Estás aquí
Página principal > Destacada

Billy Sheehan en Argentina: La aventura nunca termina #Reseña

Dentro del mundo del rock, Billy Sheehan es una institución. Con más de 50 años de carrera, es la representación andante de la experiencia y cuando juntamos su personalidad amable con su vocación docente, tenemos al mejor profesor del mundo. Esta vez, tal como lo hizo en 2017, el maestro de las cuatro cuerdas visitó Argentina para ofrecer varias clases magistrales de bajo y su última parada fue en Buenos Aires el pasado 2 de noviembre. El auditorio del club Acatraz se llenó de músicos y fans ansiosos por conocer más acerca de este excelentísimo artista y sus métodos de ejecución, ensayo y grabación, entre otras cosas.

Como músicos podemos cambiar el mundo” fue una de las primeras inspiradoras frases que nos lanzó el fundador de MR BIG, haciendo referencia a cómo THE BEATLES influyeron en la caída de la URSS, algo que aunque no deja de ser una teoría polémica, está bastante fundamentado históricamente. “Todos somos artistas, lo importante es encontrar la chispa y hacerla crecer” nos dijo posteriormente el músico, rompiendo el hielo para lo que vendría y haciendo que hasta los no-músicos presentes se sintieran con la capacidad de lograr sus objetivos artísticos sin importar la edad.

¿Qué haces para calentar?” Fue la primera pregunta de la noche para Sheehan, quien enfatizó en lo importante que es hacer del calentamiento una especie de práctica y de ese modo progresar mientras te preparas para un show o ensayo. “Yo caliento haciendo cosas que no me salen bien” confesó Billy para sorpresa de todos. “No vale la pena ensayar algo que ya sabes hacer y repetir mil veces una escala para calentar porque eso no te hará ser mejor que ayer, hay que concentrarse en repetir mil veces eso que no te sale bien” fue su mensaje, aclarando que por lo tanto no existe, según su visión, un calentamiento genérico que pueda funcionar de manera global sino que para cada quien variará, según en lo que falle y lo difícil realmente es descubrir cuál es el calentamiento que te sirve.

El bajista aprovechó para hablar de sus inicios, de cómo perdió la cuenta de la cantidad de discos que ha grabado y del impacto que generó en él, haber visto en vivo a Jimi Hendrix, su primer show de la vida. Pero también recordó cuando vio a ZZ TOP en primera fila y lo importante que es hacer lo que a uno le guste, ya que de otro modo te aburrirías rápido. Una vez alguien le preguntó que podía hacer para vencer el aburrimiento que le provocaba tocar bajo y el, sin dudar, le dijo: “renuncia“. “Tengo 54 años tocando bajo y todavía me emociona tocar, no importa cuán cansado esté, me acuesto y veo mi bajo allí, seduciéndome, así que me paro a tocarlo”.

Hay que equilibrar la crítica con las emociones para no tirarte abajo tú mismo al ser tan exigente” fue su respuesta ante la pregunta de ¿cómo saber que uno está mejorando si ya se es demasiado bueno? como en su caso. “Lo importante es saber dónde te equivocas, no importa que los demás te digan que lo estás haciendo bien, uno sabe en qué se equivocó y hay que practicar hasta que lo sientas mejor” recomendó el músico y aseguró que “siempre que sentimos que llegamos al tope nos damos cuenta que hay cosas más arriba, que nunca viste, así que continúas, la aventura nunca termina.”

También hubo tiempo para primicias y ante la pregunta de una fan con respecto a sus proyectos y planes futuros, el maestro nos confesó que el nuevo disco de estudio de SONS OF APOLLO, el segundo, ya está terminado y saldrá en 2020. Mientras tanto nos invitó a escuchar el disco en vivo con orquesta y coro que acaban de publicar. Con respecto a THE WINERY DOGS, aseguró que ya se encuentran escribiendo temas para el próximo disco de la banda, dato que generó los aplausos y emoción de toda la sala, rematando el cierre con la noticia de que también está trabajando en un disco solista en el que contará con el baterista de KORN, Ray Luzier, un gran amigo suyo, y prometió que será un disco muy salvaje pensado para bajo y batería.

Cuando llegó la hora de hablar de las composiciones, Billy nos confirmó algo que muchos suponemos: “Los grandes compositores aprendieron primero a tocar temas de otros artistas y muchos de ellos tuvieron bandas de covers”, utilizando como ejemplo el primer demo de THE BEATLES, el cual compró en un mercado de bootlegs en Japón y para su sorpresa tiene 30 canciones en donde ninguna es de ellos, sino puras versiones.

Los grandes autores se inspiran en otros, copian de sus ídolos y eso les permite inspirarse para crear sus propias obras maestras a partir de ahí” aseguró el estadounidense, quien, antes de invitar al escenario a los argentinos Javi Viñas (guitarra) y Adrián Espósito (batería) para que lo acompañaran a tocar una serie de temas imprescindibles del rock, insistió en que los músicos, independientemente de que compongan desde la técnica o desde la pasión, deben aprender a tocar primero grandes canciones de otros.

“Los maestros del jazz se saben todos los temas básicos del género y eso les da el poder de la improvisación. Si invito músicos a hacer un jamming y estos nunca han tocado canciones ajenas, probablemente no podrán improvisar sobre la mía porque las ideas surgen de esa experiencia versionando”.

Billy Sheehan

Para el cierre, Sheehan nos deleitó con su virtuosismo en el bajo y nos sorprendió con su buena voz al interpretar clásicos como “Breaking the Law” de JUDAS PRIEST, “Suffragette City” de David Bowie, “Smoke on the Water” de DEEP PURPLE y “Addicted to That Rush” de su querida MR BIG, entre otros. También hubo tiempo para un tema de su carrera solista, como “This Suspense is Killing Me” y para el final invitó al vocalista Charlie Giardina para que cantara “Wrathchild” de IRON MAIDEN y la inesperada “Shy Boy” de TALAS, el primer grupo que tuvo Billy, a principios de los años 80’s, en el que mezclaban covers con canciones propias. Es importante destacar que el tema “Shy Boy” fue posteriormente versionado por muchas de las bandas de las que Sheehan ha sido parte, como MR BIG, THE WINERY DOGS y el solista David Lee Roth, entre otros.

Si existe un músico que pueda ser llamado maestro, ese es  Billy Sheehan. El virtuoso bajista se ha destacado por su excepcional manera de tocar el bajo eléctrico pero además es un gran compositor y mejor docente. A pesar de no haber estudiado música de manera formal en ningún conservatorio, se codea con los más grandes músicos del mundo. Su humildad lo mantiene con los pies en el suelo y aprovecha cada oportunidad para juntarse con los que recién empiezan su carrera, quienes le admiran, respetan y piden consejos. El pasado sábado tuvimos el privilegio de recibir sus recomendaciones y aprender de sus experiencias, ahora queda de nuestra parte poner esa teoría en práctica.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Todas las fotos fueron tomadas por Carlos Martínez para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top
Close