Estás aquí
Página principal > Destacada

MESHUGGAH en Argentina: Una Máquina Perfecta #Crónica

El pasado 30 de Abril, en medio de un paro general de transporte, la ciudad de la furia recibió a unos maestros del metal. Como parte de una mini gira sudamericana que solamente incluyó dos shows en Chile y uno en Argentina, MESHUGGAH regresó a Buenos Aires tras casi 3 años de su última visita, y a pesar de todos los obstáculos para llegar hasta el teatro Flores esa noche, los fanáticos dijeron presente para darle la bienvenida a los suecos más atrevidos, los que “sin querer” inventaron un nuevo género (el Djent) y se convirtieron en referentes del metal técnico mundial, consiguiendo una popularidad impensable para una banda de metal pesado.

Al respecto de dicha popularidad, es curioso que la misma no se vea reflejada en la convocatoria de la banda (MESHUGGAH no es una agrupación que llene estadios), lo que nos lleva a pensar que esos millones de reproducciones que tienen sus temas en las distintas plataformas de streaming se debe más a la curiosidad de quienes desean saber en qué consiste este “nuevo género» del que todos hablan, el Djent, que a los seguidores constantes de la banda. Sea lo que sea, la popularidad de los suecos es innegable y son, hoy por hoy, una banda de culto dentro del género más pesado del metal técnico progresivo.

MESHUGGAH

Los metaleros locales AVERNAL se encargaron de dar la apertura de la noche, sin embargo el momento más llamativo de la previa lo ofreció el encargado de musicalizar la espera, robándose completamente el show con un set de clásicos románticos de los 80’s en donde puso al público a corear temas que iban desde “Careless Whisper” de George Michael hasta “I Wan’t  to Know What Love Is” de Foreigner, pasando por “I Will Always Love You” de Whitney Houston y “The Time Of My Life” de la película Dirty Dancing. Fueron muchos los que sacaron sus celulares para grabar a la audiencia coreando estos clásicos del soft rock y el pop mundial, algo poco común antes de un show tan pesado como el que estábamos a punto de presenciar.

Exactamente a las 21:15 hs se apagaron las luces del teatro y aparecieron, uno a uno, los cinco integrantes de MESHUGGAH, esta vez con una ausencia importante y es que a diferencia de su visita anterior, el guitarrista Fredrik Thordendal no formó parte de la alineación. En su lugar tuvimos al talentoso Per Nilsson. Con “Pravus” y «Born in Dissonance» dieron inicio a una seguidilla de temas que arrojaron como bombas, sin piedad, una tras la otra, casi sin descanso. Tan solo lasers de colores y algunas luces que provenían del fondo iluminaban el escenario, que se encontraba adornado con el arte de The Violent Sleep Of Reason, su último disco. En medio de esa oscuridad, Jens Kidman, impontente vocalista, se comunicaba con su público mediante señas y miradas, ya que hablar no es algo por lo que se caracterice.

MESHUGGAH

«Gracias por venir esta noche Buenos Aires» fue lo primero que le escuchamos decir a Kidman, y tuvieron que pasar siete canciones para que eso ocurriera, entre ellas, temazos como “The Hurt That Find You First”, “Rational Gaze” (la cual no tocaron en su visita anterior) y la emocionante “Straws Pulled at Random”.

Durante la mayor parte del show el escenario permaneció casi en total oscuridad, generando esa sensación de intimidad con la banda, de la que solo se veían siluetas. El público se debatía entre hacer pogos u observar con detenimiento lo que ocurría sobre el escenario y verificar que la perfecta ejecución de cada instrumento fuese real y no el producto de un playback. Cuesta creer, por momentos, que unos seres humanos sean capaces de tocar ritmos tan complicados de manera tan certera y al mismo tiempo entregarse a la pasión que se genera sobre el escenario. Conforme avanzaba el show, la gente se entregaba más y más al headbanging y el mosh pit, siendo el climax cuando regresaron del encore y ejecutaron “Bleed”.

MESHUGGAH

“Are you ready?” se le escuchó decir a Jens justo antes de que comenzara el intro del que sería el tema de cierre, uno de los más esperados por todos: “Demiurge”, de esos que le hacen mover la cabeza hasta al más apático. La audiencia, que coreaba “MESHUGGAH” entre canciones, parecía dejarse guiar por el vocalista, que dirigía con sus manos, cual DT, el comportamiento de todo el teatro, indicando cuando había que saltar o hacer mosh.

A la salida se podía ver un común denominador en los rostros de cada uno: incredulidad. No importa cuántas veces hayamos visto en vivo a los suecos responsables de que exista el Djent, siempre nos sorprenderá el nivel musical que poseen, la técnica y la energía que emite su música desde el escenario, porque no estamos hablando de una banda que corra ni salte sobre la tarima, ni siquiera hablan, su única conexión con el público es la música y con eso les basta y les sobra para volarnos la cabeza y dejarnos satisfechos por los favores recibidos. Por lo pronto, toca esperar su nuevo disco y cruzar los dedos para que sigan visitando esta parte del mundo.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter
Meshuggah Setlist El Teatro Flores, Buenos Aires, Argentina 2019, 2019 South American Shows

La foto de portada es una imagen de archivo y fue tomada por Carlos Martínez para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Queremos saber qué te pareció:

Top
Close