Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

Gilby Clarke, Ciclonautas y Mica en Buenos Aires: Una verdadera fiesta del Rock #Reseña

Sábado por la noche en Buenos Aires y el ambiente estaba cargado de energía veraniega, pero sobre todo expectación por lo que íbamos a vivir dentro del Teatro Vorterix, donde tras 9 años de ausencia, finalmente volveríamos a ver al carismático Gilby Clarke. Mientras los fanáticos se congregaban en el recinto para presenciar el tan esperado show del ex GUNS N ROSES, dos talentosos artistas se encargaban de encender la llama: Mica Racciatti, con su estilo único de rock alternativo, y los CICLONAUTAS, con su rock nacional que fusiona sonidos argentinos y españoles. Todos salieron a escena con la misión de cautivar a la audiencia con actitud y talento.

Mica Racciatti en Buenos Aires

Tan pronto como las luces se atenuaron comenzó una verdadera fiesta de rock n roll, indicándonos que Mica Racciatti ya estaba en tarima. La rosarina fue la primera en irrumpir sobre el escenario. Con una energía palpable, lanzándose al suelo frecuentemente y recorriendo cada centímetro del escenario, Mica se mantuvo durante todo el show con una determinación contagiosa.

La cantante interpretó temas de sus dos discos, cautivando a los que la estaban conociendo esa noche, y para muchos la sorpresa llegó cuando Mica decidió arrancar con una versión a capella del clásico “El témpano”, una canción emblemática del folklore rosarino. Su voz resonó con fuerza en el recinto, capturando la atención de los presentes. Luego, la banda se unió a ella, infundiendo nueva vida al tema con buenos sonidos de rock, mientras algunos fans coreaban la letra: “no te pares, no te mates, solo es una forma más de demorarse”.

Después de un set electrizante (haciéndole honor al nombre de su formato en vivo, set eléctrico), Mica se despidió entre aplausos, dejando a la banda tocando para la audiencia, por lo que los músicos aprovecharon para versionar brevemente “Five Minutes Alone” de PANTERA, levantando la oreja de más de un desprevenido y obligándolo a mirar qué pasaba sobre el escenario. Eso sí, no quedaron solos en el escenario por 5 minutos, sino unos pocos segundos, ya que Mica volvió rápidamente para decir adiós y agradecer al público junto a la banda.

CICLONAUTAS en Buenos Aires

El grupo, establecido en Navarra, España y liderado por el argentino Mariano ‘Mai’ Medina, regresó a Buenos Aires para demostrar por qué son la verdadera definición de power trío. A las 21 hrs, CICLONAUTAS tomó el escenario con una puntualidad admirable, listos para cautivar al público con su inconfundible estilo que fusiona lo mejor del rock nacional argentino con los sonidos del rock español.

Desde el primer acorde, la impronta de CICLONAUTAS resonó con fuerza en el recinto, destacando la voz ronca y poderosa del rosarino Mai, muy bien acompañada por una ejecución musical impecable de parte de Javier ‘Txo’ Pintor en el bajo y Alén Ayerdi en la batería.

Ciclonautas

Los dos españoles y el argentino dejaron claro, desde el primer tema, que venían dispuestos a comerse el escenario como un verdadero headliner, y es que originalmente su show estaba pautado para realizarse en The Roxy con ellos como banda principal, sin embargo fue mudado al teatro Vorterix y fusionado con el de Gilby Clarke por motivo poco claros. Ante esta situación que los convertía en soportes, los chicos salieron con la intención de dejar la vara bien alta para el plato fuerte de la noche.

A pesar de su actitud tranquila sobre el escenario, el grupo irradiaba una presencia magnética que mantenía a la mayoría del público completamente absorto en su música, a pesar de no haber venido por ellos. Mientras el bajista lideraba el camino al frente del escenario, con caminatas y bailes que atraían los lentes de todas las cámaras, el guitarrista/vocalista desataba su destreza desde su posición, entregando enérgicos solos de guitarra y agitando su cabellera con intensidad cuando el tema lo requería.

Ciclonautas

“Cantaron poco pero gracias”, expresó el vocalista a mitad del show, luego de interpretar una de sus canciones más populares, demostrando cierta inconformidad con la audiencia, que no terminaba de romper el hielo y continuaba contemplativa. Sin embargo, hacia el final del espectáculo, con la interpretación de “¿Qué Tal?”, fue que el público se activó por completo, acompañando la canción con palmas y algunos incluso se animaron a subirse a hombros para cantar junto a la banda. “Nosotros muy agradecidos”, añadió el cantante después de la canción, expresando su aprecio por la cálido respuesta del público. Al parecer, hizo efecto el regaño.

