fbpx
Estás aquí
Página principal > Destacada >

Sin depresión: BLACK FLAG brindó una fiesta en Buenos Aires #AsíFue

Finalmente, BLACK FLAG se presentó en Buenos Aires el sábado 07 de marzo. No es un hecho menor, ya que se trata de leyendas del Punk pero, desde ya, muy cuestionados por este mismo mundillo debido a la persistencia de un único miembro original, Greg Ginn (guitarra). No obstante, los presentes en el recinto, y quien escribe, le han otorgado el visto bueno a esta formación para examinarla en su paso por estas latitudes.

Todo comenzó con las presentaciones locales, CUTRE y ALTAR, los primeros dedicados más al Punk crudo y los segundos al Sludge. Ambos demostraron tener una sólida base de fans, preparando correctamente el escenario para una noche de culto. Pero, mientras tanto, el calor se hacía insoportable y, entre eso, Greg Ginn pasó por el medio del recinto, poco tiempo después una larga prueba de sonido hacía más insufrible al ambiente del recinto.

Finalmente se abrió el telón y “Depression” enloqueció a los presentes, que al parecer olvidaron el calor debido al violento pogo que se desató. Pegados, “No Values” y “I’ve Had It”, evidenciando algo: más allá de las consideraciones que uno pueda tener sobre el grupo, los músicos poseen una envidiable solidez. Probablemente, las tintas se carguen contra el cantante Mike Vallely, al ser quien pone el rostro ante todos, pero su performance demuestra un envidiable carisma y, por otra parte, su voz estuvo a la altura de las circunstancias. Prueba de ello, por ejemplo, fueron “Black Coffee” o “Gimmie Gimmie Gimmie”.

El profesionalismo del grupo se apreció en la nitidez del sonido. Dio gusto poder apreciar auténticos himnos del Punk con una buena calidad sonora, algo que benefició, en particular, a Greg Ginn, ya que su específica manera de desempeñarse tras las seis cuerdas se pudo disfrutar con lujo de detalles. Su carisma, esa extraña impronta que luce tras las tablas, fue esa suerte de magia necesaria para una figura de su nivel. Quizás la menor presencia escénica de Brandon Pertzborn (batería) o Tyler Smith (bajo) puedan parecer algo negativo, pero su buen desempeño hace que construyan un buen contrapunto con sus compañeros de grupo.

Quizás algo que pueda argumentarse como queja es la falta de feedback con el público, que quizá deberían haber demostrado más comunicación durante toda la presentación, o algo por el estilo. Sin embargo, la propia entrega que los músicos dejaron en el escenario era prueba suficiente de la atención recíproca entre los presentes y los artistas. En canciones crudas, como “Damaged II” o algo más gancheras como “Slip It In”, BLACK FLAG probó contundencia y dedicación aunque, hay que reconocerlo, los laureles se los llevó el versátil Mike Vallely.

Sin lugar a dudas, himnos como “Six Pack”, “Rise Above” o “TV Party” fueron los puntos álgidos de la noche, con los ojos de la banda maravillados ante la reacción de un público que hacía mucho tiempo esperaba este momento. Esta última de las canciones fue una fiesta, casi un guiño al mismo título de la composición, permitiéndonos interrogar sobre si realmente sea tan relevante que esta encarnación de BLACK FLAG posea solo un miembro original: a fin de cuentas, el espíritu agresivo y contestatario continúa y con un sonido profesional.

La irónica, y atonal cuando se lo requiriera, versión de “Louie, Louie”, marcó el final de la presentación. Para muchos una sorpresa y para otros una confirmación, pero el saldo final nos da que esta nueva versión de BLACK FLAG, para descontento de los puristas, tiene mucho que ofrecer y, afortunadamente, pudimos presenciarlo. Queda en la propia ambición del grupo continuar ampliando su legado.

Facundo Guadagno
Redactor en Rocktambulos
Antropólogo social y cultural, escritor, escéptico y crítico
Facundo Guadagno on FacebookFacundo Guadagno on Instagram

Todas las fotos fueron tomadas por Carlos Martinez para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top