Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

Huele a espíritu noventoso: El festival TOCADAK reunió a grandes leyendas de los 90

Clásicas son las historias de los festivales en Cemento, donde en las madrugadas del local de la calle Estados Unidos se juntaba lo más destacado de la escena punk y alternativa en maratónicas jornadas. Desde hace un tiempo, el festival Tocadak intenta traer algo de ese espíritu al día de hoy, pero claro, en horarios razonables y en un lugar más ameno que el boliche inaugurado por Omar Chaban y Katja Alemann, y apuntado a toda la familia. La edición llevada a cabo el día 25 de mayo en el Complejo Art Medio sin duda fue la mas ambiciosa.

La tarde empieza con los santafesinos de CARMINA BURANA, banda que ya acusa treinta años, pero que jamás ha tenido algún tipo de coqueteo con cierta popularidad mainstream, en parte por decisión propia. Eso hace que sus fanáticos tengan un sentimiento extra para con la banda, realmente notable, por lo que se acercan temprano para acompañar al grupo y la banda responde dando un espectáculo realmente sólido. Por un lado, es bueno que la banda pueda acceder a eventos donde están expuestos a mayor cantidad de público, pero es una picardía que tengan que tocar tan temprano, ya que eran de las propuestas más sólidas del cartel.

NO DEMUESTRA INTERÉS

A eso de las 15:30 se presenta NO DEMUESTRA INTERÉS, haciendo su debut en el festival. La banda de Adrián Outeda podría haber tenido un horario más central en la grilla, pero evidentemente la idea es que la gente se acerque lo más temprano posible al evento. Y funciona. A la hora de la siesta, ya hay gente mosheando con canciones como “Tu Fin”, “Debes Quitarte el Uniforme” y “Patea el Slogan”, con una banda interpretando dichas composiciones de forma quirúrgica. El repertorio se basa en los dos primeros discos del grupo, con una incursión a Bandera de Niebla, ex banda de Outeda, con “Cosecha Cerebral”, canción que calza como anillo al dedo a NDI.

Siguiendo a NDI, estuvo PELIGROSOS GORRIONES. Hoy la banda de Francisco Bochatón se ha convertido en un trío, con el eterno Guillermo Coda en la guitarra y el agregado de Braulio D’Aguirre en la batería, pero prescindiendo del teclado. Extraña decisión, ya que el protagonismo de dicho instrumento siempre fue una de las principales características del grupo. Y si bien cuentan con un tecladista invitado en canciones puntuales, como la inicial “Trampa”, el formato de power trío les sienta bien. El repertorio se basó en sus tres discos lanzados durante los 90, con hits como “Manicomio Gris” y “Escafandra”, mezclados con perlas como “Sé Que el Tiempo” o “Continuo Susto”. Lo cierto es que este formato y cierta desprolijidad (a veces necesaria) en la interpretación, hacen que el show de PELIGROSOS GORRIONES sea el que más cercano está de presentar el espíritu caótico de los 90, sin descuidar las canciones.

LOS BRUJOS

LOS BRUJOS acompañan este festival desde la primera edición, dando el presente en casi todas, y es entendible; el grupo tiene una actuación sólida como pocas y una cantidad de hits para respaldarla. Quizás es la que más marca un cambio de actitud con respecto a los 90; del caos de esa época pasan a la prolijidad actual, pero las canciones mantienen la frescura. Y de alguna forma, estos Brujos maduros mantienen una tradición que también tienen bandas como Los Fabulosos Cadillacs, donde sus hijos forman parte del show, en este caso Fermín, hijo del fallecido Ricky Rúa, que impone toda su energía al clásico “Kanishka”. Si hay algún show para animar, pocas opciones tan efectivas como LOS BRUJOS.

LOQUERO es otro de los clásicos del festival, y se nota que los músicos se sienten cómodos en él. La banda oriunda de Mar del Plata es la definición de banda punk de culto local. Su ventaja es que, al nunca haber coqueteado con el mainstream, cada canción es un clásico. Nuevos temas como “Antioscial” se mezclan con históricos como “Atlántida” o “Ghost of the F.O.R.a” de forma totalmente natural. Y el hecho de ser una banda discográficamente activa hace que el show tenga otra vitalidad.

