Estás aquí
Página principal > Destacada

Noche de honores: CAFÉ TACVBA en el Movistar FRI Music 2016 #Crónica

Por allá en el año 1994, CAFÉ TACVBA cambió para siempre la historia del rock en español con un “pequeño” álbum de 20 canciones llamado Re. A partir de ese momento, el conjunto chilango dejó claro el hecho de que la buena música no solo proviene de Europa y de Norteamérica. Con un sonido tan variado –con géneros que van desde la música norteña y los boleros hasta la samba y el tango- como profesional, Re podría ser considerado como la representación musical de la hermosa cultura que nos une como latinoamericanos.

Y este fue el mensaje principal que nos brindó la banda de la mano de su carismático frontman, Rubén Albarrán, quién también aprovechó el micrófono para rendir tributo a todos aquellos que lo merecen: las mujeres – porque “las queremos vivas” – los difuntos, específicamente los artistas Gustavo Cerati, Leonard Cohen, David Bowie, Juan Gabriel, entre otros; y a los seres humanos en general, con énfasis en el espíritu latino que fue tan protagonista esa noche del sábado 12 de noviembre. “¿La están pasando chingón?”, preguntó Albarrán tras concluir el corto monólogo con el que abrió el recital tributo a Soda Stereo.

cafe-tacuba-fri-music-2Se trató de una velada mágica, llena de muchas emociones, y entre las cuales resaltó el amor: por la vida, la música, el hecho de convivir en paz, el medio ambiente, y, por supuesto, por aquel trio argentino que a tantas personas marcó con su icónico sonido. La temática del festival giró en torno a las composiciones de Gustavo Cerati, Héctor “Zeta” Bosio, y Charly Alberti. Como parte del tributo, todos tocaron al menos una versión de sus canciones, y Café Tacvba se robó el festival al dar su mejor versión de “Juegos de Seducción.”

El conjunto conformado por Albarrán, Meme del Real, y los hermanos Joselo y Quique Rangel tocó un setlist que abarcó su carrera desde su inicio hasta la actualidad, desde “La Chica Banda” y “Las Flores” hasta “Olita del Altamar,” un set que estuvo lleno de bailes, de sentimiento y, antes que todo, del sonido camaleónico y complejo que es característico del cuarteto mexicano. En la batería los acompañó Luis “El Children” Ledezma, quien a pesar de no ser miembro oficial de la banda, se sienta tras los tambores en cada show en vivo.

Sin importar qué estuvieran tocando; ya fuera su famoso cover de “Cómo Te Extraño Mi Amor” de Leo Dan; su melancólico y hermoso éxito, “Eres;” o el poco conocido y agitado “El Fin de la Infancia,” demostraron ser una agrupación que todavía tiene la energía para seguir dejando al público deslumbrado y exhausto, y la habilidad y creatividad musical para traer sorpresas a sus recitales, a pesar de lo extensa que ha sido su carrera.

Y uno de estos “regalos,” como lo llamó Albarrán, fue la presentación en vivo de un nuevo tema, “Un Par de Lugares,” que será parte de la próxima producción de los Tacubos. Se trata de una animada canción electro-pop con una letra romántica y un ritmo pegadizo que la banda anunció a finales de septiembre y que es similar al estilo de su álbum más reciente, El Objeto Antes Llamado Disco. (2012)

Ya al acercarse el final, el multifacético vocalista pidió que la audiencia mostrara “su canto,” -refiriéndose al grito con el que se pide otra canción (el “uno más y no jodemos más”)- y él de respuesta nos enseñó el canto que usan en México. Aprovechó además la presencia de banderas de distintos países entre el público y algunos gritos de “viva méxico”, para decir que “somos todos humanos, ya dejémonos de fronteras, las fronteras ya no existen, viva el planeta tierra” para describir ese sentimiento que se tiene en común entre los latinoamericanos gracias a nuestra cultura. Estas fueron dos de tantas demostraciones del afecto que Rubén compartió con la audiencia entre los temas de la velada.

cafe-tacuba-fri-music-3Sin embargo, quizás la conexión más fuerte entre la banda y el público se sintió durante “El Puñal y El Corazón,” canción cuyo género predominante es el tango, y cuyo canto de “Y ya no puedo más” fue vocalizado al unísono por la audiencia con emoción. Por último, Rubén llamó a otros artistas de la noche para cerrar con broche de oro: con “De música ligera.” Probablemente no hubo ni una persona que no cantara el legendario coro de la composición de Gustavo Cerati, quien fue recordado numerosas veces durante el festival a través de anécdotas y canciones.

El ambiente resultante fue, entre otras cosas, evidencia de ese gran poder que tiene la música para comunicar fuertes sentimientos de amor y paz; una conexión tan humana y apasionada como aquella que nos une a los latinoamericanos, y que fue la misma que Café Tacvba, Soda Stereo, y muchas grandes bandas han canalizado en sus composiciones y nos han brindado a tantos amantes de la música alrededor del mundo.

Gustavo Román
Colaborador en Rocktambulos

Fotógrafo, músico y estudiante de cine. Viviendo Buenos Aires


Gustavo Román on InstagramGustavo Román on Tumblr

Las fotos utilizadas en esta crónica son cortesía de MOVISTAR, todos los derechos le pertenecen a la marca.

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top