Estás aquí
Página principal > Destacada

THRICE en Argentina: Mucho más que solo luces y sonido #Crónica

Cuando miramos un poco el historial de THRICE nos damos cuenta que no es una banda muy popular fuera de los Estados Unidos, e incluso ahí en su tierra natal, no poseen el reconocimiento masivo que merecen. Su nivel musical es destacable, al igual que la calidad de sus letras, y eso les ha valido posicionarse en las carteleras norteamericanas en repetidas ocasiones, pero algo ocurre con el resto del mundo, donde sus producciones no reciben la difusión mediática que, al menos yo, considero que deberían tener. Sí, se que no es algo nuevo tampoco, ocurre con muchísimas bandas y hace que todos –al ver que nuestros artistas favoritos no son del agrado popular- nos preguntemos ¿qué pasa con la gente? O como dirían los gringos: “What’s wrong with the people?

PORTLAND

En Agosto del 2018, los suramericanos pudimos finalmente conocer la cara que nos faltaban de THRICE: Su puesta en escena. Incluso hasta pudimos conocer su manera de tratar a los fans, pero de eso hablaremos más adelante, por ahora repasemos lo que fue el debut de la agrupación norteamericana en Buenos Aires, Argentina, el pasado 28 de Agosto, en el marco de la gira que también los llevó por tres ciudades de Brasil y cerró en Santiago de Chile.

Por la casa estuvieron acompañando dos agrupaciones. Los primeros en salir fueron los chicos de PORTLAND. Lamentablemente tuvieron que lidiar con esos típicos problemas técnicos que sufre el encargado de abrir, sin embargo con toda la actitud del mundo supieron llevar adelante su show. Por momentos parecían tímidos y desorientados pero en otras ocasiones lucían seguros y efusivos, concentrados en hacer de sus temas la mejor versión posible y ganarse el aplauso de cada uno de los presentes. Se trata de una banda bastante joven y con mucho todavía por recorrer.

ECOS NOVENTA

Con ECOS NOVENTA ocurrió todo lo contrario. Además de que contaron con un sonido impecable, se apoderaron del escenario con toda la seguridad y experiencia que los caracteriza, demostrando ser una banda muy acoplada y con bastante práctica encima. Durante aproximadamente media hora, la banda cautivó -con su excelente técnica musical y sus tintes progresivos- a quienes de a poco iban llenando Uniclub. Ofrecieron una ejecución musical impecable acompañada de la voz de Matías Querol, su cantante, quien por su estilo me recordó un poco a Claudio Sanchez, de COHEED AND CAMBRIA, una banda que sin duda es influencia para este cuarteto que promete muchísimo. Según dijo su vocalista, fueron elegidos por Dustin y cía. para abrir la velada, y luego de verlos en vivo nos quedó claro el por qué. Invitaron al público a sus próximos shows (el 29/9 en Capital y el 6/10 en Ramos) y dieron paso al plato fuerte de la noche, lo más esperado, los protagonistas: THRICE.

Veinte años tuvieron que pasar para que Dustin Kensrue, Teppei Teranishi, Riley Breckenridge y Eddie Breckenridge visitaran el sur de América por primera vez. Muchos discos, cambios de estilo y hasta una especie de ruptura (hiato) ocurrieron durante todo ese tiempo. Para quienes escuchaban a la banda desde tierras suramericanas, la opción más viable de verlos en vivo siempre fue viajar a los Estados Unidos, ya que las probabilidades de tenerlos de visita por acá siempre fueron muy bajas, dada su poca popularidad. Pero ese día llegó, ese sueño se hizo realidad y en el momento menos esperado.

THRICE no está promocionando nuevo disco (todavía) y su última producción se editó hace más de 2 años (To Be Everywhere is to Be Nowhere (2016)), sin embargo todo parece indicar que los chicos de Irvine, California, tenían un sueño por cumplir y decidieron comenzar esta nueva etapa de su carrera musical (la cual incluye nueva disquera y nuevo disco) tocando en lugares nunca antes visitados, como Suramérica, sin importar que esto signifique volver a presentarse en pequeños bares ante audiencias chicas.

Dustin Kensrue

La cita de THRICE en Argentina se llevó a cabo en Uniclub, y al igual que en el resto de los países del tour suramericano, se trató de un recinto para pocas personas, permitiendo un ambiente de intimidad y una sensación de acercamiento insuperable, idónea para este primer encuentro. Desde que se apagaron las luces y, entre humo, aparecieron los cuatro integrantes, el lugar se transformó. Los acordes de “Hurricane” y la silueta de Dustin tocando la guitarra en solitario nos decían que lo que parecía imposible, hoy era real, THRICE estaba aquí y solo quedaba disfrutar el momento. Así lo asumieron los fanáticos y se dedicaron a cantar, saltar o simplemente escuchar con detenimiento cada canción.

“Suena perfecto”, le decía sonriente un chico a su compañera, con cara de asombro. Yo tuve la misma percepción, y es que parecía que alguien había puesto a sonar el disco Anthology, al punto de desear que algún error ocurriera y así poder corroborar que realmente estaban tocando. Lamentablemente no es algo común que las bandas suenen “perfecto”, y lo digo entre comillas porque somos humanos y siempre encontraremos detalles si nos ponemos a buscar, como por ejemplo cuando a Dustin se le fue la voz en un agudo de “The Grey” o cuando arrancó ligeramente fuera de tono en “The Artist In The Ambulance“, cosa que arregló en cuestión de milisegundos.

