fbpx
Estás aquí
Página principal > Destacada >

Vencer o Morir: MEGADETH volvió a Buenos Aires con una intención… Así fue su primer show

Si hay algún adjetivo que le encaje perfecto a la banda liderada por Dave Mustaine, sería “viejos conocidos”, sobre todo en un lugar como Buenos Aires, donde es más fácil encontrar un fanático de béisbol que un metalero que no haya visto en vivo a MEGADETH. Aún así, la agrupación no se duerme en sus laureles y llegó dispuesta a demostrar que tiene mucho para dar y con una consigna clara: Seguir venciendo.

Han sido doce las visitas que la banda ha realizado a la República Argentina desde el 94, las cuales fueron en su mayoría para dar shows múltiples, en distintas ciudades, sumando alrededor de treinta recitales en territorio argentino. Describir un show en vivo de uno de los cuatro integrantes del Big4 podría parecer un cliché, sin embargo esta vez la banda del “colorado” no fue la misma, no solo porque ha cambiado de músicos sino porque su sonido en vivo ha mejorado. Por fortuna para los fans, la banda vive un momento de gloria y su más reciente visita al sur del continente americano sirvió para demostrar que la renovación es en serio.

MegadethBsAs28Pero primero lo primero. Más de la mitad del Luna Park ya estaba lleno para cuando HELKER apareció en tarima. La banda soporte tuvo la difícil labor de entretener a los hambrientos fanáticos y ofrecieron un excelente espectáculo musical. Los argentinos lograron demostrar con su heavy metal por qué estaban sobre ese escenario y dejaron un buen sabor de boca en quienes los veían/escuchaban por primera vez, de hecho el público les aplaudió bastante y sus fans estuvieron ahí para apoyarlos con pancartas y trapos. La banda destacó con cada tema, sobre todo por la calidad de su vocalista y los solos de su guitarrista. Por momentos el vocalista pedía que corearan con él, pero poca gente respondió. La audiencia también tiene sus límites.

MegadethBsAs04Unos pocos minutos luego de las 21 hrs se apagó todo y comenzó el show de MEGADETH. Las pantallas mostraban a una especie de grúa que iba armando piezas de un rompecabezas metálico con la forma del logo, el cual tras arder en llamas explotó liberando en unas gigantescas letras que solo podían decir una cosa: MEGADETH. Todo esto mientras sonaba el intro de “Prince Of Darkness”. La aparición de la banda en el escenario fue la señal de partida para comenzar a saltar, empujar, poguear y volverse loco, claro, con “Hangar 18” sonando a todo lo que da, bien “puto el que no salte”, citando a los mexicanos Molotov. Poderoso arranque para una banda que muchos acusan de estar viejos o sobrevalorados.

MegadethBsAs08“Muchas gracias chicos” dijo en perfecto español un emocionado Dave luego de que la gente cantó el “aguante megadeth” al ritmo y melodía de “Pop Goes The World”, el conocido tema de Man Without Hats (muy utilizado también en cánticos futboleros) y eso que todavía no había llegado el momento de “Symphony Of Destruction”. En varias ocasiones Mustaine dijo que estaba feliz de estar Buenos Aires, repartió besos y abrazos a la distancia y hasta recibió un par de banderas del público. Era notable lo feliz y agradecido que estaba el vocalista/guitarrista con sus seguidores argentinos.

Fueron varios los temas del nuevo álbum que se mezclaron con grandes clásicos dentro de un setlist que hizo delirar a un abarrotado Luna Park. Como suele ocurrir a menudo, la gente estuvo tranquila cuando alguna canción nueva sonaba, esos fueron los momentos de descanso para retomar las energías necesarias cuando sonaran clásicos como “In My Darkest Hour”, “Sweating Bullets”, “Trust”, “A Tout le Monde”, “Peace Sells”, “Holy Wars” y por su puesto “Symphony Of Destruction” en que el estadio retumbó con el unísono coro “megadeth, megadeth, aguante megadeth” creado precisamente en esta tierra. Sin embargo hubo una excepción con “The Threat is Real” y “Dystopia”, temas en los que la audiencia se vio despierta, cantaron y saltaron un poco.

