Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

NVLO: “Si querés que tu banda llegue a algún lado, eso requiere cierto tipo de dedicación” #Entrevista

El 2023 será un año difícil de olvidar para los integrantes de NVLO. Luego de presentarse en el legendario festival de Wacken, el quinteto se presentó en un Teatro Vorterix lleno, lanzó su nuevo disco “Eclosion” y corona el año con un show en el Teatro Flores el domingo 10 de diciembre. Las entradas se consiguen por Passline. Hablamos con su cantante, Leon Parde, antes de esta importante noche.

No sé si eclosión marca un punto de quiebre, pero ya desde el arte de tapa marca una diferencia con respecto al resto. ¿Había alguna idea detrás de esto?

Si, nosotros siempre habíamos hecho que las tapas tengan alguna referencia facial, que tenga una cara. Si puedo decir que fue un punto de quiebre en el sentido que…”Fosa” era como estar adentro de una fosa, y “Eclosión” sería un nuevo nacimiento, salir de esa fosa. Y con ese concepto nos corrimos de la idea de que la tapa tenía que tener una cara si o si. Entonces nos fuimos por esta idea que puede ser un panorama, un paisaje.

Por ahí no es así, pero creo que cada disco de NVLO es más pesado que el anterior. Y en este caso creo que mucho de la pesadez viene del lado de tu voz, llegando a registros muy graves, muy bajos. ¿Fue algo buscado eso?

Me cuesta decirlo porque siento que al estar adentro pierdo cierta objetividad. No me sé dar cuenta si es el disco más pesado que tenemos. Porque, por ejemplo, siento que “Fosa” era un disco más rápido. Este es más lento, pero la pesadez puede ir de la mano de la lentitud también. Más allá de que siempre tratamos de que cada disco sea mejor que el anterior, tratamos también de mostrar recursos nuevos, herramientas nuevas, mostrar una propuesta nueva. Se da de esa forma. Seleccionamos los temas que teníamos, empezamos a producirlos y de ahí va tomando forma el sonido que hoy tiene “Eclosión”.

Paradójicamente, te digo esto, y siento que es un disco que acentúa lo hitero con lo extremo. No sé si se entiende pero en la canción “Demonopatía” se ve muy bien

Si hay un hilo conductor que queremos mantener es hacer metal extremo podrido y no perder eso, pero que sea también cantable; que tenga un formato de canción. Es algo a lo que apuntamos porque creo que hace que la gente pueda disfrutar de Nvlo en el sentido de poder cantar las canciones, aprenderse las letras. Que no sea solo una proeza de podredumbre y pesadez. Si, te puedo decir que eso es parte de la búsqueda.

Justo te iba a decir que escuchando el disco con auriculares, por ejemplo, puedo entender lo que estas cantando, aunque sea extremo. Hay una importancia en la dicción ahí…

Eso es algo, en parte buscado, y en parte que se dio así. Con el paso de los años y mi evolución como vocalista, fui tratando de mejorar esos aspectos. Creo que es importante ser podrido y gutural, pero que se pueda entender lo que estás diciendo. Mirá, el primer disco de Nvlo salió como salió porque era lo que teníamos adentro y fue la puerta de entrada a la banda. Cuando encaramos lo que era el segundo disco, nos dimos cuenta que la gente se había aprendido algunas canciones de lo que era “Ira”, el primer disco. Entonces para el segundo disco la búsqueda fue un poco para el lado de que la gente pueda disfrutar de ese lado también.  Que creo que es algo que no pasa con las bandas de deathcore, ya a nivel global. Generalmente los cantantes de deathcore tiran mucha data de podredumbre y se vuelve medio inentendible. Y se vuelve super extremo y sorprendente, pero se pierde eso de que la gente pueda aprenderse tus canciones, de saber qué es lo que están cantando. Entonces se trata de buscar el balance entre tener partes podridas y partes que se puedan cantar.

Y ahí ¿le das mucha bola a las letras o es algo más bien vomitado?

Todos los discos tuvieron diferentes formas de escribirse. Los primeros discos las letras las iba escribiendo a medida que escuchaba la canción. Los pibes me mandaban los temas y yo iba escribiendo según qué me generaba cada canción. Pero ya lo que fue “Fosa”, y “Eclosión” también, son letras que escribí aparte. O sea, sin contexto musical. Obviamente después los tuve que ir adaptando a la música porque pasa que escribís un texto y rítmicamente no entra.

¿Y en “Eclosión” en particular tuviste que readaptar mucho?

Te diría que fue un 50/50. Y muchas fue por una cuestión de producción. Esto que te decía antes; uno a veces pierde la objetividad. Y viene alguien de afuera como en este caso nuestro productor, Diego Boquete, donde él quizás escucha otra cosa, te da su opinión, lo escuchas y a veces es mejor que la idea que tenés. Y ahí empezás a modificar, escribir cosas en el estudio, con la idea de que sea todo lo más claro y conciso.

