fbpx
Estás aquí
Página principal > Destacada >

El último héroe del asfalto: VITICUS presentó “Equilibrio” en el Teatro Vorterix

Hablar de Victor “Vitico” Bereciartúa es hablar de rock argentino: fue bajista de RIFF, la banda que importó al país el hard rock rutero y que mejor plasmó, en música y actitud, la filosofía que guarda “Born to be wild” de STEPPENWOLF. Desde el año 2003 Vitico recorre las rutas con VITICUS, proyecto que después de cinco años estrena nuevo disco. Equilibrio (2017) fue presentado en el Teatro Vorterix el pasado 12 de Agosto en visperas de elecciones y con lo que para el público no fue un dato menor: la prohibición de la venta de alcohol en todos los lugares mas o menos legales del país.

Motor V8 al costado del escenario.

Agolpados frente al telón cerrado luego de oír el rugido de un motor que anunciaba el comienzo de la música, los fanáticos olvidaron, sólo por un rato, la falta que hacía la cerveza en ese momento. Corridas las cortinas se lucieron dos motores de un antiguo V8 a los laterales del escenario y la parrilla junto con las ópticas del mismo auto frente a la batería.

La temática automovilistica fue respetada incluso en el comienzo de la música con “No detenga su motor” de RIFF. “Siempre me dijeron que soy un tipo desequilibrado” diría Vitico al terminar el primer tema y continuar con el que le da nombre a su última placa.

El bajista reivindica su pasado constantemente, y si bien el arranque fue homenajeando a la banda que compartió con Pappo, la velada no tendría nada de nostálgica ya que el grupo subió con la promesa de interpretar Equilibrio entero. Aunque vale decir que lo que no tuvo de nostálgico, si lo tuvo de emotivo: este concierto fue el último con Sebastián, guitarrista de larga data quien deja VITICUS luego de catorce años.

Mechados con los clásicos de siempre y otros títulos de RIFF, los temas del último álbum fueron bien recibidos por quienes llenaron el recinto, y es que este estilo de canciones tienen muy bajas probabilidades de fallar ante este público. Acompañados casi todo el show por Juan García, corista en la grabación del mítico álbum de RIFF Que Sea Rock (1997), las voces fueron repartidas entre él, los guitarristas y Victor.

Sebastián y Vitico Bereciartua.

El rock and roll se vive con pasión en Argentina y para muchos es una tradición que va de generación en generación. Un claro ejemplo es el del mismo Vitico que contó, hasta la noche del sábado, con su sobrino entre las filas de su grupo.

Aquella fecha el Teatro Vorterix fue testigo de una doble pasada de antorcha: la de los padres que llevaron a sus hijos a ver a nuestro rockero más representativo, y la de Sebastian al jóven y talentoso Gaston Videla, quien por ahora queda como único guitarrista de la banda.

“Si crees que estás muy viejo para el rock and roll, entonces lo estás” dijo alguna vez Lemmy Kilmister, y esta podría ser tranquilamente la frase de cabecera de Vitico. Luego de un corto descanso, el “canciller” estiró el show hasta que el horario se lo permitió, prometiendo “una más y nos vamos” como cinco veces antes de cada nueva canción, llegando a las dos horas de recital.

Sucio y Desprolijo” con Gastón en las voces, “Sube a mi Voiture“, “El Forastero“, “Que sea Rock” y “La Espada Sagrada” concluyeron una velada inolvidable, en la que se cerró un capítulo en la historia de VITICUS y comenzó otro, cargado de canciones nuevas y muchos kilómetros por recorrer.

Leonardo Luque
Cronista y redactor en Rocktambulos
Un metalero aburrido del metal.
Leonardo Luque on Facebook

 

Todas las fotos fueron tomadas por Carlos Martinez para Rocktambulos.com / Todos los derechos reservados.

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top