Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

MUJERCITAS TERROR: “La soledad y los vínculos rotos nos dan las palabras que necesitamos” #Entrevista

Si parece haber un revival por los sonidos post punk en la noche de Buenos Aires, MUJERCITAS TERROR tienen que ser sus padrinos. El trío conformado por Marcelo Moreyra (guitarra y voz), Daniela Zahra (bajo y voz) y Federico Losa (batería) viene haciendo ruido desde principios del 2000, generando un público muy devoto. Sin nunca ceder ante lo que ellos no quieren hacer, el mainstream de a poco fue acercándose hacia ellos, con la banda participando de la primera edición del festival Primavera Sound o con la revista Rolling Stone eligiendo “La secta olvidada” como una de las mejores canciones del siglo XXI. Este 25 de mayo se presentan en el Club Cultural Bula (Bulnes y Lavalle, CABA) junto a HABLAN POR LA ESPALDA y LOS PÉNDULOS. Hablamos con Marcelo Moreyra antes de su show.

Hay algo que tiene MUJERCITAS TERROR y es que, en épocas donde parece imposible no mostrarse todo el tiempo, la banda mantiene cierto halo de misterio. Pero no creo que sea buscado. Hay algo en el espíritu del grupo que remite a lugares como Cemento, el Parakultural, cierto peligro. ¿Cómo fue encajando Mujercitas Terror en una escena cada vez más pasteurizada? ¿Cómo se le da pelea al conformismo?

Todo se modifica constantemente, pero no te impide escribir algo nuevo o que aparezcan canciones y estar en una historia diferente con otros personajes y sonidos, y llevado a la banda todo se multiplica y de la nada estás en un lugar parecido al que tenías antes en cuanto a emoción y entusiasmo. La escena de ahora la fuimos viviendo a medida que se formaba, tocamos en un festival con muchas bandas nuevas que fue muy bueno y en la pandemia fui escuchando streamings de bandas que surgían y que ahora están sonando mucho más
Yo siempre estuve mucho en soledad y por suerte no tuve a la familia encima,  son esos vínculos rotos, multiplicados a nivel social, los que en un principio te dan las palabras que necesitas.
Experimentar todo en uno siempre es único o sino tenés que ser capaz de inventarlo todo
Nosotros tuvimos la suerte de estar en una obra con Omar Chaban  en Cemento haciendo nuestras propias canciones y eso nos ayudó mucho, el clima que se vivía era  muy intenso, no existía esta comunicación constante  ,estaba el diario ,la radio, revistas , y había muchas ganas de hacer algo, todo parecía importante. Ahora parece que se vive en un modo más tranquilo, pero a la vez está todo por estallar como antes, creo que siempre se va a producir el mismo círculo y lo de antes y lo de ahora es lo mismo, hoy ya parece antiguo.

No sé si lo sienten, pero creo que últimamente se da un reconocimiento o reivindicación a lo que Mujercitas Terror representa. Pudieron tocar en lugares como el Primavera Sound, la Rolling Stone elige sus canciones para integrar el listado de las mejores canciones del siglo XXI y comparten escenario con una camada de bandas muy jóvenes que levantan una bandera musical que ustedes traen hace más de 20 años. ¿Cómo llevan este momento del grupo? Y quizás es raro decirlo ¿Pero se sienten referentes?

Eso es algo que nos pasó siempre con la banda de estar en la escena, aunque haya pasado mucho tiempo, creo que tiene que ver con nuestra apertura para conocer cosas nuevas, tanto gente como cosas vinculadas a la creación o a la realidad, en mí caso me ayuda estar con Dani porque siempre me lleva a un lugar nuevo, yo me cuelgo mucho con lo que hago y pienso que todo lo puedo conseguir sin ver a nadie, pero ella me ayuda porque cuando estoy conociendo algo nuevo es como que algo se reinventa. Siempre tuvimos muchos referentes o héroes, aunque no hay nada como tu historia personal y como pudiste plasmarlo en lo que te gusta. Si alguna vez algo de lo que hacemos le sirvió a alguien además de ser un milagro está bueno porque está hecho sin pensar tanto, solo respondiendo al impulso más que a la búsqueda, pero la búsqueda es curiosidad natural archivada

Al mismo tiempo, sé por ejemplo que el día del Primavera Sound tuvieron algunos problemas. En general como han sido sus experiencias al infiltrarse en esos mundos, más masivos o de mayor exposición. ¿Te sentís incomodo en algún momento?

No, a veces son cosas que hay que hacer para tocar. En general nos manejamos solos, no importa tanto lo que pase antes, todo se olvida cuando estás en el escenario o sea que hay que hacerlo con la mayor tranquilidad, no importa mucho lo que consigas. Todo viene solo, hay veces que es mejor lo que no te pasó porque cuando llega te sorprende. En el Primavera, por ejemplo, se complicó todo por la lluvia; llegamos con cartelito de cancelación y nos quedamos ahí esperando y tratando de pasar ese momento. Cuando de repente me estaba por ir a ver a Juana Molina, ya como última cosa antes de irnos, nos llamaron a tocar y pudimos hacerlo en el escenario que estaba pactado; fue increíble.

