fbpx
Estás aquí
Página principal > [Artículos] > Aniversario Rocktambulos >

10 años de Rocktambulos: Discos imprescindibles de la década, por Frank Hernández

Se dice fácil, pero ya son 10 años llevando adelante esta revista digital y estamos muy orgullosos de poder seguir trayéndoles lo más destacado del rock y el metal a todos ustedes, estén donde estén. Parece que fue ayer cuando comenzamos como programa radial en Venezuela, pero mucha agua ha pasado bajo el puente y es momento de celebrar que seguimos vivos y haciendo lo que amamos, por eso decidimos hacer listas y recomendarles lo que nos parece que fue lo mejor de esta década, basándonos en los discos que nos acompañaron durante estos diez años de Rocktambulos.

Muchos recuerdos vienen a la mente cuando hacemos rewind y vemos lo que estábamos haciendo hace 3, 5, 8 o 10 años, y es que mientras hacíamos estos listados nos tocó revisar nuestra vida y desempolvar esos recuerdos musicales que, inevitablemente, vienen atados a personas, situaciones y lugares que recordamos con nostalgia. Por la memoria de quienes ya no están con nosotros y a la salud de quienes continúan acompañándonos, celebremos el décimo aniversario de Rocktambulos escuchando nuestra música favorita. Y recordemos, siempre recordemos, porque recordar es vivir.

10 – OPETH – Pale Communion (2014)

La década de los 10’s nos trajo algunas malas noticias, y una de ellas fue la decisión de Mikael Akerfeldt de no hacer más guturales en sus discos. Heritage (2011) fue la primera sorpresa, y aunque todavía extrañamos esos particulares gruñidos del sueco, el grupo continuó brindándonos composiciones de otro planeta con cada uno de sus discos, ahora más cercanos al rock progresivo que otra cosa. De sus cuatro producciones recientes, el álbum que, para mi, destacó en esta nueva era, y por mucho, fue Pale Communion, al punto de convertirse en uno de mis favoritos de la banda. Por cierto, este disco fue mezclado por Steven Wilson.

El trío de canciones que componen la primera parte del disco son joyas hipnotizantes, me refiero a “Eternal Rains Will Come”, “Cusp of Eternity” y “Moon Above, Sun Below”. La seductora “Elysian Woes” divide el álbum en dos y nos muestra la voz limpia de “Miguelito” en su mejor momento, pero el track que definitivamente me cautivó en esta obra fue “River“. No puedo negar que extraño al OPETH pesado de tiempos pasados, pero si de ahora en adelante vamos a tener discos como este, bienvenidos sean.

9 – DREAM THEATER – A Dramatic Turn of Events (2011)

El último gran disco de la banda, en mi opinión. A Dramatic Turn Of Events me devolvio la fé, luego de aquel duro golpe que significó para los fans, la partida de Portnoy. Todavía no podíamos creer que DT pudiera continuar sin él y el grupo lanzó semejante discazo: Nos calló la boca a todos. Petrucci demostró que puede componer con la misma calidad, con o sin Portnoy, y que siguen siendo la banda más grande del metal progresivo.

¿Que pasó con todos los discos que vinieron después? También fueron buenos, pero no tanto. DREAM THEATER se ha atrevido a hacer cosas distintas en estos 10 años pero no han podido impresionarnos como antes, y aunque ADTOE no haya podido superar los discos de las décadas pasadas, el nivel de éste (y el de las posteriores producciones) sigue siendo envidiable. “Lost Not Forgotten” es la canción que más me enamora en un disco que tiene lo suficiente para entrar en mi Top10 de la década y aunque todos los álbumes publicados por la banda en este período tienen temas que me parecen joyas, On The Back of Angels fue el gran ganador para mí.

8 – LAMB OF GOD – VII: Sturm und Drang (2015)

En el año 2012 fuimos testigos de la detención de Randy Blythe en República Checa por un desafortunado accidente ocurrido durante un concierto de LAMB OF GOD. El vocalista fue acusado de homicidio y aunque meses más tarde pudo demostrar su inocencia, tuvo que permanecer tras las rejas durante 37 días hasta poder pagar su fianza. El músico aprovechó esta experiencia para inspirarse y crear lo que posteriormente sería uno de los mejores discos de la banda en toda su carrera.

