Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

Doctorado en Punk Rock: BAD RELIGION demostró en Argentina, una vez más, que sus shows son satisfacción garantizada #Reseña

El 2023 marca treinta años de la primera visita de BAD RELIGION al país, y sin dudas el espíritu de esta noche nos retrotrae al pasado; este 28 de noviembre en el micro estadio de Ferro hace tanto calor como en las viejas épocas de Obras o Cemento. ¿Será esto un buen indicio de lo que está por ocurrir sobre las tablas? Esto fue lo que ocurrió:

La noche empezó con los shows de SUDARSHANA y EXPULSADOS, la mítica banda ramonera argentina. Y hablando de RAMONES, un paralelismo que podemos hacer con el grupo neoyorquino, es que BAD RELIGION siempre contó con diferentes bandas soporte en cada visita, sin repetirse. Así fueron pasando artistas como A.N.I.M.A.L, ETERNA INOCENCIA, BOOM BOOM KID, CADENA PERPETUA, CHARLIE 3 y varias más, por lo que el público ya tiene como ritual acercarse temprano y disfrutar de todos los grupos. En este caso, podemos sumarle la presencia de un pequeño patio gastronómico y cervecero dentro del predio, que generaba un ambiente para disfrutar toda la tarde.

Ambos grupos invitados estaban de festejo, no solo por estar abriendo el show de una banda que admiran, sino que, por parte de SUDARSHANA, coronan un año que los trajo de vuelta a los escenarios luego de una década de silencio. Y por parte de EXPULSADOS, el grupo se encuentra cumpliendo treinta años este 2023, por lo que la fiesta se contaba por partida triple.

BAD RELIGION en Buenos Aires: Dando cátedra a puro pogo

Puntualmente a las 21:20 se apagan las luces y sale el quinteto californiano. El show comienza intensamente con “The Defense” aunque no se logra apreciar de forma plena debido a algunos problemas de sonido que tardarían un par de canciones en acomodarse, permitiéndonos un mayor disfrute sonoro conforme avanzaba la noche, eso sí, sin llegar a la perfección. No se trata de ser quisquilloso, sino que la propuesta de la banda, con armonías y melodías de guitarra protagónicas y un bajo/bombo bien marcado, necesita de un sonido prístino para apreciarse en su totalidad.

Ya son muchas visitas de la banda al país, pero como nos comentaba hace muy poco el guitarrista Brian Baker, la banda siempre se encarga de bucear en el repertorio y sacar a la luz canciones que, quizás, nunca antes habían sonado en el país o hacía mucho tiempo que no lo hacían, tal es el caso de composiciones como “Requiem For Dissent” o “Drunk Sincerity”. Un gesto que, sinceramente, se agradece y que hace que luego de diez visitas, la gente se acerque con entusiasmo y llene cada lugar donde toca la banda, como es el caso de esta noche, ante más de 2000 mil fans. BAD RELIGION nunca toca con poca convocatoria, y si bien en su mayoría vemos un público bastante adulto, canciones como “Infected” “21st Century Digital Boy” hacen sentir joven a todo el mundo.

Otra curiosidad de la banda es que, en un género nostálgico como el punk, BAD RELIGION siempre se mantuvo relevante. En cada década de vida tienen canciones esenciales que son celebradas con la misma efusividad. Puede ser “Fuck Armagedgon… This is Hell” de 1982, “American Jesus” de 1993, “Los Angeles is Burning” de 2004 o “Fuck You” de 2013, y así podríamos dar varios ejemplos. La banda parecería tener la receta para crear canciones inmortales siempre, y si bien en esta oportunidad no hay disco nuevo para presentar, no relegan ninguna década. A más de cuarenta años de su formación, sus últimos diez años son tan importantes como los primeros, y es por eso que suenan composiciones como “Past Is Dead”, “Wrong Way Kids” o “My Sanity”. BAD RELIGION no hace discos como simple excusa para salir de gira y luego olvidarlos.

Más allá del mencionado problema de sonido y alguna incomodidad con respecto a la salida del lugar (fue algo caótica), criticar a BAD RELIGION en vivo es inútil. Lo que vemos arriba de las tablas es una banda que se sabe fuerte en vivo y disfruta de eso. Particularmente el legendario bajista, Jay Bentley, que canta y salta como un fan más. El baterista, Jamie Miller, tiene el plus de aportar coros además de mantener una base sólida, mientras que los guitarristas, Brian Baker y Mike Dimkich, se reparten la tarea a la hora de los riffs y los solos porque aquí no hay protagonismos. Por parte de Greg Graffin podemos decir que siempre vemos a un tipo enfocado en el mensaje de sus canciones. Aunque no entiendas inglés, por sus gestos y movimientos, podemos entender la intencionalidad de las letras.

En conclusión, la banda es una máquina bien aceitada que parecería no tropezar nunca; ni en vivo, ni en estudio. Mientras el mundo siga funcionando de la misma manera, podremos tener varias certezas: BAD RELIGION va a sacar un disco nuevo, nos visitarán y darán un concierto tan vibrante como este.

Facundo Llano
Colaborador en Rocktambulos
Música, comida y libros, el resto está de más.
Facundo Llano on Facebook
Bad Religion Setlist Microestadio de Ferro, Buenos Aires, Argentina, South America 2023

Todas las fotos fueron tomadas por Frank Hernández para Rocktambulos / Todos los derechos reservados

¿Qué opinas? ¡Queremos saber tu opinión!