Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

HABLAN POR LA ESPALDA: “No somos comerciales, ni complacientes, venimos del anti mainstream” #Entrevista

Volviendo a Argentina y celebrando sus 25 años años, HABLAN POR LA ESPALDA sigue en cambio perpetuo. Desde sus inicios hardcore, pasando por el punk, garage, metal, reggae, psicodelia y candombe, los uruguayos no temen a experimentar con la música. Siempre inclasificables, vuelven para seguir mostrando su cambio perpetuo.

Hablamos con su cantante, Fermín Solana, antes de los shows de la banda el 25 en Bula, en Capital Federal y el 26 en Pura Vida de La Plata, Buenos Aires.

Por ahí es obvio pero quería preguntarte como te pegó la pandemia y a la banda también. Justo pasa cuando la banda estaba en un buen envión; habiéndose rearmado después de perder algunos miembros, con disco nuevo, en las vísperas de los 25 años. Está bien que le pasó a todo el mundo, pero a veces parece que el espíritu de HABLAN es siempre batallar contra algo. ¿De donde se sacan las fuerzas y energías en ese momento?

Siempre es batallar. Como vos decís. No nos gusta hacer un llanto. A ver, es la vida misma y cuando tenés una banda durante tantos años indefectiblemente las atravesás todas, las buenas y las malas. Somos conscientes que a veces se nos ha hecho cuesta arriba, tanto que de hecho en determinado momento hicimos un disco para ahuyentar las malas rachas, el Macumba tuvo un poco ese espíritu, de exorcizar, porque veníamos en una seguidilla de adversidades. Pero es eso, adversidades que son inherentes al estar vivos y a regirnos por determinados parámetros de intensidad; no somos comerciales, ni complacientes, venimos del anti mainstream, nos hemos peleado con muchos dueños de locales, con las bandas grandes, nosotros mismos nos generamos muchas de las situaciones. Víctimas no somos. La pandemia nos afectó de la misma manera que a la mayoría de los músicos, nada en particular; se nos cayeron un par de fechas, incluida una ida a Chile, se nos frenó el proceso de presentación del disco (Afuera), que quedó bastante trunca ya que casi no pudimos salir a defenderlo y sí pudimos lograr un par de cosas, como grabar algún tema (una versión de Los Estómagos), de manera bastante remota y empezar a componer las canciones que ahora estamos grabando para un EP. Las fuerzas y las energías, sobre las que vos me preguntás, se sacan cuando no estás en Hablan, sino en todo lo otro que hacés y te cae la ficha de lo especial que es la parte Hablan de la vida, ese escenario caliente y la gente alrededor, cuando sucede te carga de años de vida.     

Más allá de eso ¿cómo viviste los festejos y el show de La Trastienda? Es muy loco pensar que algo que empezaste de adolescente hoy tenga más de 25 años.

Sí, es un viaje. Te voy a ser sincero, en mi caso no soy muy de los efemérides pero admito que 25 es un montón y que ameritaba festejar, entre nosotros y con la gente que quiere a Hablan. Siempre decimos que la banda ha estado como parte de nosotros más de la mitad de nuestras vidas. Ayer justo le explicaba a una amiga lo que es, el lugar central que tiene en mi vida personal, todos mis amigos y amigas son re incondicionales, mis viejos, mi sobrino, mis parejas las conocí por Hablan, en cierta forma. El que me vendió el seguro de vida es fan de Hablan. Hay una red, no seremos masivos pero hay una comunidad y la banda ha estado en el centro de eso todos estos años. El show en sí fue épico porque fue el primero en el que la gente se paró de las mesas después de las restricciones de la pandemia. Terminó en un agite tremendo, que fue como un resucitar para los que estábamos presentes.         

Quería aprovechar para hacer un repaso por la discografía de Hablan a raíz de estos 25 años. Desde el nacimiento del grupo hasta llegar al primer disco sacan varios, singles, splits, eps. Quizás muchas de esas canciones no suelen sonar hoy en los toques del grupo, pero recuperaron algunas para el show de los 25 años. ¿Qué te genera volver a esas canciones? ¿Reconoces a la persona que cantaba esas canciones?

Es raro porque por lo general me pasa que al principio no me hallo y después termino reencontrándome con el Fermín que la cantaba en vivo en aquel momento. En el sentido de que cambió mucho mi forma de cantar, mismo mi voz y que muchas veces es cómo adaptarme. Me pasa ahora, que estamos ensayando “Puños Altos Mentes Firmes”, uno de nuestros caballitos de batalla de los hardcore days y la primera vez que lo volví a cantar dije: “¿Cómo carajo hacía para cantar un show entero de canciones así?”, ya después a la tercera, cuarta vez que lo cantás, lo recuperás y lo empezás a sentir de nuevo y te vienen los recuerdos. Y también lo adaptas a tu performance de ahora, que es parecida en un punto a la de aquellos días, pero no es igual. Lo otro que me pasa y por eso te decía lo de volver a sentirlo, es que la letra al principio me parece como super ingenua y hasta me río de mi yo compositor de esa época, hasta que entiendo porque lo escribí, me vuelvo al contexto de ese momento y paso a apreciar(me). Es todo muy psicológico, la verdad.    

