Estás aquí
Página principal > Destacada

Lluvia Divina: THE WHO se hizo ver y sentir en Argentina por primera vez

Cuando se anunció que la gira de GUNS N’ ROSES regresaría a Argentina, era difícil imaginar que a su show se sumaría una leyenda musical de la magnitud de THE WHO, pero así fue. La reunión de Axl y Slash recaudó cifras inimaginables en 2016 y llenó estadios en todo el mundo, sin embargo, como si ya no fuera suficientemente atractiva, a su show se le agregó la banda de Pete Townshend y Roger Daltrey. Los británicos tuvieron la humildad suficiente para aceptar ser los “teloneros” de los Guns y de esa manera lograron visitar un lugar que en sus más de 50 años de carrera nunca habían logrado visitar: Argentina. 

El conjunto británico debutó en Buenos Aires el pasado 01 de Octubre en lo que sin duda fue un show histórico por reunir a estos dos iconos del rock. No fueron pocos los que asistieron esa tarde-noche al Estadio Único de la Ciudad de La Plata con la única finalidad de presenciar en vivo a THE WHO, por lo que de ningún modo se les podría catalogar de teloneros. ¿Por qué los llamé así entonces? Porque a pesar de que el show llevaba el nombre de ambos y se nota que hay mucho respeto alrededor de la presencia de estos maestros, los dueños del escenario siguen siendo sus pupilos, literalmente. Los creadores de “My Generation” tuvieron que conformarse con la parte delantera de la gigantesca tarima con la que ha estado viajando GnR, y su sonido fue de menor intensidad que el de los protagonistas principales, tal como sucede con todas las bandas teloneras. Esto último les jugó a favor al final, porque se pudo detallar cada sonido desde cualquier rincón del estadio, algo que no ocurrió con el show de GUNS N’ ROSES por culpa de lo alto del volumen, pero de eso hablaremos en este otro post.

Pautados para las 20 hs, era de esperar que la lluvia retrasaría el cronograma, sin embargo fueron tan solo 15 minutos los que tuvimos que esperar para que se apagaran las luces del estadio y comenzaran a sonar las primeras notas de “I Can’t Explain”. “Es un placer estar aquí con ustedes y la lluvia, la lluvia de Dios” dijo el carismático Pete Townshend luego de que interpretaron “The Seeker” y posteriormente nos dedicó “The Kids Are Alright”. Genio y figura, el legendario guitarrista no paró de hacer sus poses y girar su brazo como un helicoptero mientras tocaba.

Roger, por su lado, no vaciló en dejar la voz en cada tema y bailar -pandereta en mano- al ritmo de la música a pesar de la lluvia que caía sobre el escenario (que para ese momento no era tan fuerte). Su arranque levemente tímido se vio superado rápidamente, convirtiéndose en un frontman suelto, que caminaba de lado a lado en escenario y tomaba el micrófono por el cable, agitándolo como quien se prepara para enlazar un caballo.

De notable capacidad escénica y vocal, el dúo Daltrey-Townshend nos conquistó a todos con temas de toda su carrera, desde los enérgicos y pegadizos “You Better You Bet” y “Join Together” hasta los más suaves “See Me, Feel Me”, “Behind Blue Eyes” o “Love, Reign O’er Me”, éste último con Roger dejando la voz en cada grito desgarrador. Era imposible no sentir como se te erizaba la piel con temas como éste o clásicos como “Pinball Wizard” y “Baba O’Riley”. La cuota de descarga con la que todos los presentes saltaron bajo la lluvia vendría a cargo de los archiconocidos “My Generation” y “Won’t Get Fool Again”, donde se armaron pequeños pogos entre el público.

Las fallas de sonido (provocadas posiblemente por la lluvia) le hicieron malas jugadas a la banda en un par de ocasiones, sin embargo la más notable fue cuando llegó el turno de “Won’t Get Fool Again”, ya que la parte más importante del tema (el riff del principio) no se escuchó en lo absoluto porque la guitarra no sonó. Una verdadera lástima para todos los que esperábamos escuchar ese inicio tan popular, el mismo que muchos no pueden dejar de relacionar con la serie de televisión CSI.

Puntuales como un reloj, THE WHO se despidió de su público tras una hora y media de show, dejándonos un grato sabor de boca y la satisfacción de haber visto a una de las bandas más grandes de la historia, influencia e inspiración para la gran mayoría de las agrupaciones que conocemos e idolatramos hoy en día, entre ellas GUNS N’ ROSES. Esa noche muchos jóvenes que fueron a ver a Axl y compañía, conocieron en persona y sin querer, a unos maestros del rock, esperemos que le hayan prestado atención a la clase y sigan cultivando su alma con buena música, solo así garantizaremos que este tipo de visitas se repitan de manera independiente y no tengamos que ver a las leyendas abriendo los shows de otros.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Todas las fotos fueron tomadas por Guido Adler y son propiedad de Ake Music Productions y su autor / Todos los derechos reservados

Para leer la crónica del show que ofreció GUNS N’ ROSES esa misma noche, dale click a continuación:

GUNS N’ ROSES en Argentina: Un pacto musical sellado por una lluvia de plata

¿Usas Facebook? ¡Exprésate y comparte!

Comentarios:

¿Qué te pareció? ¡Queremos leer tu opinión! Deja un comentario:

Top