Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

Paz en la Violencia: NAPALM DEATH regresó a Buenos Aires

Desde 1992 que NAPALM DEATH estableció una relación más que próxima con Argentina. El regreso de los británicos a Buenos Aires, el 27 de abril, era más que esperado, quizás por la mezcla de crisis del país, la vuelta de una leyenda del Grindcore después de cuatro años, o vaya uno a saber qué factor. La realidad, es que a las siete de la tarde, minutos antes de que se abran las puertas de Uniclub, recinto donde se presentó la banda, se veía una cuadra de fila, esperando ingresar. Se anunciaba, de esta manera, una noche memorable.

La apertura con los locales BLAST BITCH y BLOODFIEND fue muy digna, al punto de que el sonido fue excelente y el público respondió con mucho entusiasmo, mientras que Uniclub se iba llenando con una dinámica frenética. Se había indicado que a las diez de la noche el show terminaría, así que el recinto completamente lleno, abarrotado hasta en el mínimo hueco de una escalera, clamaba porque los británicos salgan a escena. Luego de una prueba de sonido obsesiva, se abrió el telón y NAPALM DEATH estaba sobre las tablas, con el emblemático porte de “Barney” Greenway, una persona que parece un vecino que disfruta de cortar el pasto los domingos, sumado a que en su remera había un símbolo de la paz, y que se excusó: “Me disculpa, pero Shane (Embury) está enfermo, pero volverá”, avisando la ausencia temporaria. La ternura se perdio con los gritos que dio en “Narcissus”, tema que inició el show.

De hecho, el set se concentró en el más reciente trabajo discográfico de la banda, Throes of Joy in the Jaws of Defeatism (2020), con cuatro canciones del mismo: todas más que celebradas. Es que el pogo llegaba hasta el fondo del recinto; como dato de color, para quien lo conozca, los golpes se apreciaban hasta la barra. Incluso, en un momento icónico del recital, desde el público un fan emuló un salto en “palomita” y cayó de lleno sobre el micrófono del guitarrista John Cooke, quien justo estaba regulando sus amplificadores. “Esta es un poquito más lenta, pero no por eso menos ruidosa que la mierda“, avisó Greenway, y el blast beat de Danny Herrera (batería) en “Invigorating Clutch” despertó un pogo que incluyo lanzamiento de cerveza.

Los mensajes políticos de Greenway fueron certeros: a favor del aborto, en contra del conservadurismo religioso, el fascismo, y la irresponsabilidad ciudadana, al mismo tiempo que clamaba por la paz. Esto se vio, especialmente, en “Suffer The Children” y “Nazi Punks Fuck Off”. Hubo una sorpresa: un inesperado cover de BAD BRAINS: “Don’t Need It“, ejecutado con brillantez. Como cuando “Barney” a capela interpretó la introducción de la canción que le da nombre a su último disco: uno no puede más que quedarse boquiabierto.

“You Suffer”, “The Kill”, “Scum” y “Siege of Power” fueron las canciones del emblemático debut que tuvo el conjunto, y sorprende que ya con cincuenta años de edad puedan ejecutarlas sin ningún problema. La humildad del grupo, dándole agua a un público que lo dejaba todo, intercambiando palabras con ellos y, siendo honestos, como cuando el vocalista anunció: “sí, vamos a volver, no sabemos cuándo, razonablemente pronto”. Honestidad brutal.

No había tiempo para mucho más, y en la gira donde NAPALM DEATH presenta su último disco, se los nota vigentes y casi inagotables. Es más que entusiasmante verlos en este estado y siendo tan prolíficos. Otra noche donde los británicos demostraron por qué son leyendas vivientes. Esperemos que ese regreso “razonablemente pronto” se mida en términos de un año. Mientras tanto, solo nos queda disfrutar de su destacable presente.

Galería de NAPALM DEATH en Argentina

Facundo Guadagno
Redactor en Rocktambulos
Antropólogo. Politólogo. Escritor.
Facundo Guadagno on FacebookFacundo Guadagno on Instagram

Todas las fotos fueron tomadas por Carlos Martínez para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Qué opinas? ¡Queremos saber tu opinión!