Estás aquí
Página principal > Destacada

PLAN 4 en Groove, Buenos Aires: Llevando La Dominación Al Límite #Crónica

El 8 de Diciembre del 2004 constituye una fecha tan triste como importante en el universo metalero por tratarse del día en el que la eminencia de las 6 cuerdas, Dimebag Darell, nos fue brutalmente arrebatado. Desde ese entonces, todos los años se llevan a cabo en todo el mundo tributos al héroe de la guitarra y a su banda de toda la vida, los legendarios -y eternamente relevantes- PANTERA.

Argentina no fue la excepción, y uno de los eventos más atractivos para la comunidad metálica en el 14º aniversario del asesinato de Dimebag fue el show que los argentinos PLAN 4 lideraron junto a los invitados, FALL FROM SKIES, oriundos de México, y los compatriotas, TRANSMUTAR, en Groove el pasado sábado 8. Si bien los liderados por Knario Compiano ofrecieron desde la promoción del evento una selección de clásicos inoxidables de los de Texas como plato fuerte, el concierto fue enmarcado dentro de la actual presentación de su último lanzamiento, el bien recibido Lleva Tu Mente Al Límite (2017). Así fue que la cantidad de remeras de PLAN 4 le peleó codo a codo el protagonismo a las de los cuatro vaqueros del infierno.

Puntuales, pasado un cuarto de hora después de las 21 hs, empezaron a sonar unas triunfales trompetas anticipando una noche épica. “Soy El Fin” fue la elegida por PLAN 4 para poner al público eufórico en segundos. Enérgica actuación por un lado, pero un sonido bastante saturado por el otro. Eso no impidió que la seguidilla al hilo de “Ojos Del Destructor”, “Listos Para Matar” y “En La Eternidad” -todas de su más reciente obra- fueran recibidas efusivamente con pogos y vitoreos.

Hasta ese momento la banda apenas había medido palabras con su audiencia, como mucho para echar gasolina al fuego y alentar la formación de rondas. Se enfocaron en que quede bien clarito que ante todo, eso era un show de PLAN 4. Recién finalizada la sección de presentación de su flamante material fue que Knario hizo un breve intercambio, felicitando a quienes celebraban el Día De La Virgen, pero poniendo énfasis en lo remarcable que era que estuviéramos presentes dada la situación económica que atraviesa el país. Con una base de fanáticos tan fiel, los agradecimientos nunca están de más.

De ahí en más la banda se ocupó de realizar un repaso de su discografía, con la peculiaridad de ignorar completamente a Horizonte Rojo Sangre (2013). Lo que fue todavía más llamativo fue lo estructurado del setlist, donde en vez de que sea una lista heterogénea de su material, primero fue el turno de Cambio De Piel (2005), luego de En Mil Pedazos (2010) y finalizando con canciones de Dos Caras (2007). Raro, pero de alguna forma original, y si hay algo que dejó en evidencia fue lo prolífico de su carrera.

Otro punto a destacar del show de PLAN 4 es lo enérgico de su performance. Mientras sonaba “Destino” fijé mi atención en la labor de Knario, en como saltaba y se movía frenéticamente sobre el escenario, constantemente arengando al público, y pensé: “Wou…acá tenemos un músico que practica lo que predica y va a la par de sus fans”. Naturalmente no estaba solo; sus compañeros le seguían el paso, a puro cabeceo y poses de poder.

Finalizada “Mi Religión” la banda se retiró y hubo un breve intervalo antes de que se avecinara la atracción principal. Acto seguido se empezó a reproducir un video en la pantalla sobre el escenario que mostraba un popurrí de secuencias donde Phil, Vinnie, Rex y Dimebag  hacían de las suyas. Había llegado el turno de “¡PLANTERA!” y la lágrima nostálgica ya asomaba en la esquina de los ojos.

En mi Top Ten de canciones que cada vez que vuelvo a escuchar me dan escalofríos se encuentra “Cowboys From Hell” del álbum homónimo de 1991, y que la banda haya arrancado éste tributo con ella fue sencillamente emocionante.“Mouth For War” engrandeció la bola de nieve, y con “This Love” dejaron en evidencia una fidelidad arrasadora para la reproducción de éstos himnos.

En medio de las canciones, Knario aprovechó para contar la primera vez que había escuchado a los de Texas, durante la previa a la presentación de Ácido Argentino (1991) de HERMÉTICA –algo que ya nos había contado en una entrevista que le hicimos-, e inmediatamente después arremetieron con una seguidilla de no creer: “New Level”, “5 Minutes Alone” y “I’m Broken”.

“Fue un año difícil. ¡ Aguante Uds! ¡Aguante PANTERA!” decía Knario antes de que llegara la cereza del postre: “Walk”. No importa cuántas veces la hayamos escuchado y que sea el “hit” abusado de Darrell y Cía. Es imposible resistirse a semejante demostración (vulgar) de poder -sí, en algún momento iba a decirlo-.

Si bien la lista de canciones elegidas no descolló por la inclusión de joyas perdidas -se lo extrañó a The Great Sounthern Trendkill (1996)– y que tampoco se alejó mucho de los clásicos más obvios, fueron aciertos uno tras otro. Hubiera estado interesante presenciar una interpretación entera de “Domination” y no sólo su outro, o al menos pegarla al final de “Hollow” como PANTERA solía hacer. Meras nimiedades en un set brillante.

Agradecimientos varios y aplausos de ambas partes marcaron el final de una noche excelente. Mientras el público se retiraba contento sonaba otra joya, “Cemetery Gates”, y aunque pareció raro que no la hayan incluido dado su carácter de clásico, la sensibilidad del track de alguna manera encajó con la escena. PLANTERA trajo a los cuatro vaqueros del infierno por una noche más sobre el mundo que supieron…perdón, que siguen dominando con su música. ¡Respect!

Roger Alan Provan
Colaborador en Rocktambulos
La música, sin importar el género, popularidad, año o país de origen, tiene una chance en mis oídos. En ella encuentro mi camino.
Roger Alan Provan on FacebookRoger Alan Provan on Instagram

La foto utilizada como portada es propiedad de Plan 4 / Todos los derechos pertenecen a su autor

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Queremos saber qué te pareció:

Top
Close