Parecía que el show había llegado a su fin, pero aún quedaba una sorpresa más reservada para el público: “Bienvenidos los Muertos”. Así, tras una hora y diez minutos de espectáculo, CICLONAUTAS se despidió de su público, luego de un show que superó las expectativas y que dejó a muchos con ganas de ir a verlos en Rosario la próxima semana. De hecho, el set duró más de lo esperado ya que finalizaron a las 22:10 hs, lo cual sorprendió a todos, considerando que Gilby estaba programado para iniciar a las 22:00 horas. De cualquier modo, a nadie le molestó que los argento-españoles se tomaran unos minutos más porque para esa hora ya estaban la mayoría entregados a sus contagiosas canciones.

Ciclonautas

Gilby Clarke en Argentina

El telón se alzó a las 22:30 horas para recibir a la gran estrella de la noche: Gilby Clarke, momento en el cual el teatro ya se encontraba prácticamente colmado. Con un “Hola” pronunciado en español, Clarke dio inicio a un arranque efusivo con el tema “Monkey Chow” de Slash’s Snakepit, destacando desde el primer instante la energía que caracterizaría su presentación.

Acompañado por músicos que, al igual que él, deambulaban de un lado a otro del escenario, el exintegrante de Guns N’ Roses ofreció un espectáculo en formato trío con un sonido impecable. Tras el segundo tema, “Under de gun”, Clarke presentó a la banda y, antes de interpretar la siguiente canción, consultó al público -dos veces- si les parecía bien: “voy a cantar una canción acerca del rock n roll, ¿está bien?”, dijo el carismático frontman, obteniendo una respuesta ferviente de afirmación. Se refería al tema “It’s Good Enough for Rock n’ Roll”.

Gilby Clarke

La energía del público alcanzó su punto álgido cuando resonaron los acordes de “It’s So Easy”, un clásico de Guns N’ Roses que hizo estallar el teatro. Y es lógico, ya que la mayoría asiste a estos eventos esperando escuchar alguno de los emblemáticos temas de la banda anterior de Clarke, sin embargo el público mantuvo su atención y entusiasmo durante todo el set, que incluyó varias versiones como “Knockin’ on Heaven’s Door” de Bob Dylan pero popularizada por su antigua agrupación, “Patience” de Guns N’ Roses y “Dead Flowers” de The Rolling Stones. “The Rolling Stones son mi banda favorita, les puedo tocar un tema de los Rolling?” preguntó tímidamente Gilby antes de tocar este último. Obviamente que si podía y ninguno de los presentes iba a decirle que no esa noche al simpático Clarke.

Gilby Clarke

La interacción constante con el público fue una característica destacada de la actuación de Clarke y sus muchachos. El líder preguntó cosas y escuchó a la audiencia constantemente, regaló púas y hasta recibió -de parte de una de las personas presentes- una camiseta de la selección argentina con su nombre impreso detrás. Gilby no dudo en expresar su aprecio por sus fans y agradecer la oportunidad de estar en Argentina.  “Para un Americano como yo, venir a Argentina es algo muy especial” dijo y, entre coros de “olé, olé” por parte del público, describió la experiencia como algo único y agregó: “que hermosa canción”.

Luego de varios amagues con temas de GNR, que nunca fueron concretados, el final del concierto parecía llegar con “Tijuana Jail”. Sin embargo, Clarke consultó al público si quería otra canción, obteniendo la obvia respuesta positiva al unísono. Contra todo pronóstico, el encore no incluyó temas de los Guns, sino un par de clásicos del rock, como lo son “It’s Only Rock ‘n’ Roll (but I Like It)” de The Rolling Stones y “Rock ‘n Roll All Nite” de Kiss, poniendo a todo el mundo a saltar, bailar y cantar y cerrando una verdadera fiesta de sábado por la noche con broche de oro.

Angela Contreras
Colaboradora en Rocktambulos

©Todas las fotos fueron tomadas por Frank Hernández para Rocktambulos / Todos los derechos reservados

Gilby Clarke Setlist Teatro Vorterix, Buenos Aires, Argentina 2024

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Top