Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

COSQUÍN ROCK: 24 años haciendo temblar las sierras cordobesas #Reseña

Al igual que todos los veranos, uno de los festivales más importantes del país volvió a llevarse a cabo en las sierras cordobesas. El Cosquín Rock 2024 llegó con intenciones de mejorar el excelente desempeño que habían tenido en la edición 2023 del festival y apostando cada vez más a la diversidad musical, con un lema que define el nuevo formato del evento: Cosquín Rock es para todos.

Este año la gran apuesta musical era Slash, artista internacional que llegaba junto a Myles Kennedy and the Conspirators. Otra estrella internacional eran los mexicanos de MOLOTOV, a quienes podríamos considerar pasajeros frecuentes en Cosquín tras sus participaciones en los años 2004, 2005, 2013, 2015, 2020 y 2024. Ni hablar de los uruguayos LA VELA PUERCA que ya son de la casa, pero no fueron ellos los únicos internacionales, ya que el festival también contó con los españoles ARDE BOGOTÁ y SHINOVA, además del estadounidense Steve Aoki, entre otros actos foráneos que dijeron presente este año.

Además, también estuvieron los artistas argentinos que no pueden faltar jamás en este evento, como LAS PELOTAS, CIRO Y LOS PERSAS, LAS PASTILLAS DEL ABUELO, SKAY Y LOS FAKIRES, DIVIDIDOS y demás grandes nombres del rock nacional. Veamos qué ocurrió, día por día, este 10 y 11 de febrero en el Cosquín Rock.

Cosquín Rock 2024 – Día 1

El sábado comenzó con el sol pegando de lleno sobre las sierras cordobesas y la primera banda en poner al público a rockear en el escenario Sur fueron los WINONA RIDERS, quienes llegaron por primera vez al festival para demostrar el por qué de su popularidad actual. La banda bonaerense viene de tocar en el Primavera Sound y está confirmada para el próximo Lollapalooza Argentina, algo que dice mucho de su posicionamiento actual en la movida mainstream, digno de destacar en tiempos donde el rock no es la música más popular. LA CHANCHA MUDA y LA MISSISSIPPI fueron los siguientes en tomar por asalto el escenario, mientras todavía el público ingresaba al predio del Cosquín Rock.

Por su parte, en el escenario Norte, la cantante BLAIR se encargó de dar el puntapié inicial. Durante casi 30 minutos la artista oriunda de Bahía Blanca desplegó, junto a su banda, una serie de temas cargados de buen rock alternativo y mucha actitud, con coros como “a los modernos les falta rock” e incluso tuvo tiempo para lanzar algún insulto contra el actual presidente argentino y tomarse una cerveza en tarima.

Silvestre y la Naranja

Entre idas y venidas a lo largo del predio, la primera banda que pude disfrutar en su totalidad fue Silvestre y la Naranja en el Escenario Norte, quienes hicieron un total de ocho canciones, entre las que se destacan sus hits “Amores callejeros”, “Fiebre atemporal” y “El instinto”, entre otros. Es una de las bandas que más está creciendo en estos últimos años, y el público del festival los recibió con muchísima emoción. Al mismo tiempo, en el escenario Montaña hacían lo suyo las agrupaciones españolas SHINOVA y ARDE BOGOTÁ. Lamentablemente, como es normal en festivales tan grandes, hay momentos donde toca elegir un artista sobre otro, perdiéndonos algunos shows.

Patricio Sardelli – Airbag

Más tarde, mi labor continuó con AIRBAG en el Escenario Sur. Probablemente una de las bandas más esperadas para esta edición tras el gran show que dieron en cancha de Vélez hace aproximadamente dos meses. Nuevamente dejaron todo arriba del escenario a pesar de tener poco tiempo para tocar. Así y todo, llegaron a hacer un total de diez canciones, además de ejecutar la intro del Himno Nacional Argentino.

