Estás aquí
Página principal > Noticias >

Alianza infernal: ARCH ENEMY y BEHEMOTH incendiaron Argentina #Review

Una de las fechas más esperadas por los amantes del metal extremo ocurrió el pasado 21 de noviembre en Buenos Aires. Los suecos ARCH ENEMY y los polacos BEHEMOTH, dos de las bandas más importantes de la escena actual, unieron fuerzas en un mismo show para mostrar por qué siguen dando de qué hablar y aún son capaces de llenar recintos como el Teatro de Flores.

Desde que se anunció la gira en conjunto hubo sorpresa ya que ambas bandas han venido antes por separado y en principio uno podría pensar que, ahora más que nunca, merecen un show individual, donde puedan ofrecer setlists extensos para el deleite de sus fans, sin embargo la realidad es que la economía del mundo se encuentra bastante golpeada y, dado que ambas bandas son costosas, resulta más accesible para los promotores contratarlas en combo y hacer un único show, aunque eso signifique que cada grupo tenga que reducir su set. Este dato era importante saberlo en la previa, para evitar decepciones acerca de la longitud de cada show.

La velada estuvo conformada también por las bandas locales DOSER y MORFERUS. Estos últimos contaron con invitados muy especiales durante su show, entre ellos el popular “Knario”, vocalista de PLAN4, a quien llamaron para hacer un tema de Cannibal Corpse, y también a Wata, cantante de MATAN S.A. El sonido de ambas bandas no fue el mejor, sobre todo por lo alto del volumen, que les hizo sonar saturado y por momentos no se distinguía, algo que lamentablemente es común en el Teatro Flores y todavía nadie logra descifrar el misterio. Por suerte, no le pasa a todas. A pesar del detalle de sonido, MORFERUS ofreció un gran show, con mucha teatralidad, entre otros detalles. Al finalizar su set fueron muy aplaudidos por un teatro que ya estaba casi lleno en su totalidad.

Behemoth

Un ritual del más allá: BEHEMOTH en Buenos Aires

A las 8 de la noche, ante un teatro colmado, apareció BEHEMOTH sobre el oscuro escenario. El humo, las luces rojas y azules, las batas negras y la actitud de sus cuatro integrantes nos hacían saber que el ritual estaba por comenzar. “Post-God Nirvana” fue el tema elegido para abrir la noche, y el sonido, a diferencia de lo que había estado ocurriendo previamente, fue impecable. De hecho, a algunos les pareció que estuvo muy bajo de volumen, y es lógico sentir eso luego de venir de una previa con las perillas a todo lo que dan, pero en realidad, el volumen fue perfecto y nos permitió percibir cada uno de los riffs, voces y detalles que envuelve una puesta en escena como la de BEHEMOTH.

“Be-he-moth, Be-he-moth” coreaba el público desde el minuto uno para hacerle saber a Nergal y sus muchachos cuánto se les ha extrañado en estos 8 años que pasaron desde su última visita. No podía faltar el “Olé, olé, olé… Nergal, Nergal”, ante el cual el vocalista confesó su amor por el público local: “Tocamos 5 shows en Brasil, pero ninguno de esos se acerca a ustedes, Argentina”. Euforia total en la audiencia, como era de esperar.

Behemoth

Lamentablemente esta gira Sudamericana BEHEMOTH no contó con el legendario baterista, Inferno, por motivos personales, pero su lugar fue ocupado por Jon “The Charn” Rice, conocido por su trabajo en UNCLE ACID & THE DEADBEATS y haber militado en las filas de JOB FOR A COWBOY y SCORPION CHILD. Rice hizo que la ausencia no se notara gracias a su destreza y velocidad, algo que se notó sobre todo en canciones como “Ora Pro Nobis Lucifer”, de The Satanist (2014), “Ov Fire and the Void” y “Daimonos”, ambos del disco Evangelion (2009), y también en clásicos como “No Sympathy for Fools”, y “Chant for Eschaton 2000” (con este último cerraron el show).

Los Polacos llegaron presentando su más reciente producción discográfica, Opvs Contra Natvram (2022), por lo que el setlist fue protagonizado por temas de dicho álbum. Fueron 5 las canciones interpretadas del nuevo disco (“Post?God Nirvana”, “The Deathless Sun”, “Thy Becoming Eternal”, “Off to War!” y “Versvs Christvs”) mientras que el resto del set estuvo compuesto en su mayoría por temas de su etapa moderna, por llamarlo así.

Behemoth

Todos sabemos que BEHEMOTH cambió su estilo desde hace varios años, dando prioridad a los sonidos que brindan mayor atmósfera al show, y dejando de lado sus temas más rápidos y salvajes, claro está, sin dejar de hacer metal extremo, como nos muestran en el temazo “Bartzabel”, por ejemplo, con un Nergal vestido de Papa Satánico mientras Orion (bajista) y Seth (guitarrista de gira) hacen sus funciones musicales de manera magistral y complementan con voces/coros de ultratumba. Digamos que el nuevo BEHEMOTH es más detallista y refinado. De todos modos, la banda no se olvida de sus fans de la vieja escuela y por eso interpreta clásicos como “Conquer All” y los ya mencionados “No Sympathy for Fools” y “Chant for Eschaton 2000”.

Cuernos en el aire, cánticos en honor a los invitados, salvajes pogos en el centro del Teatro y mucha gente que los veía por primera vez (lo supimos cuando Nergal preguntó quiénes eran nuevos dentro de la legión) fue la postal que nos dejó el público en esta primera mitad del show, donde BEHEMOTH se encargó de poner muy alta la vara y nos demostró por qué representan la evolución del black/death metal, con un sonido poderoso y perfectamente nítido, además de una teatralidad imponente a pesar de no contar con demasiados juguetes ni juegos de luces en tarima. Inmejorable primera mitad del espectáculo.

