Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

Majestades Diabólicas: REVOCATION arrastró a Buenos Aires al Inframundo #Reseña

El fan de REVOCATION tuvo que sufrir un poco para que los oriundos de Boston, Massachusetts, arribaran con su Death Metal técnico/progresivo a Argentina. Hay que recordar que la banda iba a presentarse a fines del 2019 como invitados especiales de SUICIDE SILENCE, pero la gira latina que los iba a traer fue pospuesta. La fecha se reprogramó no oficialmente para febrero de 2020, pero sin certezas de que fuera a concretarse fue “cancelada”.

Nada podía anticipar que un mes y semanas más tarde el mundo se paralizaría por 2 años como consecuencia del COVID-19. Para cuando la industria de los shows se reactivó por completo en 2022, tuvo que pasar otro año para que confirmen su visita a sudamérica y su desembarco en Buenos Aires.

4 años más tarde de lo que debería haber sido su debut, finalmente el trío compuesto por David Davidson (guitarra y voz), Ash Pearson (batería) y Brett Bamberger (bajo y coro) se presentó en Uniclub para promocionar ‘Netherheaven’ (2022), su 8vo álbum de estudio. La noche contó con los soportes nacionales MELOFRENIA, DESCARNADO y UNDERMINE.

Lo malo de que haya tantas bandas previas a la principal es que suele implicar que la primera va a tocar bien temprano, y un jueves laboral a las 18 hs, en pleno corazón de Once moverse fue difícil. A pesar de no llegar a tiempo para MELOFRENIA, lo bueno es que había un buen séquito de metaleros para cuando ingrese por las puertas del recinto porteño.

DESCARNADO abrió el 2do round de la noche con una patada en los dientes. Me gusta el poder de esta nueva camada de bandas extremas nacionales. Si bien no logran llevarme hacia su rebaño, me resulta evidente la contundencia de su propuesta, y los de Isidro Casanova fueron un gran ejemplo de poder crudo. Acompañando sus canciones, la actitud, la performance, el juego de luces y el sonido estuvieron 10 puntos.

Iván Suarez, vocalista y guitarrista, aprovechó una pausa mientras solucionaban un desperfecto técnico para destacar el gran momento que está viviendo el Metal autóctono. Hizo hincapié en que NVLO haría un Teatro Flores ese mismo fin de semana, y que V.I.D.A. había hecho un Teatro Vorterix recientemente, entre otros. Solucionado el problema, la banda de Death Metal técnico/Deathcore continuó su set donde presentó canciones de su último álbum, ‘Enajenación’ (2022). Casi de entrada el sonido fue excelente, lo que me trajo tranquilidad. Si los soportes suenan bien, los que cierran también suenan bien, ¿no?

UNDERMINE contó con una audiencia que casi colmaba la totalidad del lugar para cuando salieron a escena, pero lamentablemente el sonido fue un bache en la continuidad de la noche. Puntualmente la voz de Franki se perdió en la mezcla. Pero el cuarteto sonó bien ajustado y contento de estar ahí, encendiendo un público que hasta ese momento había sido más espectador que participante. Aprovecharon para recordar que ellos iban a ser una de las bandas invitadas en la presentación oficial de ‘Eclosión’ (2023), último lanzamiento de NVLO, en el Teatro Flores ese domingo.

Explorando El Noveno Abismo Del Death Metal

El conocidísimo primer (y último) movimiento de la cantata “O Fortuna” del compositor alemán, Carl Orff, sirvió de intro mientras David, Ash y Brett tomaron sus lugares en el pequeño pero íntimo escenario del Uniclub. Una voz grabada anunciando: “Behold! Athena’s masterpiece, from the bowels of hell!” (“¡observen!, la obra maestra de Atenea, ¡desde las entrañas del infierno!” dio pie para “Nihilistic Violence”.

No logré encontrar de dónde es ese audio, así que si algún erudito ubica de qué película/serie/soundtrack/canción es me dice porque me quedé con la intriga (y eso que busqué en serio). Volvamos al show…

Apenas iniciado el set con el 3er track de ‘Netherheaven’, el lugar estalló en caos. El sonido retomó la senda impuesta por DESCARNADO, con una banda que sonó nítida (algunos detalles aquí y allá nada más). La voz podrida de Davidson se apreció en detalle, al igual que sus espectaculares solos. Aunque no le he dado el crédito que ahora me doy cuenta que se merece, Uniclub raramente me ha fallado en cuanto al sonido. Y aunque pueda ser un poco chico para mi gusto, tener a la banda tan cerca es otro aspecto que suma mucho. Más cuando tenes una banda tan activa como REVOCATION, que lo dio todo sobre el escenario, especialmente Brett que headbangueaba en medio de la ejecución de las 4 cuerdas.