Ese sonido que llamamos “perfecto” es cuando una banda suena milimétricamente acoplada pero no robótica, distorsionada pero bien mezclada, potente pero que no aturde; lamentablemente es algo que no pasa todos los días y no siempre podemos culpar al venue. Ese nivel de perfección que a veces parece inalcanzable es responsabilidad, principalmente, de la misma banda y su sonidista, por lo que ese 28 de Agosto pudimos corroborar que cuando se cuenta con el equipo humano adecuado, Uniclub puede sonar como los mejores teatros. De hecho, ya desde que tocó ECOS NOVENTA pudimos notar la calidad del sonido.


Riley Breckenridge (izq) y Eddie Breckenridge (der)

A partir del arranque pesado de “Hurricane”, es decir, la parte donde la banda completa entra en acción, la energía fue en ascenso con cada uno de los temas. “Silhouette” y “Of Dust And Nations” fueron el primer baño de nostalgia y con el recién estrenado “The Grey” saboreamos el nuevo sonido que trae THRICE en este 2018. El poderoso e inesperado “Cold Cash and Colder Hearts” encendió la temperatura dentro del recinto y así se mantuvo durante la hora y 20 minutos que duró el show, gracias al trabajo impecable de cada uno de los músicos en su respectivo instrumento.

Dustin Kensrue, a la cabeza de ese equipo, nos demostró que su voz suena más poderosa que nunca y es que los gritos y la pasión con la que canta, genera en quien lo escucha el deseo de cantar a todo lo que da, mientras que Riley (Batería) y Eddie (Bajo) con su sincronizado groove invitan a sentir cada canción y moverse al ritmo de la música, incluso si se trata de la más “lenta” de las piezas. Es así como “The Weight” , “Black Honey”, “In Exile”, “All the World is Mad”  y “The Long Defeat” pusieron a todos a cantar y bailar al compás, mientras que “Blood On The Sand”, “Firebreather”, “Yellow Belly” y los ya mencionados temas del inicio, los animaron a saltar y poguear un poco.


Teppei Teranishi

La sentida “Daedalus” fue la ocasión perfecta para disfrutar de las mejores líneas de bajo, cortesía de Eddie y los desgarradores gritos de Dustin. Por su parte, Teppei fue un héroe en la guitarra, ejecutando impecablemente cada solo, cada riff, cada meticuloso arreglo para que los temas sonaran exactamente como en los discos, un trabajo impresionante. El encore estuvo cargado de hardcore old school, con clásicos pesados que no podían faltar como “The Artist In The Ambulance”, “Deadbolt” y “The Earth Will Shake”, con los cuales los fans terminaron de descargar toda la energía que les quedaba antes de despedirse de sus ídolos.

La gran ausente fue sin duda “Red Sky”, un tema emblemático de la banda, que no tocan desde principios del 2017 (según setlist.fm). Al respecto de esa gran ausencia, Dustin nos dijo en entrevista previa que los fans tienen ahora la oportunidad de elegir los temas que ellos tocan en sus shows (haciendo entender que si no la tocan, es porque no la piden), mientras que al finalizar el concierto pude conversar con Riley y preguntarle lo mismo. “Son demasiadas canciones y no podemos incluirlas todas, pero la próxima vez la tocaremos” fue lo que me dijo el baterista, ojalá vuelvan y sobre todo, ojalá de verdad la toquen.

Dustin Kensrue

Al terminar, un grupo de fans se quedó esperando a las afueras del local para saludar a los músicos y estos tuvieron la gentileza de tomarse fotos con cada uno de ellos. Firmaron cosas y conversaron, pero principalmente, escucharon, y es que fueron varios los que se acercaron –sobre todo a Dustin- para agradecerle por sus letras, por sus canciones, para contarle cómo su música les salvó la vida y/o los ayudó de algún modo. Abrazos y lágrimas se podían ver por todos lados en una escena bastante emotiva, poco común después de un show tan enérgico y poderoso como el que habíamos visto minutos antes.

Fue una noche íntima y especial, donde no solamente los más acérrimos fans vieron cumplido un sueño, sino que la banda sumó entre sus nuevos admiradores a muchos asistentes casuales (staff, prevención, prensa, invitados). Era común ver en las caras de quienes, sin conocer a la banda previamente, tuvieron una revelación esa noche y se fueron con la sensación de haber presenciado un show excepcional. No todos los días se tiene la oportunidad de conocer, de la mejor manera, a una banda como THRICE, que no decepciona y se gana el respeto de todo el que se para frente a ella. Para mí, que pocas veces disfruto un show desde el lugar de “fan”, fue inevitable unirme al sentimiento generalizado de quienes estuvimos esa noche allí, la mayoría de ellos con un mismo objetivo: hacerle sentir a la banda que de este lado del mundo también hay gente que los quiere.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Todas las fotos fueron tomadas por Rommel Hernández para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

Thrice Setlist Uniclub, Buenos Aires, Argentina, South America Tour 2018

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Un pensamiento en “THRICE en Argentina: Mucho más que solo luces y sonido #Crónica

Queremos saber qué te pareció:

Top