Estás aquí
Página principal > Destacada

Discoteca infernal: COMBICHRIST retornó a Argentina para dar un concierto lleno de energía

Al entrar al Teatro Flores, vemos a una dominatriz arrastrando a su esclavo atado con una soga por todo el recinto. Claramente hoy no será una de esas noches de siempre. El lugar se decora con peinados estrafalarios, maquillaje y complejos atuendos. Realmente este público hace de cada recital una ceremonia. Y tal vez lo sea. No todos los días vemos a un grupo como COMBICHRIST por estas tierras. Llámese gótico, industrial o EBM, este es un público fiel, curioso, que habrá crecido con artistas mainstream como Rammstein o Marilyn Mason, pero logró llegar un paso más allá hasta artistas como COMBICHRIST.

CombichristBsAs00006A las nueve y media el quinteto sale a matar o morir. Esta música no puede tomarse a la ligera; requiere un despliegue físico. Con “Get your body beat” comienza un show que durante 70 minutos no tendrá respiro. El cantante Andy LaPlegua así lo quiere, por lo que sabe que -en pos de lograrlo- debe cambiar algo. Mientras que en los discos, los teclados y las guitarras son protagonistas, acá dos baterías son el motor de la banda. Y mientras el grupo se encarga de llevar el beat, el cantante puede dar rienda suelta de su histrionismo como frontman. No pasa mucho para que el rubio esté entre la gente cantando.

Un show de COMBICHRIST es una fiesta del submundo, donde no hay pogo; se baila frenéticamente. Y aunque uno no sea fan del grupo, es imposible resistirse al ritmo infeccioso de la banda. Los músicos se encargan de dar hasta su última gota de sudor para contagiar a la gente, mientras LaPlegua grita y se mueve como perro encerrado, dando una performance furiosa, pero siempre con una sonrisa en la cara.

CombichristBsAs00011Sin pausas para demasiadas palabras, el grupo revisita su discografía a toda velocidad, haciendo hincapié en el disco What the fuck is wrong with you people?, con canciones como “Electrohead” o “Red”, pero es sin duda “Never Surrender” uno de los puntos altos de la noche. Tal vez porque puede ser un lema perfecto para el grupo. No importan las modas y los estilos; ellos seguirán con la música que quieren hacer.

Para los bises, el baterista Joe letz toma el micrófono y pregunta a la audiencia que quieren escuchar. No hay demasiadas discusiones; los músicos arremeten con “This shit will fuck you up” y “Fuck that shit” y el lugar se transforma en una discoteca salida del infierno. Todo maquillaje se corre a la hora de bailar.

Lo bueno, si es breve, es doblemente bueno. Ese podría ser el lema de COMBICHRIST. Después de un show realmente intenso, la gente queda con ganas de más. Pero solo hay tiempo para las fotos finales. A veces es una apuesta traer a este tipo de bandas; nunca se sabe si habrá un regreso. Pero con shows así, tanto banda como publico merecen otra vuelta.

CombichristBsAs00023

Facundo Llano
Colaborador en Rocktambulos
Música, comida y libros, el resto está de más.
Facundo Llano on Facebook

Todas las fotos fueron tomadas por Sil Morsenti para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Queremos saber qué te pareció:

Top
Close