Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

Pogo, mosh y SLAM PUNK FESTIVAL en el Luna Park #Reseña

El pasado viernes 29 de septiembre la comunidad punk se dio cita en el Luna Park, en Buenos Aires, para una velada muy especial denominada SLAM PUNK FESTIVAL. Lo que veo al subir por esas escaleras mecánicas que conectan el inframundo con la superficie es el movimiento de comerciantes que siempre rodean la circunvalación del recinto donde ocurren estos eventos. Es temprano y aún hay poca gente, mucha oferta y, tal vez, poca demanda. Sin embargo al llegar a Plaza Roma mis preconceptos se esfuman, hay punks y rockeros con edades entre los 30 y 40 años, que beben algo o comparten algún faso para vivir esa liturgia antes de entrar al show.

Hoy, en la catedral del boxeo, vuelve el punk al menos por una noche. No hay entradas agotadas, es viernes y arriesgo a pensar que muchos de los tantos que están al caer acaban de finalizar su jornada laboral. Hace frio y obviamente, la ciudad no parece precisar que es lo que ocurrirá puertas adentro del estadio.

Ya dentro del lugar “el listón rojo” fue cortado por XMF. La banda que dio inicio al festival  está conformada por María Fernanda Aldana, ya un icono de la escena Grunge argentino, por haber formado parte de EL OTRO YO junto a su hermano Cristian, durante los 90 y la primer década de los 2000. Junto a ella, Florian Araujo en guitarras, Joan Sprei en batería y Lucia Driftwood en bajo acompañaron durante media hora a la, ahora, guitarrista desplegando temas nuevos de su autoría como también algún guiño al público con canciones como “Alegría” o “Filadelfia” de su ex agrupación.

Jauría

JAURÍA en el Slam Punk Festival: El show de Ciro y su manada

Cerca de las 20 hs, entre charlas, encuentros y risas empapadas de cerveza en el centro del campo, en medio de la oscuridad se vislumbra el telón con el logotipo característico. Tras sonar “La marcha Imperial” de John Williams -y utilizada en la saga Star Wars- JAURÍA regó su suelo a casi un año de su última presentación en vivo, siendo la canción “El tren” la primera en sonar. “Sigo en tren de un sueño rápido” reza Horacio “Ciro” Pertussi junto a su manada conformada por los hermanos Sebastian y Mauro Ambesi, en guitarra y bajo respectivamente y Rey Fajardo en batería.

Esa ausencia de los escenarios se vio evidenciada en la efervescencia con la que gran parte del público recibió la propuesta de los muchachos. El frontman se mostró bastante alegre y cercano a las personas que se agolpaban al vallado. Regalando gestos y puas en cada oportunidad. “¿Todo en orden por el luna punk?”“No es fácil para el Rock reunir toda esta manada. Y para el Punk Rock ni te cuento” fueron las primeras palabras emitidas por Ciro antes de efectuar una gran versión de “Blues del Karma”.

Los hits de ATTAQUE 77 no faltaron tampoco. “Western” o “Consejos del Abuelo” fueron grandes aciertos al momento de ir mechando el catalogo del grupo, al igual que “Religionaré”, cancion de DE ROMANTICISTAS SHAOLIN’S, la banda de su hermano, o “Dame Fuego” de SANDRO, popularizada dentro del ámbito punk gracias al disco Otras Canciones (1998) de ATTAQUE 77. Si bien, Ciro no ha salido ileso de su operación de garganta en 2016, la cual ha hecho mella en su desempeño como vocalista, la presencia de sus laderos en escena al momento de efectuar los coros permite tapar cualquier bache que pueda hacer naufragar las interpretaciones y salir ilesos en el camino.

Luego de una hora de show, el baterista pide palmas desde su kit de batería, el vocalista agradece esos minutos de más que la producción le ha proveído y hacen “El poder Nuestro Es” de Hironobu Kageyama, mejor conocida por el resto de los mortales como la canción de DRAGON BALL Z. El fin llegaría con “Donde las Aguilas se atreven” como grand finale, El clásico subió la temperatura para dejar ver aquellos primeros mosh y slams de la noche. Reverencias hacia el público, aplausos y a otra cosa.

BULLDOG: Punk rosarino en el Slam Punk Festival

Formados en Rosario en los convulsionados 1989 y cercanos a su trigésimo quinto año de existencia con quince discos bajo el brazo, los muchachos liderados por Hernan “Mantu” Mantoani en guitarra y voz, se subieron al escenario poco antes de las 21:30 hs y sin más, comenzaron con “El Antigil” y “Piruvari (mundo irreal)”.

