Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

Ajeno al tiempo: Glenn Hughes volvió a Argentina para celebrar los 50 años de “Burn” #Reseña

Siempre es bueno ver a Glenn Hughes, y si a eso le sumamos la celebración de uno de los mejores discos de hard rock de la historia, no hay mucho que pensar. El cantante y bajista se encuentra en una gira mundial que festeja los 50 años del disco “Burn”, de DEEP PURPLE, y Sudamérica no podía quedarse afuera. Este 13 de noviembre Argentina lo recibió en el Teatro Flores.

Temprano estuvo la banda FREEDOMLOST calentando el escenario. El quinteto contó con la ayuda de la cantante Lorena Martinez durante toda su presentación y dio un entretenido show que se paseaba entre composiciones propias (en inglés) y populares covers como “Rebel Yell” de BILLY IDOL o “Home Sweet Home” de MOTLEY CRUE. Con un buen sonido y canciones gancheras, no tuvieron problemas para ganarse al público. Luego del fin del set con su canción “Hogar”, muchos hasta terminaron coreando el nombre de la agrupación.

El show de Glenn Hughes comenzó con el clásico “Stormbringer” y el partido ya estaba ganado de entrada; la banda suena muy ajustada y Glenn Hughes, como Gardel, cada día canta mejor, por lo que solo queda entregarse al disfrute absoluto. Sentimiento que también comparten los músicos; se saben confiados, conscientes de sus capacidades y versatilidad. Del hard rock del tema inicio, pasamos a la hitera y popera “Might Just Take Your Life”, irresistible como en 1974.

La excusa de está gira es celebrar el 50 aniversario del disco “Burn”, de DEEP PURPLE; primer trabajo de los ingleses que contó con la participación de Hughes en bajo y coros. Un álbum muy importante, que marcó el renacimiento del grupo luego de la salida de Ian Gillan y Roger Glover, pero que, mientras Ritchie Blackmore no quiera volver a empuñar la guitarra eléctrica y David Coverdale no se recupere de sus problemas en la voz (el cantante de Whitesnake fue también parte de esa formación del grupo), Glenn Hughes es el único que puede llevar la bandera del llamado MK3, de la mítica banda, por el mundo.

Una de las cosas fundamentales que Glenn introdujo en DEEP PURPLE, son los matices musicales. Antes de su llegada, el grupo era considerado una banda de rock duro y puro. Con la llegada de Hughes y Coverdale, cabe decir, las influencias de la música pop, soul y funk se hicieron más evidentes. Esto se ve de forma clara en canciones como “Sail Away”.

Otra cuestión para destacar es que el show debe ser lo mas parecido a ver a DEEP PURPLE en 1974, en el sentido de que cada canción da lugar para zapadas, improvisaciones y solos. Si, en cada canción. Pero por alguna razón no resulta cansino. Curioso, ya que, durante las dos horas de show, apenas sonarían nueve composiciones, pero momentos como “You Fool No One” pueden llegar a pasar los veinte minutos.

El show es una celebración del disco “Burn” y si bien ocupa una parte central del espectáculo, no es interpretado ni en el orden que figura en el LP, ni en forma íntegra, dejando un par de canciones afuera, remplazándolas por pasajes de otros discos de PURPLE como puede ser “Gettin´ Tighter”, del disco “Come Taste The Band” (1975), que el vocalista dedica al fallecido guitarrista Tommy Bolin.

Glenn Hughes tiene una relación especial con Argentina, como evidencia el Teatro Flores repleto. Fue el primer país latinoamericano que visitó, se hizo amigo de Walter Giardino, compartiendo escenario con RATA BLANCA y nos visitó muchas veces. Se encarga de que el publico sienta su amor, sea celebrando los cantos o contando historias, como cuando relata cómo compuso “You Keep On Moving” en su cocina con David Coverdale.

El show concluye de manera épica con “Highway Star”, innecesaria quizás ya que pertenece a una etapa anterior a la suya en DEEP PURPLE, pero siempre bien recibida, y posteriormente el himno indiscutible que da título al álbum que vino a celebrar y que cierra la velada: “Burn”.

Finalmente, debo explicar que lo de Glenn Hughes, física y vocalmente, no tiene nombre. Que no se incluya cuando hablamos de los grandes vocalistas de la historia del Heavy Metal y Hard Rock es una de las grandes injusticias del rock. Lo de esta noche fue superlativo y parece superarse visita a visita. Y, teniendo en cuenta la vida de excesos que ha tenido, es aún más inexplicable.

Glenn Hughes es uno de esos héroes anónimos del rock; ha formado parte de algunas de las bandas más importantes del mundo, ha tenido una carrera solista de calidad y prolífica y se ha reinventado muchas veces, comandando nuevos exitosos proyectos como BLACK COUNTRY COMUNNION o THE DEAD DASIES. Todo esto siempre al máximo nivel posible. Los que hoy llenamos el Teatro Flores lo sabemos hace rato, es hora de que el resto del mundo se entere.

Facundo Llano
Colaborador en Rocktambulos
Música, comida y libros, el resto está de más.
Facundo Llano on Facebook

Un pensamiento en “Ajeno al tiempo: Glenn Hughes volvió a Argentina para celebrar los 50 años de “Burn” #Reseña

  1. Excelente reseña y coincido con tus reflexiones!!!!!. Aunque nos de tristeza y nos lamentemos todos los fieles mortales que estamos debajo del escenario, es el único de los vocalistas Purple que puede sostener los trapos!. De las otras leyendas solo me queda escuchar las viejas grabaciones salteando el tiempo, dado que ya no disfruto verlos en vivo comparando sus performances actuales con el brillo en los vinilos. Este hombre tiene el espíritu y su garganta única intacta, a pesar de sus excesos juveniles y la injusticia de “algunos” seguidores mas nostálgicos que aún le niegan un lugar en el podio purpura.

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Top