Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

Noiseground Festival 2022: El día que LUCIFER cautivó a Buenos Aires #Reseña

El Noiseground Festival es, a estas alturas, un verdadero clásico de culto del under porteño. En esta edición, la cita nuevamente se daba en Uniclub y un día de semana (jueves), lo que hacía prever que la convocatoria podría ser menor a la de un viernes o un sábado. Sin embargo, ya desde la primera banda, nos encontrábamos con un recinto que, si bien no estaba repleto, su capacidad estaba a poco más de la mitad. Nada mal para ser poco más de las 19:00 hs.

AMULETT dio la patada inicial. Su heavy rock vintage con influencias de DIAMOND HEAD y pinceladas de THIN LIZZY fue el trago ideal para arrancar la velada. En el marco de presentación de su reciente (y muy recomendable) álbum debut, Glassbreaker, la banda dio una presentación contundente y ajustada.

Poco más de 15 minutos después, MEPHISTOFELES comenzó a desplegar su Stoner árido y granítico. El trío sonó compacto y desplegó sus riffs musculosos y desérticos en poco más de media hora.

La noche ya comenzaba a prepararse para lo que sería el plato principal y la entrada no podría haber sido mejor ya que los encargados de dejar el escenario caliente no era otros que los legendarios DRAGONAUTA. La banda hizo alarde de todo su oficio y repasó canciones de su más reciente trabajo Entropicornio pero también celebró algunos de sus viejos clásicos, provenientes de su mítico album Cruz Invertida.

LUCIFER en Argentina: El acto internacional de la noche

Con apenas 8 minutos de demora (anunciados para las 21:45) LUCIFER salió a escena, precedidos de una breve intro, “Ghost” fue la primera canción del show, seguida de la gancherísima “Midnight Phantom”. En el instante que salieron a escena, si bien gran parte del público esperaba ver a Nicke Andersson, fue Johanna Sadonis quien se llevó todas las miradas desde el minuto cero, el carisma de la cantante en vivo y una voz solvente (aunque limitada) hacen que su performance sea hipnótica, climática y sensual, aunque algo distante con el público.

Nicke Andersson, LUCIFER

La banda sonó sin fisuras, desplegando su dupla de guitarras cargadas de fuzz, que no pifiaron ni una sola vez. Nicke en los parches por su parte, es quien le aporta a la banda esa vibra más rockera, sobrecargando las canciones de fills rabiosos, lo que contrasta con la cadencia reiterativa de la voz de Johanna y termina por complementar el sonido de la banda. El audio, en general, acompañó, salvo porque la línea de la parte de atrás del recinto iba y venía, lo que hacía que, en el fondo, se pierda gran parte del sonido.

El setlist estuvo basado fundamentalmente en sus últimos dos trabajos: Lucifer III y el más reciente, Lucifer IV. A lo largo del show sonaron “Crucifix”, “Wild Hearses”, “Coffin Fever” o ese temazo que es “Leather Demon”. A pesar de desplegar un respetable repertorio de 15 canciones, el lshow duró aproximadamente 1 hora y monedas, algo que siempre deja con sabor a poco al público local. No obstante, este tipo de duración está más acorde a los conciertos que se dan en el marco de festivales, que son el fuerte de los de Andersson, por lo que, tras disparar los últimos dos cañonazos como son “California Son” y “Reaper On Your Heels”, la banda se fue para volver con los bises “Dreamer”, el hitazo proveniente de su Lucifer II y el imponente final con “Don´t Fear The Ripper”, el cover de BLUE OYSTER CULT pegados.

Johanna Sadonis, LUCIFER

En suma, una gran noche, las bandas vernáculas estuvieron realmente a la altura y brindaron conciertos excelentes y, por su parte, el acto principal dio lo que se esperaba: un show de rock and roll de trama ocultista, repleto de canciones gancheras y sonando impecablemente bien. Así se fue otra edición del Noiseground Festival, a estas alturas, un clásico que no deberías perderte.

Ignacio Staropoli
Colaborados en Rocktambulos
39, marketer, guitarrista, padre y melómano. Nacido y criado en Villa Luro, Buenos Aires. Le gusta pensar que dice más de lo que habla.

Galería fotográfica del NOISEGROUND FESTIVAL – LUCIFER

¿Qué opinas? ¡Queremos saber tu opinión!