En este caso los problemas sonoros que afectaron un poco los espectáculos anteriores fueron subsanados desde el minuto uno. Willy Tagliarini, junto a su Stratocaster Blanca, cumplió un rol fundamental tanto en lo ejecutivo como en la comunicación y las arengas frente al público.

El disfrute fue generalizado y los recordatorios de aquellos Festipunk llevados a cabo en Cemento fueron recurrentes. Varios levantaban sus manos para quizás, recordarse a sí mismos, que habían sido parte del público en aquellos momentos. Otros tantos, por una cuestión generacional, no llegaron jamás a pisar el mítico antro, hoy estacionamiento, sobre Estados unidos al 1200. Me incluyo.

Eludieron su último disco Filosopunk (2022), sin embargo no falto la mención pertinente para esta nueva placa. “Falsa Identidad” fue pronunciada por Ramiro España (Bajo) como el homenaje a la vida y obra de Ricky Espinosa, y también sonó “Una noche sin ti”, canción del grupo LOS HUAYRA, aunque popularizada por LA NUEVA LUNA. Durante aproximadamente una hora pudimos disfrutar a BULLDOG, finalizando así otro gran show para el grupo rosarino.

Bulldog

2 MINUTOS en el Slam Punk Festival: “Nosotros venimos del sur de la ciudad”

En el ínterin de las –ya conocidas- giras interminables por Centroamérica y México, pasando por un Sold Out en el Teatro Caupolicán en chile y un lugar estelar en el Festival Cordillera en Bogotá, Colombia, los oriundos de Zona Sur, cerca de las 23:00 horas subieron al escenario del Luna Park.

Un maestro de ceremonias nos recordó el peligroso advenimiento de las políticas neoliberales al país y la banda aprovecho ese envión para arrancar su apresurado set con “Vos No Confiaste”, aquella canción que reprochaba la emigración de parte de la clase media argentina hacia países como España en épocas de Menemismo. “hace un año y media ya, que estás viviendo en Madrid, lavando copas en un bar y tratando de sobrevivir…” toda una declaración de principios.

2 Minutos

Con algunos problemas de sonido que fueron emparchándose sobre la marcha y otros que continuaron a lo largo del show, la lista de temas fue una celebración del recuerdo. Con un Mosca (voz) bastante distendido, brindando con cerveza por los “que vinieron desde muy lejos para vernos”, un Pablo “Blisky” en guitarra y coros bastante verborrágico, como de costumbre, acotando y contestando con ironía y sarcasmo cada comentario del vocalista, el grupo tuvo que luchar a contrarreloj para llegar al final. Papa en bajo haciendo un trabajo bastante más sólido en este último tiempo junto a su eterno Jazz Bass blanco, el Indio Mirones en guitarra rítmica ya instalado y repitiendo su latiguillo “para todos los barrios” y Monti en batería con un certero golpe al tacho, digno de cualquier banda punk californiana, hicieron de este cierre algo muy disfrutable.

“Washington”, dedicada a los haters (según Mosca), “Piñas Van, Piñas Vienen” con mención honorifica por ser interpretada, una vez más, en el palacio de los deportes, o “Lejos Estoy”, interpretada junto a Ciro Pertussi, como había ocurrido hace algunos meses en el Teatro Flores, fueron algunas tantas canciones que estuvieron entre las usuales.

2 Minutos

Hace tiempo que el grupo se centra en la parte del catalogo más conocido por el grueso del público y tiene sentido. Mas allá de que aquellas canciones suelen ser las más festejas, formar parte de festivales a lo largo de todo el continente debe suponer realizar ciertas concesiones por parte de los músicos para con su extenso cancionero. El final llegaría con la seguidilla “Ya no sos igual” y “2 minutos”, dando paso así al cierre de esta primer entrega del SLAM PUNK en el país.

Muchas son las bandas argentinas que disputan su lugar en la escena y este tipo de festivales, si es que continúan, ayudarán al resurgir en mejores condiciones a una escena que siempre se ha movido entre los márgenes de lo establecido. Esperamos que prontamente tengamos más eventos relacionados al género como estos. Del apoyo del público dependerá la continuidad de los mismos, por lo pronto, nosotros allí estaremos.

2 Minutos
Tomás Molina
Cronista en Rocktambulos
Estudiante de filosofía, Bajista, fetichista del disco.
Tomás Molina on Instagram

GALERÍA FOTOGRÁFICA – SLAM PUNK FESTIVAL

Todas las fotos fueron tomadas por Diana Clemente para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Top