Lo cierto es que los hermanos Sardelli supieron armar un setlist perfecto para esa poca cantidad de minutos, donde aparecieron algunos de los clásicos más conocidos de ellos y también hicieron un cover de “Johnny B. Good”, el popular tema de Chuck Berry, como así también de “Burn”, de Deep Purple. El público no dejó de agitar en ningún momento e, incluso, Patricio Sardelli se tomó el atrevimiento de hacer subir a un fanático a tocar la guitarra por unos pocos minutos.

Finalizado el show de AIRBAG, fue turno de DIVIDIDOS en ese mismo escenario Sur. La aplanadora del rock and roll volvió a demostrar la validez de su apodo haciendo sonar un temazo detrás de otro con la gente que parecía no estar ni un poco cansada, ya que saltaron y cantaron como si no hubiera un mañana.

El show lo abrieron con las distorsiones pesadas de “Paisano de Hurlingham”, para luego darle paso a “Sábado”, y “Haciendo cosas raras”. Con este increíble inicio, te dejo que te imagines el resto. Hasta hubo tiempo de hacer dos covers de Sumo, “La rubia tarada” y “Crua Chan”, y también versionaron “Sucio y desprolijo”, de Pappo. Definitivamente, una presentación con mucho rock y que hizo temblar el piso del predio.

Ricardo Mollo – Divididos

Probablemente uno de los puntos más altos de su show fue cuando Ricardo Mollo tocó “Spaghetti del rock” solo frente al público, que no pudo evitar corear toda la canción hasta que, en determinado momento, Ricardo deja de tocar y les dice, con lágrimas en los ojos, “no me hagan emocionar, que ya estoy viejo”.

Al mismo tiempo, en el escenario Norte comenzaban a tocar los BABASÓNICOS, otro de los grandes nombres de esta edición del Cosquín Rock, sin embargo al finalizar el show de la banda conformada por Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Catriel Ciavarella, mucha gente permaneció frente al escenario Sur, impacientes por lo que venía después: SKAY Y LOS FAKIRES. Ya pasadas las 10 de la noche apareció en tarima el siguiente en la lista, el legendario ricotero Skay Beilinson.|

Skay y los Fakires

Como ya nos tiene acostumbrados, “el Flaco” hizo temas de los redondos y de su época solista. “Criminal Mambo”, “Todo un palo”, “Jijiji” y “La parabellum del buen psicópata” fueron los himnos ricoteros que sonaron esa noche, mientras que varios clásicos de su carrera solista como “Oda a la sin nombre”, “Lejos de casa” o “Aves migratorias”, etc, terminaron de darle marco a un show donde la gente no paró de cantar “es una noche especial, no te lo vas a perder, toca el corazón de Patricio Rey”.

Posteriormente, cerca de la media noche, mientras en el escenario Norte los chicos de CONOCIENDO RUSIA hacían lo suyo, en el escenario Sur se hizo presente otra de las bandas icónicas del Cosquín Rock, hablo de los uruguayos de LA VELA PUERCA.

Apenas pisaron el escenario comenzaron a sonar los acordes de “Llenos de magia”, para continuar con “De atar” y generar un descontrol total en los espectadores. Además, invitaron a Juanchi Baleirón, de LOS PERICOS (quienes dieron un show con amigos unas horas antes en el escenario Norte), a cantar “El viejo”.

Sebastián Cebreiro – La Vela Puerca

Variando entre canciones más actuales y más clásicas, la banda liderada por Sebastían Teysera y Sebastián Cebreiro volvió a hacer emocionar a más de uno en cada una de sus letras.

Cerrando el Escenario Sur, la última banda del sábado fue CARAS EXTRAÑAS. Los liderados por Mauricio “Junior” Lescano no quisieron olvidar sus raíces, y se dedicaron a hacer un setlist compuesto, en gran parte, por canciones de La 25.

De este nuevo proyecto, las canciones que sonaron fueron “Leyenda Urbana”, “Así viví”, “3 acordes”, “Pruébalo”, “Ya no” y “Buenas épocas”, con las cuales hicieron bailar rock and roll al público que aún estaba presente y de esta manera cerraron el día 1 del festival.