REVOCATION cuenta con una rica discografía que para su primer show en Argentina podían haber tocado cualquier cosa. Toda elección iba a ser bienvenida. Pero la banda parece haber seguido un criterio en el armado de su lista de canciones. Si lo analizamos desde la perspectiva del estudio, hace años que con cada álbum fueron quitando paulatinamente los elementos thrasheros, jazzeros, de música clásica y hard-rockeros de sus canciones, fortificando cada vez más una propuesta de puro Death Metal. Eso se vio explicitado con la salida de ‘The Outer Ones’ (2018) y se pulió todavía más con ‘Netherheaven’.

No solo presentaron 6 de las 9 canciones que conforman su 8va placa, posicionándolo como la columna vertebral del set, sino que compositivamente escogieron canciones de sus otros álbumes más afines al Death para acompañarlas. Esto implicó que si bien hubo lugar para instancias veloces como “Of Unworldly Origin”, fueron rarezas. Podría ser esta la razón por la que omitieron totalmente a ‘Chaos Of Forms’ (2011), el EP ‘Teratogenesis’ (2012) y ‘Revocation’ (2013), placas donde el Thrash (y los otros elementos que mencioné) es más prominente.

En su lugar fueron de la partida “The Outer Ones” (la otra exponente de la placa del mismo nombre), “Madness Opus” y “Crumbling Imperium”, éstas últimas siendo los únicos representantes de ‘Deathless’ (2014) y ‘Great Is Our Sin’ (2016) respectivamente. Voy a admitir que esto me dejó un sabor agridulce. Si bien no paré de sonreír de a oreja a oreja por finalmente estar presenciando a una de mis bandas favoritas, un grupo ‘de mi riñón’, incluso años antes de que anuncien la fallida fecha del 2019, sentí que ameritaba un repaso de toda la discografía. Aunque fuese para incluir un único representante de cada lanzamiento.

Pero también hay que recordar que REVOCATION dejó de ser un cuarteto cuando el guitarrista rítmico, Dan Gargiulo, abandonó la agrupación en 2020. Esa podría ser otra razón por la que, sumado al criterio compositivo que mencioné arriba, hayan canciones ausentes de otras eras.

Hubo un amague con tocar “Welcome To The Jungle” de GUNS AND ROSES, algo que obviamente no iba a suceder. Pero en la parte delantera del Uniclub, fuera del sector techado, esa sí que fue una verdadera selva, con metaleros agitando el pelo más que en cualquier otro show al que haya asistido este año. Se sintió como estar en casa. También hubo mucho pogo, saltos y en general un ida y vuelta con la banda, con un Davidson arengando al público constantemente. Un detalle interesante es que la banda incluyó un sintetizador algo macabro para rellenar el tiempo muerto entre canción y canción, ayudando que el show nunca pierda atmósfera.

El final fue anticipado con “Diabolical Majesty” y 2 canciones más tarde arribó con “Dismantle The Dictator”, concluyendo un show de poco más de una hora. Y la verdad es que se sintió corto. Es verdad que la intensidad de la música de REVOCATION está a un nivel superior para el músico promedio en cuanto a exigencia física, pero no quita la sensación de quedarse con ganas de más. Aunque soy un devoto de su era musical que integra elementos del Thrash, Hard Rock, Jazz y Música Clásica, en contraste con los últimos lanzamientos enmarcados (limitados a mi parecer) en el Death, hubiera preferido que incluyan “Strange And Eternal”, “Galleries of Morbid Artistry” y “Re-Cruficied” para así tocar ‘Netherheaven’ en su totalidad y sumar unos necesarios 15 minutos de show.

Luego de la despedida y la foto junto al público, Davidson se retiró del escenario mientras que Pearson y Bamberger se quedaron a saludar y chocar puños, incluso el primero se bajó a sacarse fotos y recibir abrazos por parte del público. Aunque inicialmente debe haber sido un shock cultural dada la apasionada forma de demostrar afecto de los argentinos, parece que el bajista estaba genuinamente contento de recibir todo ese cariño. Lástima que el líder del trío, aunque prometió unirse más tarde para compartir unas cervezas con los presentes, tardó demasiado en salir y quien les escribe se retiró hacia su casa.

Pese a mi preferencia personal sobre el setlist del show, REVOCATION es una de mis agrupaciones insignia en el presente, y todo de ellos es bienvenido. Junto con HAVOK y VEKTOR son parte de mi tridente de cara al futuro del Metal, y una recomendación constante a todo aquel con el que me cruce. Espero que pronto nos arrastren nuevamente a lo más profundo del infierno para disfrutar de otro gran show de Death Metal y que pueda llevar más fieles conmigo a su culto.

Roger Alan Provan
Colaborador en Rocktambulos
La música, sin importar el género, popularidad, año o país de origen, tiene una chance en mis oídos. En ella encuentro mi camino.
Roger Alan Provan on FacebookRoger Alan Provan on Instagram

Todas las fotos fueron tomadas por Frank Hernández para Rocktambulos / Todos los derechos reservados

¿Qué opinas? ¡Queremos saber tu opinión!