Sturm und Drang significa “Tormenta y Estrés” en el idioma checo, y describe muy bien las letras que componen este disco imprescindible del metal moderno, cargadas de frustración, dolor, desesperación e ira. Los invitados de lujo, como Chino Moreno (DEFTONES) y Greg Pusciato (THE DILLINGER ESCAPE PLAN) son la cerecita del postre en un álbum que tiene algo para todos los gustos. La banda eligió como sencillo promocional un tema imposible de superar: “512“, una canción que narra lo que pasaba por la cabeza de Blythe durante su estadía en una celda y que 5 años más tarde sigue sonando tan increíble como la primera vez que la escuché.

7 – MACHINE HEAD – Bloodstone & Diamonds (2014)

En 2011 los estadounidenses pusieron el mundo a sus pies con la publicación de Unto The Locust. Lo que nadie se imaginó era que tres años después se superarían a sí mismos con una obra maestra del metal como lo es Bloodstone & Diamonds. Ambos discos siguen una misma tendencia sonora y parecieran ser dos partes de una misma producción, pero cada uno se publicó con diferentes disqueras y en contextos distintos. Sea como sea, marcaron un pico creativo con el que la banda demostró que podía retomar el nivel de sus primeros discos y al mismo tiempo sonar modernos, con Phil Demmel luciendo en la guitarra y Robb Flynn escribiendo acerca de temas que importan.

Es una lástima que ya no estén juntos, pero esa dupla compositiva nos dejó, entre otros discos, esta joya del metal y hay que agradecerlo. Si bien es difícil elegir entre Unto The Locust y Bloodstone & Diamonds, son temas como “Now We Die”, “Ghost Will Hunt My Bones”, “Sail Into The Black”, “Game Over” y “Take Me Through The Fire” los que hacen de este último un álbum tan agresivo y melódico como completo e icónico, que no pasa de moda y parece difícil de superar.

6 – QUEENS OF THE STONE AGE – ...Like Clockwork (2013)

Josh Homme y compañía sorprendieron al mundo cuando se publicó este disco. Algunos lo acusaron de ser un álbum “lento y aburrido” mientras otros descubrieron una nueva banda favorita. …Like Clockwork no se parece a nada que hubiese hecho la banda antes y mostró una faceta mucho más sobria y madura de la agrupación, tanto musical como líricamente. Y claro, se trata del regreso a la música de Homme luego de haber estado cerca de la muerte. El abuso de drogas casi le cuesta la vida al frontman y cuando sus compañeros de banda lo convencieron de volver a tocar, decidió buscar inspiración en lo más profundo, ese lugar oscuro que acababa de visitar y donde descubrió el verdadero valor de la vida.

Con un mensaje poético y por momentos motivacional, QUEENS OF THE STONE AGE se embarcó en un trabajo que describe en tono oscuro y melancólico lo que significa esa era post-descontrol, dejando atrás las irresponsabilidades y reflexionando de un modo sincero todo el aprendizaje que aquel alocado estilo de vida les dejó. Se juntaron con un dream team que incluyó a Elton John, Dave Grohl (FOO FIGHTERS), Trent Reznor (NINE INCH NAILS), Alex Turner (ARCTIC MONKEYS), Mark Lanegan, Nick Oliveri y Alain Johannes entre muchos otros para producir y grabar el mejor disco de toda su carrera. Temas como “The Vampire of Time And Memory”, “Fairweather Friends”, “I Appear Missing” y “…Like Clockwork” son algunas de las joyas que hacen, de este, un disco infaltable en cualquier colección.

5 – IRON MAIDEN – The Book Of Souls (2015)

A mediados de la década vió luz el más reciente trabajo de IRON MAIDEN. Habían pasado 5 años desde el exitoso The Final Frontier y para los ingleses no fue suficiente un disco, así que nos entregaron dos. The Book of Souls es un álbum doble que fusiona maravillosamente al Maiden de la vieja escuela con el Maiden de la era moderna y esto significa un riesgo para ellos, ya que a su base de fanáticos no suele gustarle mucho la experimentación y siempre van a esperar algo más parecido a la era dorada de la doncella.

No es ningún secreto que la banda liderada por Steve Harris ya venía coqueteando con el género progresivo desde hace años, pero en The Book Of Souls dieron rienda suelta a este amor por los temas largos y complicados, generando un disco que para mi, que soy amante del metal progresivo, fue uno de los mejores de esta década. Temas como “The Red And Black”, “The Book Of Souls” y “Empire Of The Clouds” son verdaderas joyas que hacen de este un disco diferente, especial y me atrevo a decir que inmortal. Gracias Maiden, gracias por tanto.