LOQUERO

ETERNA INOCENCIA debutaba en el festival, pero lamentablemente fueron los únicos que tuvieron problemas de sonido durante todo el día. Curioso, ya que hoy por hoy son de las bandas más profesionales y activas de la jornada. Pero lo cierto es que durante la mitad del show las guitarras no existieron. Una lástima, ya que el grupo empieza fuerte con canciones como “Viejas Esperanzas” o “Cuando Pasan las Madrugadas”.

Eso no detiene a la gente, que salta y canta todas las canciones, aunque también aprovecha cada momento para hacerle saber a la banda los problemas de sonido, pero ante el ruido y la adrenalina, el mensaje no llega a destinatario. Los problemas se solucionan, paradójicamente, para el bloque más tranquilo de canciones como “Tómalo Con Calma” o “Tu Mirada”, por lo que para cuando retoman la intensidad con la canción “Cartago”, el público se desquita y aparece el primer pogo masivo de la jornada.

ETERNA INOCENCIA

Así como LOQUERO, TODOS TUS MUERTOS también acusa asistencia casi perfecta, participando en tres de las cuatro ediciones. Esta vez, la excusa del show era la celebración de los treinta años de Dale Aborigen” (1994), sin duda, su disco más emblemático y el que los disparó internacionalmente. Si bien no sonaría de forma íntegra y en orden, basarían su show en él, con hits infaltables como “Mate” o “Tu Alma Mía”, clásicos hardcore como “Dale Aborigen” y gemas como “Mandela”. De la banda original, solo queda Fidel Nadal en las voces y Félix Gutiérrez en bajo. La ausencia de los fallecidos Gamexane y Pablo Molina se sienten, pero la presencia invitada de Sergio Rotman en saxo para “Gente que No” y “El Espejo” nos trae un poco del espíritu under de los 80. Otro sólido show de una banda que parece no tener malas noches en vivo.

TODOS TUS MUERTOS

El cierre de la noche estuvo a cargo de DOS MINUTOS, en lo que ya se ha convertido en un clásico. Con una treintena de canciones, la banda de Valentín Alsina mantuvo con energía a la gente que aguantó hasta el último momento. Canciones como “Borracho y Agresivo”, “Piñas Van, Piñas Vienen” o “Tema de Adrián” levantan cualquier cosa. A eso hay que sumarle el otro espectáculo, el de stand up, que mantienen El Mosca y Pablo Coll durante todo el show. Como perlita, cuentan con Baltasar Comotto en guitarra para la canción “Lejos Estoy”.

El festival termina casi doce horas después de haber comenzado. Una jornada que incluyó música, comida, skate, tatuajes, activismo, videojuegos y emprendimientos varios. Sin duda, esta fue la edición más fuerte en cuanto a nombres, y esto se vio reflejado en el cartel de “Entradas Agotadas”. Fue un evento hecho por fans y para fans.

DOS MINUTOS

Claramente, el Tocadak encontró una necesidad y tocó la fibra sensible de mucha gente, lo que posiblemente termine convirtiendo al festival en un clásico. Si existe un problema, ese quizás radique en los posibles carteles del futuro: bandas como Loquero, Todos Tus Muertos y Los Brujos dijeron presente en tres de las cuatro ediciones, por lo que cierta sensación de repetición existe. Además de eso, muchos de los grupos participantes, sean reincidentes o hayan participado por primera vez, no editan material hace mucho tiempo. Habrá que ver si esto afecta a futuras ediciones o no. Quizás la gente simplemente quiere pasar un buen rato con las canciones de siempre. Y eso el festival Tocadak lo garantiza.

Facundo Llano
Colaborador en Rocktambulos
Música, comida y libros, el resto está de más.
Facundo Llano on Facebook

©Todas las fotos fueron tomadas por Holy Smoke para Rocktambulos / Todos los derechos reservados

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Top