Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

Abriendo caminos a pura brutalidad: NVLO se presentó en el Teatro Flores #Reseña

Ante la eterna discusión de si el rock está muerto, el heavy metal se muestra estoico como siempre y en su micro mundo, muestra mejor salud que nunca. Muchas bandas nuevas apuestan por correr los limites, tanto musicales como de producción, tirándose a la pileta todo el tiempo. NVLO es quizás la punta de lanza de una generación que no está dispuesta a que le marquen límites. La agrupación presentó su nuevo disco en el Teatro Flores el pasado domingo 10 de diciembre.

Antes de la banda principal, fueron también de la partida UNDERMINE, ODIO y MITODIAN. Algo que tiene este tipo de eventos es que no se siente como si las bandas anteriores estuviesen teloneando a la principal, sino que es una celebración del esfuerzo de muchos y las ganas de compartirlo con amigos. Es por eso que también la mayoría del público elige entrar y ver todas las bandas desde temprano en vez de quedarse afuera tomando algo. Toma dimensión de la importancia de la jornada.

Desde antes del primer acorde de la banda principal, el público ya estaba armando rondas gigantescas. Es que esta noche no solo es una celebración de los músicos, sino de un público que marca un quiebre con la tradición del heavy metal en argentina. También tiene que ver con que NVLO ha podido llegar a un público particularmente joven, más enérgico, que hace recordar a épocas donde la gente era particularmente efusiva, pero, por cuestiones de edad, parece lejano ahora.

La excusa de la noche era la presentación de su más reciente disco, “Eclosión”, un trabajo que combina la parte más pesada del grupo, sin dejar de lado el gancho. Así lo atestiguan las canciones iniciales; “Claridad” y “Demonopatia”. El Teatro Flores puede ser un tanto difícil a la hora del sonido. Así como hemos escuchado bandas de forma impecable ahí (OPETH, GOJIRA), en otros caso la suerte fue otra (MACHINE HEAD, MASTODON). Hoy NVLO se para del lado de los que pueden dominar en lugar. Sin ser perfecto, el audio es contundente, claro y lo suficientemente limpio para apreciar las proezas vocales de su cantante, León Pardo.

El repertorio se basa en la interpretación de su último disco en su totalidad, pero también en casi todo su álbum auto titulado de 2019. Como nos comentaba hace unos días su cantante, su primer disco, “Ira” (2018), fue algo más bien vomitado, por lo que el grupo parece haber encontrado su verdadera identidad en su segundo lanzamiento, aunque es difícil de hablar de clásicos o hits porque el público realmente no para de agitar en ninguna canción, incluso los nuevos. Me encuentro sorprendido ante el público cantando las letras, incluso en los momentos más podridos.

Luego de haber tocado en el festival Wacken este año, está claro que esa experiencia les ha servido para cobrar notoriedad, pero también para confirmar que la banda ya está en un nivel internacional. Parece un comentario injusto, porque en este país hay talento de sobra, pero NVLO es una banda que se le puede parar de igual a igual a cualquier banda del género que se hayan cruzado en el festival alemán. Hay muchos grupos que son solo un nombre, y a la hora del vivo hacen agua. NVLO cuenta con el factor de la juventud y el hambre. Además de ser de esta parte del mundo.

Después de 75 minutos, la banda se despide con “Desdén” que, quizás, es porque es la última canción de la noche, pero genera un poco más de movimiento entre la gente, como para dejar la última gota de sudor. Pero también es cierto que es una de las canciones más gancheras del grupo.

Hace cinco años, quizás, la idea de que bandas como NVLO, AGAINST o V.I.D.A puedan llegar a hacer un show propio en el Teatro Flores parecía impensado, pero hoy es una realidad. Lo mismo si nos ponemos a pensar en un grupo como GOJIRA tocando en un lugar como el Movistar Arena. Mucho tiempo se creyó que, si una banda no era heredera del legado de V8 (sacando excepciones como A.N.I.M.A.L) se le haría casi imposible llegar a ciertos lugares. De hecho, hay muchas bandas históricas que no lo han logrado. Hoy una banda realmente extrema como lo es NVLO, pudo triunfar el Teatro Flores a solo cinco años de su disco debut. ¿Podemos soñar en un futuro donde una banda como ellos llene un estadio Obras, un Luna Park, un Movistar Arena? Hace cinco años te diría que era imposible, hoy tengo mis dudas.

Facundo Llano
Colaborador en Rocktambulos
Música, comida y libros, el resto está de más.
Facundo Llano on Facebook

Todas las fotos fueron tomadas por Holy Smoke para Rocktambulos / Todos los derechos reservados

¿Qué opinas? ¡Queremos saber tu opinión!