Estás aquí
Página principal > Destacada >

Concientización a patadas: NAPALM DEATH visitó Buenos Aires para celebrar casi 30 años de “Scum”

Por más que los años se sucedan, NAPALM DEATH sigue siendo una banda que da de qué hablar. No es poca cosa: lo que hace casi treinta años resultaba irrisorio hoy se convirtió en una escuela. Por esa razón la gira de “Scum Revisited” más que nostalgia es una celebración hacia la existencia de la leyenda viva de Birmingham. Presentando su flamante álbum Aphex Predator – Easy Meat (2015) en Uniclub, las remeras negras teñían las calles del Abasto. La convocatoria, incluso en las veredas, serian una mínima muestra del caos concentrado que presenciaríamos. La historia dirá, pero lo ocurrido en una hora y cuarto en Uniclub será una anécdota presente en el confuso imaginario metalero.

NapalmDeathBsAs03La velada arrancó a puro Death Metal con DISLEPSIA y EXTERMINIO, quienes frente a un Uniclub a media capacidad –aquella noche no se agotaron las entradas- dejaron el escenario caliente, al público asistente en la noche del martes le gusta el Metal Extremo, pesado, sin vueltas… y eso es lo que obtuvieron. El momento destacado de la noche, obviando la presentación de NAPALM, fue TEST, dúo venido desde Brasil para dejar con la boca abierta a más de uno con su Grindcore ¿matemático? Su música va de 0 a 250 km. todo el tiempo, con extrema precisión. La gente no hizo pogo ni headbang durante la presentación de los brasileros debido a que los constantes cambios de tempo no lo permiten, pero sí se rompían las manos en aplausos y vitoreos para estos muchachos que hasta que no terminan de tocar uno no comprende del todo que es lo que acaba de pasar, incluso a mí que no soy seguidor de este género me sorprendieron para bien.

MATAN S.A fue la última banda en pisar el escenario antes del plato principal. Ya viejos conocidos en la escena fueron los que más pasiones despertaron en la gente con su propuesta de asustar con Death Metal y un look de pordiosero ensangrentado.

NapalmDeathBsAs07Ahora sí, luego de haber sido probados los instrumentos a la vista de todos – no hubo telón esa noche – NAPALM DEATH pisó el escenario y arrancó “Apex Predator – Easy Meat“, tema que abre su último disco y el cual, al ser un tema que sirve más de apertura que de otra cosa, solo hizo que la ansiedad de los presentes aumentara. La verdadera fiesta arrancó inmediatamente después con “Instinct Of Survival”, clásico de Scum (1988), disco que supuestamente se conmemora en esta gira.

¿Qué decir de NAPALM DEATH en vivo? Siendo la primera vez que los veo esperaba lo mismo que todos, un show cargado de adrenalina y mucho mosh, todo eso lo obtuve y con creces al igual que los demás, pero lo que me llamó la atención fue la manera de actuar que tiene la banda entre tema y tema, especialmente su frontman Barney Greenway, quien en lugar de hacerse el tipo duro o convertirse en el típico payaso que intenta asustar gruñendo o frunciendo el ceño hacia el público, el tipo no podría ser más caballero. Aún convertido en el perro rabioso que es durante las canciones se ocupaba de dar una mano a aquellos que subían al escenario y hasta cedió el micrófono de vez en cuando. Aquel que no lo conozca no imaginaría, al cruzarlo en la calle, que se trata de un cantante de Grindcore sino un simple caballero de acento inglés bebedor de té.

NapalmDeathBsAs09Los clásicos iban pasando mezclados con canciones de sus discos más recientes, “Smash a Single Digit” y “Everyday Pox” fueron tan festejados como “Suffer The Children” y “Siege of Power”, el mini bloque homenaje a Scum consistió en “Scum”, “Life?”, “The Kill”, “Deceiver” y “You Suffer”. Debo decir que el hecho de que las entradas no se hayan agotado anoche puede ser considerado como algo positivo, el mosh fue muy salvaje y si el recinto hubiera estado repleto –aún así estaba casi colmado- no hubiera habido casi lugar para que se desatara el caos y hubieran quedado en el medio de la zona de guerra muchas personas que no deseaban estar allí.

Cada vez que vuelvo eufórico de un recital suelo decir que el artista a quien acabo de ver no toma prisioneros, haciendo alusión al clásico de Megadeth, claro, pero con NAPALM DEATH puedo asegurar que esta metáfora no podría ser más cierta. Mientras que en los momentos de silencio Barney explica cual es el motivo detrás de las canciónes en el repertorio, durante las mismas la banda es una máquina de matar. Barney también se toma un minuto para hablar del cuidado al prójimo y de no joder a nadie, mensajes positivos de parte de una banda que deja su música para que el que quiera la utilice como un descargo. Concientización a patadas.

Una vez terminada su presentación, los cuatro integrantes se mantuvieron al pie del escenario estrechando manos, firmando autógrafos, lanzando púas y recibiendo el agradecimiento de los asistentes. Sin duda, unos caballeros ingleses disfrazados de tipos rudos.

NapalmDeathBsAs01

Crónica por: Leonardo Luque y Facundo Guadagno.

Todas las fotos fueron tomadas por Sil Morsenti / Todos los derechos reservados

Mira el show completo a continuación

 

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Por favor ¡desactiva Ads Block!

Este contenido es gratuito, solo te pedimos que nos permitas mostrarte publicidad de Google. De ese modo estás apoyando el periodismo independiente.