Después llega el debut con “Le petit”, que me suena un disco muy fresco al día de hoy, me parece que envejeció muy bien. ¿Cómo fue esa sensación de grabar finalmente un disco como tal? ¿Sos de los que cambiaría algo a los discos viejos o te gusta que sean fotos de una época?

No cambiaría nada. Gracias por lo de fresco, coincido pero es bueno saber que también le pasa a otras personas, eso de escucharlo así. Creo que Le Petit es un casi un manifiesto del Shape of Hablan por la Espalda to Come, por Refusedizar el concepto. Justamente si hablamos de detalles es en los detalles donde se juega el partido, porque sobran refes de todas las vertientes que nos inspiraron hasta ese momento, pero también tiramos muchas líneas experimentales hacia el futuro. Todas estas coordenadas eran sonidos avant  garde, que por lo general son los que impactan pero además tienen la virtud de la conservación, de no caducar. A esa música es a la que solemos prestarle atención y buscamos transpolar a la nuestra.     

Luego viene el disco auto titulado. Que tiene clásicos como “El pecado” pero creo que de alguna forma es el disco, no sé si menospreciado de Hablan, pero si quizá algo relegado. Y es un disco muy interesante, musicalmente es bastante experimental, casi rock garagero progresivo. Creo que también coincidió con una etapa bastante intensa de la banda, en todo sentido. ¿Qué me podes decir de él?

¿Será el disco incomprendido? Es rarísimo porque es el único que no tiene edición en vinilo, lo que también lo deja en ese lugar medio canuto que vos decís, de que ha circulado menos. Ese disco lo grabamos en Buenos Aires, a la vuelta de esa demencial gira por Europa que nos mandamos en 2003 y creo que ese viaje nos marcó mucho en cuanto a lo que escuchábamos y la experimentación más allá de lo de nicho. Como que nos fuimos más al carajo en eso del “punk expansivo”, cómo le decíamos para no hablar de “rock progresivo”. También la junta con Tidal y ver su mundo allá en Alemania nos inspiró y como que sumamos muchísimos ingredientes al coctel, que eran inesperados en ese momento para una banda como la nuestra: Stones, MC5. Me parece que es un disco que va en vías de ser el “de culto” dentro de la discografía, donde es como el menos obvio a elegir. Es muy decir que Macumba es el mejor disco de Hablan, je.   

Hablar de mejor o peor disco es al pedo, pero si es cierto que Macumba marca un antes y un después en la carrera de la banda. Si bien Hablan es una banda que cambia todo el tiempo, creo que nadie anticipaba semejante volantazo. ¿Cómo llegaron a esa dirección? ¿Y cómo fue ese periodo donde, de alguna manera, HPLE empezó a ser aceptado por el público y respetado por la crítica? ¿Qué te generó eso?

La gente y periodistas (no digo que no son gente, jajaj, aclaro que trabajé de periodista 15 años) querían que Hablan les gustara, pero no se las estábamos poniendo fácil con un enfoque tan de nicho al que no sabían de donde leerlo porque básicamente las cosas que escuchábamos acá en Uruguay las conocíamos solo nosotros y nuestros amigos. Hablamos de una época pre Spotify. Entonces era todo muy encapsulado. Hasta las bandas uruguayas que nos habían marcado eran tan under que los periodistas ni de nombre las conocían. No exagero eh. Cuando agarramos el viaje uruguayo, que coincide con la exploración de la psicodelia y ese momento mágico en el descubrimos toda esa música local de los 70, la pre dictadura. Eso pasó yendo a la feria de Tristán Narvaja, los más colgados con los vinilos, Tuka, Vity, Varela  empezaron a descubrir gemas de Jesús Figueroa, de El Kinto y eso sumado a los textos del libro De las cuevas al Solís (de Fernando Peláez), donde se narra la historia del rock de acá, fue una bomba de data, nos destruyó en mil pedazos. Porque es ese momento cuando estás encontrando las raíces de donde vivís y eso estaba muy relacionado con ese tipo de viajes, que lo veíamos en otros países, como decirte los sonidos amazónicos de Perú, que era algo que también se estaba re apreciando en ese momento. Mars Volta, Roots of Chicha, esas cosas, entre otras, se estaban dando y nos impactaron, inconscientemente nos terminaron por influenciar.             