Cosquín Rock 2024 – Día 2

El Bordo

El segundo día amaneció con lluvia en el Valle de Punilla, pero esa no fue una excusa para la gente que estaba dispuesta a volver al Aeródromo de Santa María de Punilla para seguir disfrutando de un día más de música.

Nuestra tarde comenzó con EL BORDO, una banda que siempre tiene a su público fiel a donde sea que vayan y al cual la lluvia no logró espantar. Fueron un total de siete temas donde recorrieron toda su historia musical.

“Cansado de ser”, “Instinto”, “A dónde vas?”, “Lejos”, “Soñando despierto”, “Certezas de cartón” y “La Banda”, fueron las elegidas por Ale Kurz y compañía para demostrar toda su vigencia, experiencia y capacidad sobre los escenarios del rock argentino.

Antes de EL BORDO, en ese mismo escenario, estuvo la agrupación NENAGENIX, otro de los nombres que han estado sonando en los últimos meses en los medios mainstream y generando curiosidad a los amantes del rock. El grupo, conformado principalmente por mujeres, está influenciado por el post-grunge, el alternativo gótico y el emo, y siguen ganando espacios gracias a su talento y creatividad.

Cruzando el Charco (Foto cortesía Cosquín Rock)

Más tarde fue el turno de CRUZANDO EL CHARCO, quienes regresaron por tercer año consecutivo al escenario del Cosquín Rock. Vienen de unos últimos años de muchísimo crecimiento y quedó demostrado en la buena onda que tuvo el público con ellos.

Con canciones mediante las cuales pasearon por cuatro de los cinco discos del grupo, los oriundos de La Plata hicieron emocionar a más de uno con sus letras y hasta se dieron el lujo de interpretar “Una nueva noche fría”, hitazo de la banda Callejeros.

Tanta fue la onda y la buena energía que le pusieron a su show que lograron espantar a la lluvia y lograr que el sol vuelva a salir con total plenitud (elijo creer). Y también aprovecharon la oportunidad para avisarle a la gente que están trabajando en un nuevo disco, el cual saldrá en abril o mayo de este año y lo presentarán en la Plaza de la Música de la ciudad de Córdoba en agosto.

Las Pastillas del Abuelo

Más tarde llegaron LAS PASTILLAS DEL ABUELO, otra de las que no podían faltar en esta fiesta. Fue una gran participación de este grupo que hizo sonar temas de ayer y de hoy como “Interpretación”, “Qué es Dios?”, “Tantas escaleras” o “Viejo Karma”, además que fueron la previa perfecta para lo que vendría después, uno de los más esperados del festival cada año: CIRO Y LOS PERSAS.

Cuando la tarde ya empezaba a ponerse más fresca, llegó el turno del ex cantante de LOS PIOJOS, quien se apoderó del escenario Sur, donde estuvo ocurriendo lo más interesante de todo el festival, para quienes son amantes del rock. Fue un show repleto de clásicos de LOS PIOJOS y de Ciro solista, sin embargo el músico no intentó jugar con versiones acústicas (o sinfónicas) como venía haciendo en sus últimos shows.

Ciro y Los Persas

Fue una performance directa pero certera, con canciones que no pueden dejar de estar en sus conciertos y con el aprecio y la aceptación del público que ya sabemos que tiene y va a seguir teniendo.

Al mismo tiempo que Ciro la rompía en el escenario principal, el escenario Montaña vibraba al ritmo de CATUPECU MACHU, otro grande del rock local que lastimosamente coincidió en horario. Como era de esperar, la banda de Fer Ruiz Díaz contó con una gran cantidad de público entregado al pogo durante su show, en el que se pasearon por algunos de sus temas más conocidos e interactuaron constantemente. Tras despedirse CATUPECU, los siguientes en el orden del escenario Montaña fueron los muchachos de USTED SEÑÁLEMELO, que también coincidieron con una de las principales atracciones del cartel. Previamente, en esa misma tarima, se estuvieron presentando EL KUELGUE y ESTELARES.