No puedo separar la estética de la personalidad del grupo ¿Cómo la trabajan en general? ¿Llegan a una idea visual con el disco terminado? O quizás es al revés, ¿las imágenes los inspiran a la hora de hacer música?

Cuando nos conocimos con Daniela los dos estábamos escribiendo como una especie de cuento cada uno por su lado y fue extraño porque esa historia en la que los personajes eran casi irreales se mezcló y se terminó armando una historia más compleja con personajes que tomábamos de la realidad y algunos inventados, que vivían en una ciudad oculta. Todo se fue dando con mucha naturalidad, las cosas se ensamblaban solas. Es vivir en una especie de sueño para nosotros, si no, no debería existir y todo debería extinguirse, así como el nombre de la banda fue sacado del cuadro de Dani, las mujercitas, y yo le agregué terror, todo siempre se dio así y es lo que nos mantiene unidos, con las imágenes pasa lo mismo.

Me gusta que las imágenes dan lugar a mucha interpretación, pero las letras son bastante directas. ¿Cómo se trabaja el aspecto lírico y como fue cambiando con el tiempo?

Por lo general las letras que les corresponden a cada canción surgen en el mismo momento o aunque sea una parte de ella, esa conjunción está buena porque ya no hay que andar buscando la fuerza en meter una línea en una melodía. Muchas canciones quedan perdidas en el camino a veces empiezo algo, lo anoto y me voy por las ramas en la escritura y ya no puedo volver nunca más a continuar la canción, justamente como decías si se complica mucho no va, me gustan los mensajes directos y también me gusta la separación de cada oración porque una canción muchas veces se escucha empezada. En el caso de Dani, las canciones que hace son únicas ya que como las hace más esporádicamente vienen con un impulso que a mí me llena de admiración y me hace salir un poco de toda idea que tenía y es siempre un aprendizaje, mucho de lo que hace ella sale en la sala de ensayo después son cosas que quedan toda la vida

En vez de preguntar que letristas o escritores les gustan, me gustaría que clase de letras no les gustan. ¿Qué odian escuchar en una banda?

Lo que más odio son los puentes que me llevan a lugares comunes en los que uno no puede imaginar algo distinto; me gusta interpretar muchas cosas a la vez tanto estética como emocionalmente, solo quiero sentir algo que no se puede describir que me lleve hacia algún lugar desconocido.

Encuentro mucho de humor también en las letras. El contraste de hacer algo super serio, pero no tomárselo tan así. Me pregunto si se han encontrado con fans, periodistas o gente que se toma sus canciones de forma muy extrema.

Si, todo siempre está ligado al sin sentido al absurdo, la verdad me parece que ya la sabemos, así que mejor la fábula, los monstruos pueden estar en tu casa, en el espejo. A veces me dicen alguna frase de alguna canción y le dan una interpretación única pero no supe de nadie que haya hecho algo extremo.

Algo muy lindo de la banda es esto de que dos integrantes sean pareja. Algunas parejas ven películas juntos, otros hacen algún deporte. Ustedes, además de las cosas normales del día a día, hacen canciones y no es algo usual. ¿Cómo funciona esa dinámica artística en la rutina?

Estamos en cuartos separados y nos juntamos a almorzar o nos pasamos un café un té, ir a comprar algo; cuando uno está en la casa consume algo en el ambiente le da cierta carga y por lo general uno vence a otro. Cuando uno está más iluminado que otro, el otro toma el lugar de asistente (sucede sin pensar) o se va. Antes, cuando no vivíamos juntos, hacíamos todo en bares y estaciones de servicio. Íbamos con carpetas, cuadernos, la guitarra, todo junto y gastábamos todo lo que teníamos; si estábamos con algo no podíamos separarnos.

Hablando de proceso creativo, Oscura sala de la visión ya tiene algunos años. ¿Hay algo nuevo en el horizonte? A veces pasan muchos años entre un trabajo y otro y otras veces son bastante prolíficos. ¿Cuándo saben que es hora de grabar un nuevo disco?

Si, estamos por grabar en un par de meses. En realidad, siempre hacemos lo que nos sale. Como te decía, muchas cosas quedan perdidas y lo que queda es porque realmente lo queremos mucho. No estoy arrepentido de nada de lo que hicimos hasta ahora y para llegar a eso tenés que tener un tiempo de contemplación.

Facundo Llano
Colaborador en Rocktambulos
Música, comida y libros, el resto está de más.
Facundo Llano on Facebook

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Top