantuvieron contacto con Graves previo a su llegada para mostrarle el progreso con sus temas y él mismo estuvo encantado de trabajar con esta agrupación cuyo miembro más joven no llega los 20 años de edad.

Toda esta química y asertividad en colaboración se hace notable al momento que Michale Graves empieza finalmente  su set cantando “if I cut off your arms, and I cut off your legs, would you still love me anyway?“, entrando fuerte con toda la energía de “Helena”, una de las canciones mas queridas del publico de esta era de MISFITS, y desde la primera nota nos transporta a ese momento cuando con Doyle, Jerry Only y Dr. Chuck eran la banda mas aclamada de horror punk de la historia.

Michale sabe complacer a su audiencia, el cuidado a su voz y salud siempre lo ha hecho destacarse en un mar de rockstars que poco les importa la calidad de sus espectáculos, el respeto a su público y su dedicación a la música se evidencia en el cuidado al cantar, en cómo maneja al público y como continúa complaciendo con “Resurrection”, “Die Monster Die” e inesperadamente temprano “Saturday Night”.

Graves igualmente se asegura de insertar canciones post MISFITS en su set, “Forbbiden Planet” es una de las más coreadas, mientras que “When Worlds Collide” y “The Begining Of The End” sirven para tomar aire después de las gigantescas descargas de energía que representan “American Psycho” y “Pumpkinhead”, momento en el que él mismo se toma un respiro para honrar a los fans de MISFITS y asegura que “digan lo que digan, nosotros somos el Fiend Club“, palabras que resuenan con sus aficionados pues, el club material, página y membrecías pasaron hace muchos años a beneficiar únicamente a Jerry Only, quien es el actual dueño intelectual de toda la “mercancía” de la banda, un simple gesto que da un gran sentimiento al poder cantar junto a Michale a que club pertenecemos: “we are the Fiend Club, not you”

Siguieron en su repertorio MISFITS: “Descending Angel”, “Lost in Space”, “Don’t Open Til Doomsday” y “Scarecrow Man” mientras en su repertorio personal “Lost Skeleton Returns”, “Dawn of The Dead” y “Things to Come”, para cerrar con la canción mas famosa de MISFITS, “Dig Up Her Bones”. El vocalista -entre canciones- agradeció encarecidamente por estar en Ecuador y nos reiteró que es solo un hombre que tuvo mucha suerte y que todo esto pasa gracias a los fans. Con éstas palabras y luego de tomar la filmadora de un asistente para grabarse a sí mismo, sonriente, con la audiencia de fondo, empezó el “encore”: “Last Man On Earth”, “Hunting Humans” y “Zombie”, para cerrar con la querida “Scream”.

En definitiva fue un concierto con buen sonido, buenos músicos -los tres que tocaron con Michale tienen planes de sacar algo juntos después de la gran experiencia-, una audiencia que logró portarse a la altura y que quedó a la expectativa de cuál será la siguiente producción de Del Trueno, probando así que es posible y rentable traer este tipo de propuestas al publico ecuatoriano.

Por Paola Nogales.

Fotografía por: Melina Cova.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Esto también te puede interesar:

Comentarios

Comentarios

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top