fbpx
Estás aquí
Página principal > Destacada >

Vientos de Poder: Así fue el show de STRATOVARIUS en Buenos Aires #Crónica

El nicho del Power Metal en Argentina se enaltecía, sin buscarlo deliberadamente, al crear un ritual previo a la llegada de STRATOVARIUS al país. Desde pequeñas juntadas, abordajes al hotel o un magnánimo evento donde se escuchaba la música de la banda en parlantes holofónicos, los seguidores de STRATOVARIUS mostraban que más allá de la ola de recitales que hace temblar billeteras hay, por su parte, una conexión que es inquebrantable. Incluso si las cosas no resultan tan bien, como sucedió en Vorterix.

Conxuro
Conxuro

Llegar precisamente para el final de la banda CONXURO (me disculpo con la primera banda, ya que por inconvenientes de tiempo no pude disfrutar de CORAZON PROFETA) y ver a un teatro relativamente lleno y, más aún, saltando a tono con la banda, me presentaba un escenario no muy usual: los soportes eran realmente celebrados por el público. Retirándose CONXURO, entre el gancho rockero y la música celta, era hora de darle paso a ABEYDON. El quinteto pudo disfrutar de un feedback constante con los presentes, acompañados de un sonido acorde a las circunstancias, cuestión que dejó una excelente imagen para la banda de cara a los festejos de sus diez años de carrera.

Strato-Abeydon05
Abeydon

Luego de una espera que se hacía eterna, básicamente por la presión del público, la banda salió al escenario a las 21:15 hs. Y por más que “My Eternal Dream” tenga a todo un teatro en llamas, el sonido no era partícipe de la situación. Suponiendo que era un inconveniente que solo estaría en los primeros momentos del show, asumí que la cosa mejoraría; y sí, ya en “SOS” la voz de Kotipelto y la guitarra de Kupiainen estaban en orden… pero los teclados de Jens Johansonn eran casi imperceptibles. Desde diferentes locaciones del teatro comprobé lo mismo: sonido demoledor y teclados ausentes. Ni siquiera después del solo de bajo de Lauri Porra la situación mejoró; entonces, por más que el público siga estando en llamas – aunque en la parte trasera del teatro se dedicaron a hablar más que a mirar el show -, ¿qué queda de éste? Precisamente, el profesionalismo para poder salir airosos de la situación. Ante la irregular mezcla, Lauri Porra llamó al canto al unísono ejecutando “Por Una Cabeza”, el tango de Gardel y Le Pera, ya instalado en el imaginario colectivo. Siendo este nada más que un ejemplo, resulta pertinente hablar de toda una banda que tiene el carisma necesario para sortear obstáculos como los de Vorterix, ni más ni menos que con toda su experiencia sobre las tablas.

Stratovarius
Stratovarius

Resultaba curiosa la heterogeneidad del público que asistió al evento; de alguna manera u otra, STRATOVARIUS lleva a fanáticos extremos que lucen su devoción por la banda de pies a cabeza – incluida la pantalla del teléfono celular – hasta al heavy clásico que, a base de vivencias de campo, vio los vaivenes del Power Metal en Argentina. Por esta sana heterogeneidad en la audiencia que respetaba a una banda que daba todo en el escenario, a pesar de la ausencia de las teclas, es que el profesionalismo de STRATOVARIUS para adueñarse de la situación fue clave.

Así es como los bises se aseguraban un buen porvenir; final a puro canto con “Speed of Light” y “Hunting High and Low” y, como conclusión, en otro show de STRATOVARIUS en el país, esta vez presentando Eternal, aparecen dos puntos: por un lado se puede estar tranquilo respecto a las canciones de su última placa, por lo menos en el vivo. Por último, el profesionalismo del conjunto puede hacerlos desenvolverse fluidamente en situaciones adversas… y el terreno resultó más cálido aún gracias a un público que hizo lo posible para que así sea.

Con este panorama, el nicho queda más que cómodo. “Al mal tiempo buena cara”, una desgastada frase que se puede aplicar a este caso; con tal de disfrutar, se hacía caso omiso a los problemas sonoros. Puede fallar. Es una realidad que puede molestar, pero al menos el feedback entre banda y público pudieron equilibrar la situación. Así STRATOVARIUS continúa su romance con el público argentino sin mayores sobresaltos. Será hasta la próxima entonces; aquí siempre los estarán esperando.

StratovariusBsAs11

Estudiante de Antropología, escéptico, músico y crítico.

Todas las fotos fueron tomadas por Pablo Gándara / Todos los derechos reservados.

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Un pensamiento en “Vientos de Poder: Así fue el show de STRATOVARIUS en Buenos Aires #Crónica

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top