Estás aquí
Página principal > Destacada

El Último Viaje: “The End” y El Inevitable Fin de BLACK SABBATH

Desde el mismísimo límite del Hard Rock y el quiebre de tabúes que significó la agitada década del 60 del siglo XX surgió BLACK SABBATH. Entre “historiadores” del Rock o el Metal hay un consenso sobre que aquí indefectiblemente surge el Heavy Metal. Y no es momento para cuestionarlo. Demos a este supuesto como real y convengamos que a partir de que BLACK SABBATH comenzó a desarrollar su impronta musical toda una generación encontró a la música como refugio, como un canal de expresión contracultural y algunos, por supuesto, fueron los encargados de reinventar la fórmula. Desde ya, la sociedad del espectáculo absorbe cada uno de los movimientos que buscan, de alguna manera, desafiar al llamado “sistema”, aunque no sin complicidad de los propios artistas. ¿Y cómo no hacerlo? Desde el barrio industrial de Birmingham, de la noche a la mañana cuatro músicos conocían la fama, el dinero, los excesos y la infinita retórica del Rock and Roll. Y sin quererlo, se hizo escuela y como si fuese una ironía del destino, lo que ocurrió hace cuarenta años atrás, hoy es reivindicado ante el vacío moderno. Una paradoja. BLACK SABBATH es una banda clásica, fundacional, pionera, y aún así esencial. En el 2013 su álbum 13 fue lo mejor del año y sus shows dieron que hablar durante todo el año. Mientras tanto, la música pesada contemporánea sigue agonizando.

¿Qué no hizo BLACK SABBATH? Desde ya que las dos facetas remarcables son las de Ozzy Osbourne y Dio: siempre que estos dos músicos volvieron a la banda terminaron por conformar  “el acto” o “el disco” del año. El fin para BLACK SABBATH parece imposible, ¿por qué? Porque son el signo que conjuga la identidad de las huestes metálicas y su ausencia no pasará inadvertida. Como también esa identidad parece mantenerse sobre artistas que pasan los cincuenta años. Seguramente parezca aceptarse durante algún período que una banda no existe más, pero los años pasan y grupos como Judas Priest o Iron Maiden no van a tocar para siempre, cuestión que indefectiblemente no será menor. Motorhead terminó con un revival impensable unos años atrás: The World Is Yours y Motorizer pasaron inadvertidos, Lemmy enfermó y su figura cobró una popularidad inmensa. Un punto realmente muy discutible, pero en fin: Slayer sigue sacando buenos discos y aún así su futuro sigue siendo una incógnita debido al cansancio y las tensiones interntas – más que nada cuando se acaben demos de Hannemann para explotar – y otros popes como Metallica o Megadeth están lejísimos de sus mejores momentos. BLACK SABBATH llega a su fin de la mejor manera, grandes discos y excelentes shows en vivo, y eso hay que celebrarlo: es un momento único y somos privilegiados de poder vivirlo. Pero, ¿después qué? El recuerdo permanente o la inmanente actualización. De cualquier manera, 13 no sería el fin discográfico para la leyenda viviente, más bien el fin es literal y es un EP, The End, que a continuación es reseñado por Leonardo Luque.

Un regalo de despedida

dvd-black-sabbath-estadio-unico-la-plata-argentina-2013-388901-MLA20423084186_092015-OThe End es el último lanzamiento que vamos a tener por parte de BLACK SABBATH. Un EP con el cual le dan un cierre a una discografía impecable – en este caso, me estoy refiriendo solo al BLACK SABBATH con Ozzy -. El contenido no lo hace un disco obligatorio a la hora de recomendar Sabbath a alguien que recién comienza, pero teniendo en cuenta que es lo último que vamos a recibir de ellos, nobleza obliga, es oportuno escuchar la última pieza discográfica de los maestros. The End se trata de cuatro canciones pertenecientes a las sesiones de su último LP, 13, y cuatro canciones en directo grabadas durante distintas fechas pertenecientes a su última gira mundial. No hay mucho que decir sobre este EP ya que continúa con la línea de 13: Doom Metal sin vueltas con algunos momentos rockeros, con su punto más alto en la primer canción “Season of The Dead” –  ¿por qué no estuvo en 13? Vaya uno a saber -. Las atmósferas tétricas que supo crear Mr Iommi – por escándalo gran protagonista de este lanzamiento –  allá por 1970 en la canción “Black Sabbath” aún resuenan en este lanzamiento.

Considerémoslo como un último regalo de despedida que nos hacen Ozzy y compañía, un souvenir si se quiere, como el que se recibe al retirarse al fin de un evento. En este caso se le está dando fin a una banda que ya hace rato es material obligatorio para cualquier rockero, una de las más influyentes en la historia de la música pesada, los mentores del Doom y las atmósferas oscuras. La misa negra ha llegado a su fin.

Desde el mismísimo límite del Hard Rock y el quiebre de tabúes que significó la agitada década del 60 del siglo XX surgió BLACK SABBATH. Entre “historiadores” del Rock o el Metal hay un consenso sobre que aquí indefectiblemente surge el Heavy Metal. Y no es momento para cuestionarlo. Demos…

Así Suena

Puntaje Simbólico

Total

User Rating: Be the first one !

Por más que la insignia siga resplandeciente en locales, remeras, motos o cualquier elemento, por más que la música siga en las ideas, no es de extrañar que al toparse con el límite y el inexorable vacío el Metal vuelva a mirar en retrospectiva en pos de recuperar un pasado idílico. Aprendamos de los que han hecho lo posible para desarrollar este tipo de música y continuemos esa senda, la del desarrollo y la fusión.

Facundo Guadagno
Redactor en Rocktambulos
Antropólogo social y cultural, escritor, escéptico y crítico
Facundo Guadagno on FacebookFacundo Guadagno on Instagram

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Un pensamiento en “El Último Viaje: “The End” y El Inevitable Fin de BLACK SABBATH

Queremos saber qué te pareció:

Top
Close