Estás aquí
Página principal > Destacada

Siempre Combativo: MALÓN re-lanzó su primer álbum en El Teatro Flores de Argentina

Pasaron veinticuatro años – ¡sí, veinticuatro! – desde que MALÓN escupió esa gema, aquella que marcara un antes y un después en el llamado Heavy Nacional: Espíritu Combativo (1995), un auténtico grito de guerra. Antaño significó un signo de una época rápida, fugaz, de contienda, donde las producciones musicales eran identitarias y se lanzaban una tras otra, como si no hubiera mañana, y siempre con un alto standard de calidad. Hoy el álbum ve su relanzamiento y remasterización, con bonus track incluido, a través de ICARUS MUSIC. ¿Qué es lo que importa? Que la banda probaría su legado, luego de veinte años, en El Teatro de Flores, mítico recinto de Buenos Aires.

Un poco después de las 21:00 hs, se escuchó la introducción, que representa la banda sonora de una masacre indígena a manos del Estado, y allí está MALÓN, con “Malón Mestizo”, como si el tiempo no pasara. Esta frase, claro está, es metafórica, ya que los años vinieron con superación incluida: en los años ’90 se repetía, símil a un mantra, que se buscaba sonar como las bandas de afuera, y MALÓN lo logró. Guitarras filosas del “Tano” Romano, con remera de FEAR FACTORY – por algo será -, Kuadrado – bajo – y Strunz – batería – para generar el confort de un buen colchón de frecuencias bajas, y Claudio O’Connor, la voz que le termina de dar identidad a la banda, y se configura como un emblema vivente del Metal Argentino.

Una tras otra, para la comparación de lo que era hace veinte años y lo que es hoy, con precisamente dos canciones muy esperadas por el público, y ausentes en la lista de temas desde hace tiempo: “Espíritu Combativo” y “Ciegos del Mundo”. Claramente, la relación de MALÓN con su público tiene una carga emociona muy intensa: basta con solo pensar que es el soundtrack de los días laborales del público, y gran parte se su rutina gira en torno al sentido que le otorgan a la música que escuchan.

Para sorpresa de muchos, MALÓN estrenó canciones. Algunas, y tratándose de covers, habían sido escuchadas, como “Los Ojos del Niño” – original de BLACK SABBATH, “Junior’s Eye” -, pero otras no, como fue el caso de “Nunca Digas Muerte”, un nuevo guiño a los padres fundadores de Birmingham, reinterpretando “Never Say Die”.

Pero también estuvieron dos auténticas novedades, que ahora formarán parte de los relanzamientos mencionados: “Abran Cancha” y “Escupiendo Odio”. Si bien el primero se había presentado en el 2012, nunca se confirmómo un canción que tendría lugar en algún álbum.

Un momento especial fue cuando el escultor José Perera, autor de toda la iconografía de MALÓN, subió al escenario, precisamente, junto a las esculturas ilustrativas que adornaban las tablas durante aquella velada. Estábamos ante la persona que le había dado una imagen al grupo, instalada en el “inconsciente metalero”, pero esa noche, simplemente agradeció el espacio, y pidió que vuelvan a colocar su obra, El malevo de fierro, ubicada en Lanús, para que no quede deshechada.

El final de la velada fue particular: la banda interpretó “Nuevo Orden Mundial” y “Barbarie Colectiva”, de su más reciente álbum. Para cerrar, claro, tres de HERMÉTICA: “Vientos de Poder”, “Tú Eres Su Seguridad” y “Soy de la Esquina”, para que los metaleros presenten celebren su fiesta. Más actuales que nunca, MALÓN continúa siendo un ejemplo de éxito para el Heavy Metal en Argentina

Facundo Guadagno
Redactor en Rocktambulos
Antropólogo social y cultural, escritor, escéptico y crítico
Facundo Guadagno on FacebookFacundo Guadagno on Instagram

Todas las fotos fueron tomadas por Carlos Martínez para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top
Close