Justo hablando de claro y conciso, los discos de NVLO son cortos. No para que sean un EP, pero creo que ninguno llega a la media hora…

Sí, siempre fue así. O sea, vos escuchas “Ira”, y es como nuestro disco vomitado. Después los otros están más pensados. Pero tomamos esa idea del primer disco de algo corto y conciso. Es nuestra forma de laburar también. El no volverse loco. Si tenemos ocho canciones y siete están buenas, grabamos siete. Palo y a la bolsa. Y es un formato que a la gente le sirve. No queremos hacer discos de una hora y tampoco nos sale. No damos mil vueltas en qué hacer con ciertas cosas. Nos tiramos a la pileta y confiamos en el resultado. 

Quizás es por eso que decís, pero NVLO es una banda muy prolífica. Me pregunto si cuesta el hecho de balancear una banda tan activa con el resto de las responsabilidades.

Yo creo que la banda se vuelve parte de tu vida cotidiana también. Entre nosotros hablamos todos los días. Siempre estamos hablando algún tema, cosas para hacer. La banda requiere que todos los días algo suceda. Alguno de los cinco siempre está haciendo algo para la banda. Y lo tomas como algo natural cuando querés que esa energía que tiene la banda no deje de circular. Si querés que tu banda llegue a algún lado le tenés que dar ese tipo de dedicación.

Está pasando algo con el metal extremo en los últimos años. Una banda como GOJIRA puede tocar en un lugar como el Movistar Arena. Una banda local como NVLO puede tocar en Vorterix como hicieron hace poco o el Teatro Flores, como hacen el domingo. Eso hace cinco años parecía imposible. ¿Cuál crees que fue el cambio de paradigma?

Lo único que te puedo decir es que no esperábamos que nos pase lo que nos está pasando. Pero si siempre apostamos en pos de que nos pasen cosas. Siempre tratamos de ponernos objetivos altos, pero es algo que vimos viendo show a show; de que de repente en una fecha haya mucha más gente que en la anterior. Y el agite era mucho mayor también. Y nos empezó a pasar en todos los shows. Empezó a crecer todo. Y el empuje que nos empezó a dar la gente, nos animó a nosotros a arriesgarnos con estas cosas que podían llegar a ser impensadas, como lo es hacer un Vorterix o un Teatro Flores. Te aseguro que la incertidumbre y las dudas y el miedo siempre están. Pero también es parte de lo lindo de animarse a hacer cosas. Y si te equivocas es parte de la apuesta.

Si, además creo que el público de NVLO se pone la camiseta de una forma particular. No sé, hasta el merch parece un tipo de uniforme…

Si, la verdad que sí. A veces hablar de estas cosas se me hace extraño al ser parte de la banda. Para mi es una locura ver cómo la gente responde a cosas que son divertidas o son ideas que surgen en un entorno de amigos, como lo del escudo que tenemos o lo de “Club Atletico Breakdown”, que surgió porque fuimos a tocar al sur y uno de los músicos de Aversus, banda de Neuquen, terminó gritando eso cuando terminamos de tocar un tema. Lo terminamos adoptando y Juani (Poncelas), nuestro bajista, lo dibujó en un papel y quedó. Y es algo que hicimos porque nos parecía divertida y la gente lo terminó tomando de una forma muy receptiva, y se transformó en, como decís vos, una especie de uniforme, y es hermoso. Cruzarme con gente en la calle con remeras del grupo es un flash. Estamos recibiendo mucho aguante, mucho empuje y a mí no deja de sorprenderme.

¿Y después de lo del Wacken sintieron una diferencia? ¿Hubo algún quiebre con eso?

Si, yo creo que generó mucho movimiento. Desde el Instagram, desde el día que salimos hasta que volvimos llegó mucha gente nueva, gente de diferentes países, gente que sentía empatía por lo que nos había pasado y cómo se terminó dando vuelta todo. Pero sí, hizo una gran diferencia. Creo que lo más lindo es que la gente se sintiera representada con la historia que tuvimos, la historia que tenemos como banda. Es lo más lindo de esto.

Y ahora para Flores ¿Qué tienen preparado?

Tenemos pensado hacer un show completo, que tenga de todo un poco. Obviamente hacer la presentación de “Eclosion” y tocarlo completo. Y bueno, habrá un par de cositas y sorpresas a lo largo del set. Y disfrutar. Todavía estoy cayendo con la repercusión que está teniendo el disco. Muchísimo más de lo que esperaba.

Facundo Llano
Colaborador en Rocktambulos
Música, comida y libros, el resto está de más.
Facundo Llano on Facebook

¿Qué opinas? ¡Queremos saber tu opinión!