4 – MASTODON – Emperor of Sand (2017)

En una década en la que OPETH abandonó los guturales y le aflojó a la distorsión, transformándose en una banda exclusivamente de rock progresivo, el metal que fusiona la agresividad y los gritos con la síncopa y los tiempos descuadrados, encontró en MASTODON un nuevo representante. De todos los discos que el grupo publicó en este tiempo, Emperor of Sand fue, sin duda, la obra maestra de la banda estadounidense.

El hard rock y el metal progresivo se fusionan maravillosamente en un set de canciones en el que podemos encontrar desde melodías “pegadizas” hasta movimientos conceptuales, siendo capaces de llevarnos de lo más sencillo a lo más épico en un solo viaje de distintos paisajes. “Roots Remain” es, para mi, el pico más alto de Emperor Of Sand, seguida de cerca por “Jaguar God“, que con sus casi ocho minutos de duración, es una gema progresiva que le da el cierre perfecto a este álbum, con el cual la banda consagró su carrera y obtuvo finalmente el reconocimiento de la academia estadounidense (GRAMMY).

3 – FOO FIGHTERS – Wasting Light (2011)

A FOO FIGHTERS siempre les ha gustado experimentar, pero dudo que cuando Dave Grohl y compañía se metieron a un garage para grabar Wasting Light de manera análoga, como en los tiempos de NIRVANA, se imaginaron que estaban creando el mayor éxito de la historia de la banda. Es más, si juzgamos por el impacto que tuvo este disco en la industria y el público masivo, estamos hablando de uno de los discos mas importantes de la historia del rock, algo que podría sonar exagerado pero confirmaremos dentro de veinte años, cuando las nuevas generaciones puedan considerarlo entre los “clásicos”.

Lo cierto es que, aunque no es mi disco favorito de la banda (me sigo quedando con The Colour and The Shape), Wasting Light ha demostrado ser lo mejor de su carrera por muchas razones, más allá de haberse ganado cuatro Grammy’s. El disco está bendecido por el espíritu de Kurt Cobain desde cualquier ángulo que se le mire, y es que fue producido por Butch Vig (mismo que produjo Nevermind) y contó con la participación del bajista Krist Novoselic (NIRVANA) en el tema “I Should Have Known”. Además, marcó el regreso de Pat Smear como guitarrista permanente a la banda, otro que estuvo relacionado con NIRVANA de una manera directa.

Piezas agresivas como “Bride Burning” y “White Limo” se juntan con joyas radiables como “Walk” y “Arlandria“, pasando por baladas como “These Days” y la mencionada “I Should Have Known” en un disco que buscaba resumir el sonido de FOO FIGHTERS con 11 canciones y dejar así un legado para la eternidad. No cabe duda que lo lograron.

2 – TOOL – Fear Inoculum (2019)

A un año de su publicación, sigo pensando que la espera valió la pena. TOOL nos hizo esperar 13 años por un disco que, según ellos mismos, se pudo haber publicado hace 8, pero en esa búsqueda de la perfección y el miedo a decepcionar con algo que no cumpliera las expectativas, prefirieron esperar y convencerse a sí mismos de que ese era realmente el disco que querían. Contrario a lo que muchos creen, el hecho de que no supere a sus antecesores no habla mal de Fear Inoculum, sino que habla muy bien de sus predecesores, pero cuando nos detenemos a evaluar cada tema por separado y nos olvidamos del pasado, nos damos cuenta que estamos ante una obra de arte.

Todavía no me aburro de escuchar “Invincible”, “Pneuma” ni “Descending“, muchos menos la increíble “7empest“. Ni siquiera “Fear Inoculum“, que por ser el sencillo promocional fue la que más escuché antes del lanzamiento. Si bien me pareció lo mejor del 2019, me atrevo a elegirlo como uno de los mejores de la década porque además de entregarnos una serie de canciones complejas que trascenderán como joyas del rock, este disco llegó en un momento en el que la música intensa y experimental parece no tener espacio en el mainstream, brindándole un aire fresco a la industria y una esperanza para quienes pensaban que todo estaba perdido.

Si recordamos cómo se ha comportado el mundo mainstream ante el rock y el metal, notamos que gracias a trabajos como este y bandas masivas como TOOL (y en su momento METALLICA, DEFTONES, etc) muchos interesantes grupos “desconocidos” pueden ser descubiertos, ya que todo triunfo mediático abre una puerta para que entren millones de nuevos fans hambrientos de bandas similares.