MegadethBsAs17Cada integrante tuvo su momento de protagonismo, Kiko Loureiro destacó en cada solo pero sobretodo en “Conquer or Die” en cuyo intro acústico el público aprovechó para corear su nombre. Pese a que muchos han acusado a Kiko de ser frío, muy técnico o “tieso” (algo posiblemente atribuible a su faceta de guitarrista progresivo), el brasileño es otro cuando se pone la camiseta de MEGADETH. Fue enérgico por demás sobre la tarima, no solo por hacer headbanging en cada tema y agitar la guitarra de un lado a otro y de arriba a abajo al mejor estilo “Yngwie” o “Hendrix”, sino que se le pudo ver caminando a cada extremo del escenario. Dave Mustaine ha sabido sacarle provecho a su nueva adquisición y  el tema “Conquer or Die” es una muestra. El instrumental de Dystopia sonó imponente en vivo.

Ellefson, por su parte, quedó solo ante el mundo durante la primera parte de “Dawn Patrol”, acompañado solo de la batería y con la voz de Mustaine sonando sin estar el presente. “El Colorado”, que obviamente siempre es protagonista con cada tema, resaltó con el solo del track que da nombre al nuevo disco y si bien al comienzo tuvo algunos deslices con su voz, a medida que avanzó el show mostró muy buen nivel vocal. Idem para los coros que hacían David y Kiko, sobretodo en temas como “Trust”, donde me sorprendió lo afinados que estuvieron.

MegadethBsAs16La escenografía, que hacía alusión al mundo sobre el que gira el álbum Dystopia, estuvo digna de una banda como MEGADETH: Pantallas de varios tamaños con atractivas visuales se juntaban con un gran juego de luces y máquinas de humo, todo dentro de una ambientación que parecía sacada de un videojuego de guerra. Antes del final apareció Vic Rattlehead, quien caminó por la tarima del Luna Park, vestido de traje y saludando, como todo buen político (¿Deja Vu?) mientras la banda tocaba “Peace Sells”. Un show muy completo en todo sentido.

Si bien siempre es difícil hablar de una ejecución perfecta -nada es perfecto-, lo que vimos y escuchamos ese 22 de Agosto en la primera de las dos fechas que ofreció la banda en Buenos Aires, se acerca mucho al deber ser, es lo que esperamos de una banda como MEGADETH, si es que quiere seguir considerándose una de las “cuatro grandes” del thrash metal. Los seguidores de Mustaine y compañía se merecían un sonido así, se merecían una alineación así y sobre todo se merecían show así.

Holy Wars… The Punishment Due” fue el tema que marcó el final del show, tras una hora y 45 minutos. Dave Mustaine se despidió invitando a todos al show del día siguiente y aclaró “si no los veo mañana los vere en un par de años, hasta entonces, sean buenos” y mientras se fue vaciando el lugar pudimos escuchar en los parlantes del Luna la version punk que hace Sid Vicious de “My Way” y “Shadow Of Death” de los mismos MEGADETH.

Así terminaba una fecha memorable, en la que vimos una banda renovada, enérgica, empática y sobretodo agradecida con sus fans, como si de una primera vez se tratara. Vimos músicos felices y si bien no se puede satisfacer a todo el mundo y es seguro que algún esperado tema quedó por fuera, así es como debe terminar cualquier concierto, con fanáticos sonrientes y en este caso, las sonrisas abundaron.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Disfruta nuestra galería fotográfica a continuación:

Todas las fotos fueron tomadas por Carlos Martínez para Rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

Puedes leer la crónica de la segunda fecha en Buenos Aires entrando acá

Megadeth Setlist Estadio Luna Park, Buenos Aires, Argentina 2016, Dystopia World Tour

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top