Arch Enemy

En el ojo de la tormenta: ARCH ENEMY en Buenos Aires

La “segunda mitad” del show tenía como protagonistas a la banda más convocante de la jornada, o al menos la más popular en este combo: ARCH ENEMY. El grupo sueco y su vocalista canadiense no pisaba suelo argentino desde el 2018, cuando ofrecieron un show en el Luna Park como invitados de HELLOWEEN y esta vez contaron con mejor sonido que en aquella ocasión. Al igual que BEHEMOTH, la banda encabezada por Alissa White-Gluz llegó para presentar un nuevo disco, Deceivers (2022), por lo que el setlist estuvo conformado principalmente por canciones de dicho álbum, entre las que pudimos escuchar “Deceiver, Deceiver”, con la que arrancaron el show, “In the Eye of the Storm”, “House of Mirrors”, “The Watcher”, “Handshake With Hell” y “Sunset Over the Empire”, bastante celebradas por el público, incluso por encima de otros temas más antiguos, demostrando que el grueso de la fanaticada está bien enganchado con la nueva era del grupo, la que tiene a Alissa como vocalista.

“¿Quienes vinieron por primera vez?” preguntó Alissa, luego de recoger del suelo una camiseta de fútbol que le lanzaron como obsequio. La cantidad de manos alzadas era notable, algo que tiene sentido con lo que mencionaba anteriormente respecto a la excelente respuesta que tuvieron los temas nuevos, haciendo pensar también que los detractores y nostálgicos de la vieja era, ya ni siquiera hacen acto de presencia en sus shows.

Arch Enemy

Si bien toda la banda exhibe en vivo una calidad superior y ofrecen un show del más alto nivel, hay que aceptar que la dupla de guitarristas conformada por Jeff Loomis y Michael Amott es quien se lleva todas las miradas, demostrando por qué Jeff fue reclutado por la banda, ya que su presencia le permite al gran Amott enfocarse en lo suyo con la confianza que le da tener una guitarra gemela como Loomis, que parece ser el compañero ideal. Así mismo, Sharlee D’Angelo en bajo, Daniel Erlandsson en batería y, por supuesto, la voz gutural de Alissa -que en este nuevo disco ya comienza a mostrar su voz limpia, como ocurre en el tema “Handshake with Hell”– hacen del show de ARCH ENEMY una demostración perfecta de cómo debe sonar el death melódico en vivo, tanto con las nuevas canciones como los grandes clásicos de la banda. Todo esto, musicalmente hablando.

Si vamos a lo visual y la puesta en escena, evidentemente es Alissa White-Gluz la protagonista de la noche. La cantante canadiense sigue demostrando que es una gran frontwoman y aunque a algunos antiguos fans les genere rechazo su energía, actitud y personalidad, la realidad es que su llegada ha traído más fans de los que alejó. Alissa se apodera del escenario, camina a lo largo y ancho, salta cada tanto, ondea la bandera del grupo y nos ofrece una clínica de gestualidad y manejo del público.

Arch Enemy

Luego de “As The Pages Burn”, del disco War Eternal (2014), que ya se ha convertido en un clásico y fue coreado por muchos de los presentes, la banda hizo una especie de breve despedida, quedando en tarima únicamente Amott y Loomis, interpretando con sus guitarras el instrumental “Snow Bound”. Era difícil pensar que el fin estaba cerca, porque todavía no llegabamos ni a 60 minutos de show, pero el riff de un gran clásico nos anunciaba el final.

“Nemesis” -que fue seguida por el instrumental “Fields Of Desolation”– fue el cierre de un set que, aunque breve, fue demoledor y le permitió a ARCH ENEMY demostrar todo su poder ante una audiencia que no paró de hacer pogos y corear siempre que el momento lo ameritó. La banda contó con un sonido levemente más fuerte que el de BEHEMOTH y que se mantuvo dentro de los límites aceptables de la percepción, dejándonos apreciar esas guitarras magistrales y la inigualable voz de White-Gluz.

Arch Enemy

“Enter The Machine” y “Vox Stellarum” se reproducían de fondo mientras los integrantes del grupo se despedían de sus seguidores, lanzando algunas púas y botellas de agua entre sonrisas y agradecimientos. Eran las 23 hs exactas y todo había terminado. ¿Quedamos felices? por supuesto, pero eso no impidió que nos fueramos con ganas de más, señal de que lo que vivimos fue bueno y se pasó volando. Es un caso curioso esto de los tiempos en tarima con ARCH ENEMY, ya que en su anterior visita nos tocó verlos junto a KREATOR y HELLOWEEN, donde solo tocaron 10 canciones y esta vez, gracias a una nueva gira mundial en conjunto, nos vuelven a entregar un set “breve”. ¿Le agarraron el gusto a las giras compartidas? Puede ser, pero nosotros no perdemos la esperanza de que en el futuro nos visiten en solitario y volvamos a tener shows más extensos como aquel de 2015. De todos modos, debemos estar contentos de que nos sigan visitando, a pesar de que la economía juegue en contra y sea quien sea que los acompañe en su próximo tour, seguro nos ofrecerá un espectáculo de primer nivel, como este que nos entregaron en 2022.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard y Rockaxis. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Galería fotográfica ARCH ENEMY y BEHEMOTH en Argentina

Todas las fotos fueron tomadas por Carlos Martínez para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Por favor ¡desactiva Ads Block!

Este contenido es gratuito, solo te pedimos que nos permitas mostrarte publicidad de Google. De ese modo estás apoyando el periodismo independiente.