fbpx
Estás aquí
Página principal > Reseñas > Discos (Así Suena) >

Un Encuentro Peligroso: Denner y Shermann Re-Inauguran Las Puertas del Infierno. Así suena “Satan’s Tomb”

Reseñar un EP debería ser la antesala para la puesta en escena del tan esperado larga duración. Generalmente, por su corta duración – ya que se acostumbra a que sólo contengan cuatro o cinco canciones – , se espera que el análisis sea breve y conciso. El caso de Denner/Shermann no es la excepción, claro está, pero el caso es particular; no estamos hablando del EP de una banda desconocida, más bien es el retorno a los grandes focos de la escena del Heavy Metal de dos de sus guitarristas, si se quiere, fundamentales. Reconocidos por su labor en Mercyful Fate y King Diamond, siendo este último el caso de Michael Denner, han dejado a fuego una huella, una suerte de manual del Heavy Metal clásico para quien quiera ejecutar el género. Estos dos artistas volvían con bombos y platillos, con un sello como Nuclear Blast detrás y una nueva banda. Hype mediático detrás, cuándo no, pero eso es lo de menos, veamos en profunidad “Satan’s Tomb”.

Las puertas del infierno son abiertas cortesía del hermoso sonido de las guitarras de Michael Denner y Hank Shermann: es increíble, ese sonido está de vuelta sin ninguna nostalgia, ¡cómo los extrañamos! Pero la amargura es instantánea… ¿por qué? La respuesta es muy simple y reside en un error fatal: la voz de Sean Peck. El cantante y liricista simplemente no cuaja con la temática del álbum, ya sea en su labor vocal – como se mencionó anteriormente – como en sus letras: parecen escritas en temáticas “clave” basadas en Mercyful Fate; brujería, rituales, designios del Amo Satanás, etc..

Denner ShermannEs claro que son los tópicos que daban cabida para ser explorados, pero la cuestión no está en qué tópicos se exploran, eso se daba por sentado, la cuestión está en cómo se hace: “Satan’s Tomb” está lejos de generar el ambiente esotérico necesario para disfrutar de manera fresca al desgastado satanismo utilizado en la música pesada. Más allá de eso, el nivel general del disco es muy bueno en materia instrumental y, de no ser por la voz encargada de darle vida a las letras, el balance sería superior. Se cae de maduro quién es la persona indicada para entonar este tipo de composiciones. El punto a trabajar sin dudas es la voz: no me malinterpreten, si bien Sean Peck es un buen cantante, su trabajo en el álbum se hace monótono.

La conclusión es simple: la música, en lo que refiere a instrumentación y melodias vocales son frescas, dinámicas y atractivas para la escucha. El problema está en la interpretación vocal. Desgraciadamente, esto otorga un replanteo en el campamento Denner/Shermann que la ceguera del hype impide ver. No confundamos: mi visión es positiva respecto al LP, pero este EP editado en clave de “muestra” de lo que la banda puede hacer o, en todo caso, de un adelanto del larga duración, no deja un saldo positivo, más bien su irregularidad constante en la relación música-voz-líricas otorga incertidumbre.

Reseñar un EP debería ser la antesala para la puesta en escena del tan esperado larga duración. Generalmente, por su corta duración – ya que se acostumbra a que sólo contengan cuatro o cinco canciones – , se espera que el análisis sea breve y conciso. El caso de Denner/Shermann…

ASÍ SUENA

Puntaje Final

Total

User Rating: Be the first one !

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top