Catupecu Machu

SLASH hizo su debut en el Cosquín Rock

A continuación, en el escenario Sur le tocaba su turno al plato fuerte de la jornada, Slash, ft. Myles Kennedy and the Conspirators. Con su clásica galera, el reconocido guitarrista de GUNS N ROSES volvió a presentarse frente al público argentino. Venía de un show en Buenos Aires el pasado viernes a la noche, y en esta ocasión llegaba para deslumbrar a la gente que vino desde las distintas provincias del país para poder maravillarse con su música.

Lee la reseña completa del show de SLASH en Cosquín Rock, entrando aquí.

Slash

Más tarde, en el mismo escenario Sur donde Slash parecía cerrar las cortinas, fue el turno de LAS PELOTAS, una banda que podríamos decir que ya es local en el festival, y es que es el único grupo que estuvo en absolutamente todas las ediciones del evento. No sólo eso, sino que la gente los hace sentir únicos al pedirles todo el tiempo un tema más.

Además de los clásicos más conocidos del grupo hubo tiempo para hacer dos covers de SUMO. El primero fue “No tan distintos”, junto a “Piti” Fernández (cantante de Las Pastillas del Abuelo) y posteriormente a la voz de Piti también se le sumó la de Fernando Ruiz Díaz (líder de Catupecu Machu) para hacer “El Ojo Blindado” y cerrar un show tremendo, como ya nos tienen acostumbrado Germán Daffunchio y el resto de la banda.

Germán Daffunchio – Las Pelotas

Por último, apenas pasada la una de la madrugada, apareció otro de los internacionales más esperados de la jornada: MOLOTOV. El cuarteto mexicano ofreció un set variado, donde pudimos escuchar grandes clásicos de su repertorio como “Chinga tu madre”, “Frijolero”, “Gimme tha Power”, “Hit Me”, “Matate Teté” y “Puto”, pero también temas nuevos como “Pendejo” y algunos covers, como el popular “Amateur”, “Marciano” o el reciente “Demolición”, original del grupo peruano LOS SAICOS, que el grupo ha estado versionando desde el año pasado.

Con mensajes como “La patria no se vende” o “Ni una menos”, y al mismo tiempo subiendo fanáticas a bailar con ellos en el escenario, MOLOTOV nos ofreció un show bien fiel a lo que los mexicanos proponen cada vez que vienen a este festival y que contó con un emotivo momento cuando le dedicaron la canción “Dance And Dense Denso” al difunto músico argentino Ricardo Iorio, a quien, según dijeron arriba del escenario, conocieron precisamente tocando en el Cosquín Rock hace varios años.

‘Tito’ Fuentes – Molotov

De esta manera, finalizó la vigesimocuarta edición de este gran festival llamado Cosquín Rock. Por supuesto, además de todo lo reseñado acá, también estuvieron presente muchos artistas que no son del palo del rock y que algunas personas siempre critican. Creo que dejé clara mi postura al respecto en la reseña del año pasado pero, para quien no la leyó, básicamente pienso que esos artistas son una parte crucial para que el festival, no sólo se vaya actualizando a las nuevas tendencias, sino que también se convierta en algo mucho más “de la familia”. Y eso se notó, ya que muchos padres e hijos, o incluso familias completas se acercaron a disfrutar del Cosquín Rock 2024. Hasta escuché, accidentalmente, a familias hablar entre ellos sobre cómo iba a organizarse cada uno el día para poder ver a los artistas que querían.

Si bien la asistencia fue masiva, no llegó a agotarse la boletería como en años anteriores, donde hemos visto una mayor cantidad de público, sin embargo el festival demostró que puede atravesar con éxito las crisis económicas y estamos seguros que seguirá creciendo año tras año. El año que viene se cumplirán 25 años de esta increíble fiesta y ya se empezó a generar expectativa para esa fecha. ¿Hay chances de que en el 2025 se realice la mejor edición de la historia? El año que viene te cuento.

Mateo Soria
Colaborador en Rocktambulos

La foto de portada es cortesía de Cosquín Rock / Excepto donde se indique, todas las fotos fueron tomadas por Leticia Villalba para Rocktambulos / Todos los derechos reservados

¿Qué opinas? ¡Queremos saber tu opinión!