1 – Steven Wilson – Grace For Drowning (2011)

Comenzamos este conteo hablando de malas noticias musicales, y cerramos con lo mismo, y es que otra de las desafortunadas novedades de la década fue la separación de PORCUPINE TREE. No fue anunciada oficialmente pero lo que parecía un hiatus, comenzó poco a poco a verse como una separación definitiva y, en efecto, desde aquel disco en vivo grabado en 2010 y publicado en 2012, no han hecho nada nuevo. Sin embargo, nos trajo también una muy buena noticia: Steven Wilson, su líder, que ya había emprendido el camino solista, se comprometió a tiempo completo con su nueva faceta y durante estos diez años nos ha brindado discos de una calidad tan increíble que es difícil elegir entre ellos. De hecho, podría haber puesto dos o tres de sus trabajos en este listado y no habría sido exagerado.

Lo cierto es que elegí uno, el que me parece, no solo el mejor disco de Steven como solista, sino el mejor disco de toda la década: Grace for Drowning. Este álbum doble fue publicado en 2011, luego de su exitoso debut solista (Insurgentes (2008)), y consagró a Wilson como un músico sin igual, conquistando nuevos fanáticos y calmando las ansias de quienes deseaban una reunión de PT, ya que se pensaba que mientras él se mantuviera activo, habría mayores posibilidades. La reunión no ocurrió (todavía), pero lo que si pasó fue que Steven comenzó a tocar canciones de su antigua banda durante sus shows como solista, algo que todos le agradecemos enormemente.

No me tiembla el pulso al decir que Grace for Drowning es un disco comparable con cualquier clásico del progresivo y que debe pasar a la historia como lo hicieron los discos de KING CRIMSON o PINK FLOYD. Es una joya en la que destacan todos sus temas, 1 hora y 23 minutos de magia en la que se unen el sonido clásico con melodías mucho más modernas y siendo un disco de rock, se pasea por el metal en la misma proporción que lo hace con el jazz, el ambient y el pop. Steven Wilson no teme fusionar todas sus influencias musicales en sus trabajos, y en estos diez años nos demostró que hasta puede componer música bailable, pero entre todas esas genialidades que nos ha dado el británico, su segundo disco es mi favorito y se merece el lugar más alto de todo lo que se publicó entre el 2010 y el 2020.

Bonus

Emma Ruth Rundle – Marked For Death (2016)

Conocí tarde a Emma y sin querer la dejé por fuera de mi listado con los mejores discos del 2016; como dice el dicho: “el que no sabe es como el que no ve”. Si hubiese escuchado Marked for Death cuando salió, probablemente lo habría colocado dentro de aquel Top 10. Lo cierto es que estoy muy feliz de haber escuchado el trabajo de esta talentosa chica estadounidense, que además publicó otro gran disco en 2018, titulado On Dark Horses, y dado que me enganché con su música y siento que el mundo entero debe conocerla, me veo en la obligación de incluirla con este increíble disco entre los mejores de la década. Realmente se lo merece.

Bonus 2 (este sí es el último, lo juro)

GHOST – Meliora (2015)

No quería dejar por fuera de esta lista a una de las bandas más representativas de esta década. Con los discos de GHOST me pasa algo que me complica elegir uno: Todos tienen al menos un tema que me mata. Incluso los EP y los covers, en todos hay algún sencillo que me parece increíble, aunque los demás no me gusten tanto. Como no puedo colocar toda la discografía de la banda en este listado (todos sus discos han sido lanzados en estos diez años), elegí a Meliora simplemente porque, de mi lista de canciones favoritas de GHOST, es el que tiene la mayor cantidad. Además, en la versión “Deluxe” incluyen el sencillo “Square Hammer“, otro de mis favoritos, que originalmente fue lanzado en el EP Popestar.

GHOST es una banda que todavía podríamos considerar nueva, pero escaló tan rápido que ya parece un referente del rock. Debo confesar que al principio no me llamaban la atención, pero poco a poco me fueron enamorando y hoy en día me rindo ante el nivel de producción y composición del grupo comandado por Tobias Forge. Además de destacar con sus temas originales, es capaz de convertir las canciones de otros en obras de arte y aunque muchos los descarten por ser “muy suaves”, la realidad es que los suecos nos han demostrado que no necesitas ser agresivo para patear traseros como nadie. “Cirice”, “From the Pinnacle to the Pit” , “Majesty” o la balada “He Is” son algunas de las grandes piezas que hacen de este uno de los mejores lanzamientos de la década.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top