fbpx
Estás aquí
Página principal > [Artículos] > Aniversario Rocktambulos >

10 años de Rocktambulos: La discografía de esta década, según Facundo Llano

El inicio de las décadas suele traer cosas nuevas, pero también nos pone nostálgicos y empezamos a repasar lo mejor del período que acaba de terminar. Mientras algunos continúan debatiendo y tratando de definir “cuándo inicia y termina realmente una década”, nosotros aprovechamos nuestro aniversario #10 para repasar lo mejor de la música que nos ha acompañado durante todo este tiempo.

En ROCKTAMBULOS, nuestra década comenzó en Agosto de 2010, porque fue ese el mes y el año en el que nació este proyecto, por eso hemos armado listas con discos seleccionados por nuestros actuales críticos y colaboradores. Ellos eligieron las diez mejores publicaciones discográficas realizadas durante la era 2010-2020, y que nos sirvieron de soundtrack mientras nos dedicábamos al trabajo periodístico en pro del rock y el metal.

A continuación, los diez mejores discos de la década 2010-2020, según Facundo Llano.

10 – PARADISE LOST – The Plague within (2015)

Hay grupos que hacen música por la plata. Otros por las mujeres. Otros por las drogas. Y aunque parezca mentira, hay un grupo muy pequeño de bandas que hace música solo por el amor que le tienen a ella. Con 30 años de carrera, PARADISE LOST ha llevado su obra por todos los géneros posibles sin temer perder seguidos en su camino. Eso los ha llevado a ser una de las bandas más prolíficas, tanto en producción como en calidad, de toda la historia del metal. Si, esas bandas gigantes que estás pensando matarían por una calidad musical tan buena como la de PARADISE LOST. Cualquiera de sus obras del 2010 hasta hoy podría estar acá, pero elegimos The plague within por sonar más pesado y heavy que nunca, cuando el resto va en dirección contraria.

9 – NEW MODEL ARMY – Winter (2016)

El problema de ser prolífico es que luego de 40 años de carrera, es entendible que cierta música pase desapercibida. Pero para los que gustan de bucear, Winter es un trabajo excepcional de una banda que nunca dejó de serlo, solo que acá están más inspirados que de costumbre. Un disco invernal, oscuro y enojado. Ideal para los tiempos que corren.

DEAFHEAVEN – Sunbather (2013)

Black metal hípster” fue el grito de guerra de los odiadores de DEAFHEAVEN. Una tapa rosa, un cantante rubiecito vestido de camisa y MY BLOODY VALENTINE como bandera. Desde el principio sabían que serían odiados y decidieron plasmar todo eso en uno de los trabajos más importantes y trascendentes de la década. Ya pasada la moda, el odio y el hype, el disco se defiende solo por sus enormes canciones.

HABLAN POR LA ESPALDA – Sangre (2015)

Durante años HPLE era la oveja negra del rock uruguayo. Perseguidos y expulsados de todos los lugares donde se pudiera tocar en Montevideo. Casi como unos chicos en penitencia. Pero un día sacaron Macumba, un disco donde el hardcore y el candombe conviven en armonía, y todo Uruguay los amó. ¿Cómo se continua después de un disco que cosecha premios y elogios por igual? Tomando todos los elementos que hacen a la banda y llevándolos un paso más allá. La verdadera identidad rioplatense.

BUENOS MUCHACHOS – Se pule la colmena (2011)

¿Es exagerado decir que hoy BUENOS MUCHACHOS es la mejor banda de habla hispana? No cuando el secreto mejor guardado de Uruguay se despacha con un disco como este. Un trabajo doble donde lo acústico y lo eléctrico conviven de forma rabiosa. Como si Nick Cave y Pixies armaran una banda en Montevideo. Y fueran todos fans de Gardel.

VETUSTA MORLA – La Deriva (2014)

VETUSTA MORLA no es una banda muy prolífica; 4 discos en casi 25 años de historia. Pero de algo podemos estar seguros, y es que cuando los españoles tienen algo para decir, el tiempo de espera vale la pena. La Deriva es su tercer disco y tal vez su obra más acabada. Y deberíamos poner OBRA en mayúsculas, porque así lo pensaron ellos; un trabajo que fluye de principio a fin donde ningún minuto sobra. Un trabajo artesano como se solía hacer. Hasta los descartes y lados B son maravillosos.

Mark Lanegan – Blues Funeral (2012)

Luego de un par de años sin un rumbo claro, Lanegan pareció sacarse la modorra de encima y se reinvento como músico. Dejando un poco de lado sus raíces folk y su esencia grunge, Mark se sumerge en una electrónica salida del pantano. Nada más que decir, solo escuchen.

SUEDE – Night Thougts (2016)

Dicen que segundas partes nunca son buenas, tanto en el cine como en la música. Pero cuando la necesidad de crear viene de un lugar honesto y no desde el deseo económico, la magia que alguna vez existió renace. SUEDE no solo logró tener una segunda vida, sino que sus recientes discos están a la altura de cualquier clásico. 

ULVER – The assasination of Julius Caesar (2017)

ULVER nació del black metal, pero desde un comienzo dejaron en claro que lo suyo no sería darle a la gente lo que espera. Con una carrera que se ha paseado por el folk, el ambient, la psicodelia y el ruido, podemos decir que este trabajo de ULVER es su obra más extrema; pop electrónico en un camino entre DEPECHE MODE y Ariana Grande.

David Bowie – Blackstar (2016)

Entendemos la influencia y la importancia que Bowie tuvo en vida, pero aun hoy, a unos años de su desaparición física, todavía no dimensionamos el poder de su última obra; hacer arte con su propia muerte. El día de su cumpleaños lanzó lo que seria su último trabajo, dos días después falleció. Y con ese acto, y con el conocimiento ya publico que estaba luchando contra el cáncer, Blackstar cobró toda otra dimensión. Como si supiera exactamente en que momento iba a suceder cada cosa y a través de canciones como “Lazarus” nos contaba más  de lo que podíamos entender. Pero no es solo el simbolismo; la música presenta una nueva reinvención y un catalogo de canciones a la altura de sus mejores trabajos.

Facundo Llano
Colaborador en Rocktambulos
Música, comida y libros, el resto está de más.
Facundo Llano on Facebook

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top