Sangre es mi favorito particularmente, me parece que pule muchas de las ideas de Macumba y las lleva a un lado más cancionero.  Si bien en el medio sacaron Celebración, que es un disco de lados b de Macumba, entre ese disco y este hay bastante tiempo. Sé que hubo bastantes contratiempos pero quisiera que me cuentes hoy como ves ese periodo, si el disco que costo “sangre” te dejó contento, si quedaron muchas canciones que no grabaron en el camino…

Es como vos decís, sí. De que ese disco profundiza el rumbo marcado por Macumba. El trabajo previo fue la clave para esa vía más cancionera, porque trabajamos mucho en la pre producción y se pre editaron mucho los temas, con la idea de algo un cacho más estructurado de lo que veníamos en Macumba donde había temas re largos, con finales que eran casi zapadas (Calor en el pecho). También hubo temas compuestos por integrantes que no habían aportado suyos antes, como el Faraón (La Procesión) y Varela (Canción del Remedio). Creo que es mi favorito, también. Porque además hay un contenido ahí, de cuestiones de índole familiar que logramos plasmar en música. Como te digo, no solo nosotros los Solana, sino también otros integrantes de Hablan. Eso de la sangre alude no solo a las familias en sí, sino también a los miembros de la banda, que hasta determinado momento lo fuimos, una gran familia.    

Afuera es el último larga duración hasta ahora. No te digo que es conceptual y capaz las letras están inspiradas en otras cosas, pero hay como un cierto sentimiento de revancha con ese disco. Pienso en canciones como “Desde las lianas”, “Hércules”. Esa cosa de no tirar la toalla. Es producto de un periodo de crisis en el grupo.

Sí, justo lo dejé planteado en la pregunta anterior. Cuando esta familia disfuncional colapsó y quedamos en 2 bandos, por un lado, Guerreros (AKA Vegeta), Tuka, Nico Demzcylo (sonidista y productor, actual bajista) y yo, por el otro los demás: Vity, Varela, Charly y Manu Piriz. Nosotros casi que ni lo dudamos y rearmamos la banda de una, con otro baterista, pero sin órgano ni percusión. Esa no renuncia fue una búsqueda natural para nosotros, que somos los fundadores de esta banda y que como te dije antes, la precisamos para vivir, y eso no tiene nada que ver con lo económico, aclaro. Porque capaz no nos conocés y lees eso y pensás en una fuente de ingresos o algo así, cosa que está lejos de ser. La precisamos para vivir y ellos seguramente también porque de hecho formaron otra banda, donde incluso se juntaron con el Sr. Faraón, o sea que es un club de ex Hablan casi que a pleno. El disco Afuera es una revancha, sí. Porque era algo que estábamos haciendo todos juntos hasta que vino el cataclismo y fue un proyecto que no quisimos abandonar los que quedamos y que nos motivó a seguir para adelante, en la búsqueda de algo nuevo.  

Recientemente publicaron un single que se llama América. Quizás no me doy cuenta pero hacía tiempo que HPLE no hablaba de temáticas sociales de forma tan directa. ¿Hubo alguna necesidad en particular de volver a esos tópicos más allá de la denuncia al abuso policial?  

El disparador fue cuando estaba pasando lo de Chile, todos esos atropellos de las fuerzas del orden -en nuestros ensayos se suele hablar mucho de la coyuntura, de política, lo escuchamos mucho al Vegeta que siempre trae una interesante lectura marxista. Yo tengo como esa percepción de que Hablan siempre le está cantando a la autoridad, y de que eso que en nuestros orígenes era muy explícito después quedó, solo que de forma más tapado por lo sentimental, por lo íntimo. Que de última es lo mismo. Está ligado en nuestra manera de plantarnos, en la vida. También hay un resurgimiento muy claro de un neo fascismo, que impacta. Probablemente América sea una respuesta a eso, una manifestación. Les cantamos desde siempre (en el escenario, en la tribuna) y vamos a seguir haciéndolo mientras seamos Hablan por la Espalda porque como dijo Todos Tus Muertos alguna vez, mejor ningún corazón que un corazón de botón.     

La pregunta obvia es ¿están preparando un disco nuevo? ¿Quieren volver al formato de singles? Y si crees que las futuras canciones de la banda van a ir para ese lado de denuncia.

Estamos preparando nuevos singles que van a dar forma a un EP de 5 canciones, que esperamos a la larga sumen otras y tomen la forma de un LP. En este momento estamos en proceso de grabación y edición de los restantes dos temas con ánimo de sacarlo en el segundo semestre del año. La temática de las demás canciones me la reservo, por ahora.

¿Que tienen preparado para esos shows en Buenos Aires?

Te puedo adelantar que vamos con artillería pesada (un repaso por todos los discos) y alguna sorpresa extra (temática, ya verán), lo necesario para que estallemos juntos en las distintas modalidades de pasos, que van desde el baile al pogo desenfrenado.  

Facundo Llano
Colaborador en Rocktambulos
Música, comida y libros, el resto está de más.
Facundo Llano on Facebook

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Top