Estás aquí
Página principal > Destacada

Volviendo a Casa: RATA BLANCA cerró el año en El Teatro Flores #Crónica

Salgo de casa con suficiente anticipación para evitar cualquier contratiempo. Me tomo el transporte correspondiente y, mientras me voy acercando a la av. Rivadavia al 7800, noto a través de la ventana del colectivo, como la gente del barrio de Flores empieza a mutar su forma de vestir. Cambian las bermudas, musculosas y ojotas (ideales para los 29 grados de temperatura que sofocaban a más de uno ese día) por pantalones negros, botas militares de caña alta, cadenas  a los lados y cintos de balas. Las melenas metaleras que no saben de calor copan las calles y las remeras negras con diseños y estampas rockeras son un elemento común del panorama. Entendí que había llegado al barrio Flores: territorio de RATA BLANCA.

Así comienza esta aventura de disfrutar a una de las bandas de Heavy Metal en español más influyente de todos los tiempos. Con la experiencia de 20 años rodando por los escenarios más importantes del mundo, esa la noche del 9 de diciembre, en el clásico Teatro de Flores, se les vio jugar de local.  Su casa, su barrio, sus reglas. Donde para ellos, todo comenzó.

Con toda su hinchada presente y hambrienta de locura y descontrol, la banda liderada por Walter Giardino, abrió el telón con el tema “Quizás empieces otra vez”. Fue así como desataron -con increíble ejecución- una fiesta de solos de guitarras en la que no pararían ni un segundo de lucirse ante su público, inagotable y agradecido. Con la calidad vocal de  siempre, Adrián Barilari enamoró a cada uno de los presentes, mientras que los flamantes efectos de sonido de Daniel Moschen en el sintetizador y Guillermo Sánchez destacando en el bajo, hacían de cada nota el inicio a una seguidilla de éxitos. Un gran pogo se formó frente al escenario mientras el resto de la gente saltaba y coreaba temas como “Los chicos quieren Rock”, “La misma mujer” y “El amo del camino”. Asimismo, la bestia de Fernando Scaracella en la batería fue una montaña Rusa desenfrenada, que aniquilaba con sus redobles y fulminante ejecución, a cualquier incrédulo que dudara de la energía de semejantes gigantes en el escenario. Incluso tuvo tiempo para ejecutar un sólo inolvidable.

La euforia se apodera del recinto, pero el volumen (a veces excesivo) no da espacio para un descanso, opacando por momentos la armonía entre los instrumentos, causando la sensación de no poder apreciar la potencia vocal de Barilari. Un fallo técnico desmejoraría la calidad de apreciación para las personas ubicadas en la parte superior y trasera del teatro pero pudo solucionarse. Detalles pasados por alto por los más fanáticos de RATA BLANCA.

Cuando hoy es ayer” fue la primera balada que aparecía en el set, recién en la primera mitad del show. El tema servía para darle un respiro tanto a artistas como al público, después de interpretar “Asesinos”, “Círculo de fuego” y “Sólo para amarte”. En esta última, Adrián le paso el micrófono al público, que sin duda disfrutaba cantar semejante clásico. Se tomó unos segundos para agradecer por su asistencia y, con un destacable juego de luces, ejecutaron la seguidilla de Hits que los llevaron a ganarse un reconocimiento importante en la historia del Heavy Metal. Piezas infaltables como “El beso de la bruja” y “Mujer amante”, seguidos de “Sinfonía fantástica” (tema instrumental de la noche) se pudieron escuchar, así como también “Rock and Roll Hotel”.

Faltaba poco para que -ante un público que se negaba a terminar semejante encuentro- la banda completara esta lista de más de 18 temas, así que hicieron una pausa y dejaron como bis a tres grandes temas: “Reino olvidado” “Guerrero del arco iris” y por supuesto la infaltable, “La Leyenda del Hada y el Mago”.

“Cómo esto es una fiesta, la fiesta se acaba cuando ustedes quieran”, fue la frase que la banda le lanzó a su público que, obviamente pedía más, coreando -hasta retumbar la casa- el famoso “cada día te quiero más…” y  pidiendo “El último ataque”. RATA BLANCA complació a su hinchada con poder y grandeza y, así, cerro su noche a lo grande.

Así fue como, a punto de finalizar este 2016, ese 9 de Diciembre se vivió una noche donde el Heavy Metal de RATA BLANCA se lució por lo alto. En las mismas calles que en la década del 80’ los escucharon surgir, hoy fueron testigos del éxito alcanzado por esta banda de barrio, esa que no importa que tan lejos llegue, siempre te recordará que el Heavy Metal en Flores… vive.

Nelson Fernández
Colaborador en Rocktambulos
Seguidor, admirador, discípulo, vocero y aspirante de la música. Mientras más cerca de ella, mejor.
Nelson Fernández on Facebook

Todas las fotos por Carlos Javi para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

Rata Blanca Setlist El Teatro Flores, Buenos Aires, Argentina 2016

Esto también te puede interesar:

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top