Estás aquí
Página principal > Destacada >

Del Olimpo a Buenos Aires: SONS OF APOLLO en el Teatro Flores

Sons Of Apollo

Fueron muchos los espectáculos degollados por la guillotina del Covid-19, ya sea por infinitas reprogramaciones que pecaron de inocentes y que en su mayoría desembocaron en su inevitable cancelación, o directamente por la anulación definitiva del evento ni bien se supo de las medidas de aislamiento/distanciamiento al inicio del brote mundial.

La visita de SONS OF APOLLO casi fue a parar al primer grupo, siendo aplazada varias veces. Pero contra todo pronóstico, ¡lo lograron! ¡Los dementes hijos de perra lo lograron! Así fue que este 18 de Agosto, el supergrupo de Metal Progresivo pisó Buenos Aires por segunda vez. El lugar, un Teatro Flores bastante lleno; la razón: la presentación de ‘MMXX’ (2020), su última placa.

Desde el inicio con “Goodbye Infinity” se instaló una primera certeza: los 2 años y medio de espera que nos habían separado de esta noche valieron toda la pena. Es que con este dream team sobre las tablas nada podía salir mal: Jeff Scott Soto en voz, Ron ‘Bumblefoot’ Thal en guitarra, Derek Sherinian en teclados, Felipe Andreoli (en reemplazo temporal de Billy Sheehan) en bajo, y Mike Portnoy en la batería. Pero para no ser tan parciales, el nivel de ejecución estuvo a la altura de las expectativas. Y el sonido, si bien le faltó un 5% para sonar perfecto, acompañó.

Dioses del Olimpo: Mike Portnoy junto a Ron ‘Bumblefoot’ Thal y Felipe Andreoli

Mientras que en su primera visita del 2018 en Groove, donde además de presentar su debut ‘Psychotic Symphony’ (2017), tocaron bastantes covers y hubo lugar para solos de cada integrante, en esta ocasión la banda se limitó a tocar material propio. A excepción de Sherinian, quien tuvo el privilegio de aportar el único momento en solitario de la noche, pegado al instrumental “Figaro’s Whore”. Por cierto, hay que destacar que al tecladista se lo vio más emocionado que la primera vez, donde inexplicablemente estuvo muy parco. Cada uno la vive como quiere, claro, pero siempre suma cuando un músico demuestra visiblemente que le gusta lo que está haciendo.

Ver la galería completa de fotos de SONS OF APOLLO

Al que definitivamente le apasiona lo que hace es a Jeff Scott Soto. El gigante estadounidense se anduvo por el escenario como si fuera amo y señor de él. Dicha habilidad se sostiene en sus poderosas y bluseras cuerdas vocales, tan efectivas en estudio como en vivo, e incluso más, porque la tarima le permitió darle todavía más colores a sus melodías. Todo eso mientras mantuvo una química entretenida con el público y sus compañeros de banda, dándole ese toque “fuera de librero” que separa al show de lo ordinario (aunque mejor te hubieras tomado un fernet en lugar de una Quilmes, Jeffecito).

Amo Del Escenario: Jeff Scott Soto

Cuando llegó el momento de los bises la presentación promediaba las 2 horas. Es gracioso pensarlos cuantitativamente, porque “God Of The Sun” dura 11 minutos, y por si sola equivale a las 2/3 canciones que tocaría una banda tradicional. Por otro lado, si hubieran tocado “Resurrection Day” habrían hecho su 2do álbum en su totalidad. Hay que remarcar que es curioso que una banda toque casi completo el lanzamiento que vienen a presentar, pero celebro esta decisión. Para eso vinieron después de todo, ¿no?

Si bien SONS OF APOLLO no representa una revolución musical, su propuesta es muy sólida, por los nombres que reúne y por lo estrictamente musical. El seteo mental para verlos en vivo debería ser el de un Greatest Hits del género: un show del más fino y demoledor Metal Progresivo.

Un Derek Sherinian más enérgico
Roger Alan Provan
Colaborador en Rocktambulos
La música, sin importar el género, popularidad, año o país de origen, tiene una chance en mis oídos. En ella encuentro mi camino.
Roger Alan Provan on FacebookRoger Alan Provan on Instagram

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Por favor ¡desactiva Ads Block!

Este contenido es gratuito, solo te pedimos que nos permitas mostrarte publicidad de Google. De ese modo estás apoyando el periodismo independiente.