Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

Despertar de regreso en los 80´s: CRAZY LIXX dió su primer show en Argentina #Reseña

El pasado miércoles 13 de marzo, en El Teatrito de Buenos Aires, fuimos testigos del explosivo debut en Argentina de CRAZY LIXX, una banda de hard rock que pisa fuerte como representantes del movimiento conocido como New Wave Of Swedish Sleaze Metal.

La peculiar noche arrancó con la presentación de BANGKOK, oriundos de la ciudad de Rosario, que con una propuesta hardrockera y 2 discos bajo el brazo (Señales, de 2015 y Locura, de 2020) entretuvieron a los presentes con temas como “Tres Deseos”, “La Razón” o “Matar o Morir”, sencillo que lanzaron muy recientemente y que tocaron por primera vez en vivo esa noche.

Luego llegó el turno de GUNNER, banda local que se ha convertido en referencia del género glam/hard rock y que estuvieron presentando temas de su 5to álbum, Sinners (2023). “Love Evol”, “Rockin’ in the City” o “Hearts of Fire” (cantada por primera vez por su actual y carismático vocalista, Javier Barilari) formaron parte de su show, apoyado en una interesante estética visual, y que sirvió para presentar también a su nuevo tecladista, Emma Lynch.

Arpeghy

Como último acto nacional se presentó ARPEGHY, que con un poco más de 20 años de trayectoria dejaron en evidencia el gran momento que viven como banda. Con una enérgica puesta en escena, un notable despliegue de virtuosismo musical y contundentes canciones como “En la Oscuridad”, “Mala Tentación” y “Razón para Pelear”, lograron muy buena recepción por parte del público y dejaron la vara muy alta para los invitados suecos. Hay que destacar que la banda tuvo muy buen sonido, algo no muy común para los actos soportes, lamentablemente. Su show culminó con “Mi Destino” y contó con la particularidad de la colaboración de Jonathan Lupis (guitarra/coros) y Nicolas Humeniuk (batería) supliendo a sus músicos titulares.

CRAZY LIXX en Buenos Aires: Un glamoroso y salvaje debut en Argentina

Finalmente se bajan las luces por última vez en la noche, y mientras suena de fondo el intro “Final Fury” irrumpen de a poco en el escenario los miembros de CRAZY LIXX, arrancando a pleno con “Whiskey Tango Foxtrot”, seguida de “Hell Raising Women”, que causó mucho agite en los presentes.

Después de “Rock and a Hard Place”, su cantante Danny Rexon, en un intento de hablar español dijo: “Hola Argentina, hola Buenos Aires”, asegurando que su español no es muy bueno y que lo lamenta, pero hablará en inglés, a la par que se quitaba la campera que vestía. Propuso que era hora de Jason, y tras presentar a Jens Anderson (bajo) arremetieron con “XIII”, en la que Danny utilizó la característica máscara del famoso personaje del cine de terror, y un “skin” en su micrófono que convertía el mango en un cuchillo.

“Silent Thunder”, “Rise Above” (que marcó quizá el momento más “heavy” de la noche) y “Sword and Stone” (original de BONFIRE) fueron coreadas a todo pulmón por sus fans, que más temprano que tarde entonaron el típico “olé olé olé, cada día te quiero más”, animando al baterista, Joél Cirera a poner ritmo al cántico y dando la impresión a Danny de que “era un partido de futbol”.

Casi se viene abajo el recinto cuando tocaron “Blame It On Love”, y se mantuvo esa energía para “21 ‘Til I Die”, siendo altamente celebradas. Tras esto, se retiraron brevemente del escenario para volver solo un instante después, con toda la sección de cuerdas “en cuero” y Danny alzando una bandera muy similar a la estadounidense, pero con solo 4 estrellas y las iniciales de la banda: era la hora de “Anthem for America”.

Para cerrar el show, Danny invitó a la gente a cantar fuerte, asegurando que la canción era fácil, y se despidieron con “Never Die (Forever Wild)”, en la que Danny atrapó una bandera Argentina, la cual sostuvo unos instantes antes de revolearla de vuelta al público, incitándolo a “hinchar” de cada lado del lugar según se turnaban sus guitarristas en un mini “duelo” de solos, un momento muy lindo de ver y que hipnotizó por la calidad con la que Chrisse Olsson y Jens Lundgren ejecutaban su instrumento, mientras se agitó el pogo con sus fans, dándolo todo sobre el final. Tras agradecer, saludar, y tomarse la clásica foto con el público de fondo se retiraron del escenario mientras sonaba “Crazy Crazy Lixx”, adaptación de un archi conocido tema de KISS.

Hablar de glam rock en estos tiempos es algo jugado, comprometedor, siendo que se trata de un estilo que tuvo un estallido en los 80’s y cuyos principales exponentes al día de hoy son prácticamente los mismos, o al menos los que todavía siguen en actividad. Para muchos es un género que “ya fue”, prefieren recordarlo con nostalgia y lo dejaron de lado, pero para otros está tan vivo como en aquellos años, y vaya que quedó demostrado el pasado miércoles 13 de marzo en El Teatrito, con el debut en Buenos Aires de CRAZY LIXX.

CRAZY LIXX brindó un show que sin dudas será recordado como una verdadera fiesta en la memoria de los seguidores más asiduos del hard y el glam rock. Son músicos excepcionales que exudan energía y buenas vibras sobre el escenario, con canciones muy bien estructuradas, gancheras, y con recursos como teclados y voces pregrabadas en pistas, sumadas a los coros en vivo y la voz de Danny Rexon, coronan un espectáculo de primera y que sonó como debe ser. Es un lujo presenciar bandas de este nivel en los tiempos que corren, y aunque tienen como principales influencias a las clásicas del género, traen un aire de frescura y renovación para nada despreciable. Junto a sus coterráneos H.E.A.T, CRASH DÏET, o los fineses RECKLESS LOVE, solo por citar un par de ejemplos de bandas contemporáneas destacadas (y salvando por supuesto las notables diferencias musicales), son de las propuestas más interesantes que hay sobre la mesa.

Manuel Herrera
Colaborador en Rocktambulos
En las páginas de un libro o las canciones de un disco me puedo perder, y con suerte volver. Baterista, entusiasta del audio, intento de cronista.
Amante de la música y la buena comida.

©Todas las fotos fueron tomadas por Frank Hernández para Rocktambulos / Todos los derechos reservados

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Top