Estás aquí
Página principal > Destacada

Perfectos y Conocidos: DEEP PURPLE, CHEAP TRICK Y TESLA dieron cátedra en Buenos Aires #Cronica

Cuando se anunció el festival SOLID ROCK hace varios meses, sentimos alegría por la idea de que un nuevo evento había nacido, un nuevo festival, con lo mejor del hard rock melódico. El cartel, pequeño en cantidad pero gigante en nombres, anunciaba que en efecto seria “sólido”, como su nombre lo indica. El llamado fue efectivo, y aunque hubo cambio de grilla a última hora (LYNARD SKYNYRD tuvo que bajarse por motivos de fuerza mayor) y cambio de recinto, la gente respondió, demostrando el hambre de rock que existe en Buenos Aires. Es obvio que en estos eventos la mayoría asiste motivado por una banda en específico, pero acá teniamos a varios nombres interesantes y poco lugar para la “novedad”. Esta primera edición del festival, organizado por T4F, contó con 4 bandas (1 local y 3 internacionales), creó muchas expectativas y desde ya nos preguntamos si habrá segunda edición. Mientras tanto tendremos el recuerdo vigente de lo que fue este, llevado a cabo el pasado miércoles 6 de Diciembre en el microestadio de Tecnópolis, predio ubicado en Villa Martelli.

Un arranque sólido

Jeff Keith, vocalista de TESLA

A primera hora el escenario recibió a VITICUS, la banda del legendario bajista argentino que acaba de publicar Equilibrio (2017), su nuevo disco. Con el público todavía ingresando, el trío que completan Jerónimo Sica (batería) y Gastón Videla (guitarra y voz) se encargó de calentar motores para una velada de mucha nostalgia y música retro.

TESLA fue la primera de las dos debutantes internacionales en enfrentarse al público argentino, y aunque todavía faltaba gente por llegar al lugar, tuvieron una considerable convocatoria, entre los que se notaban algunos fans que cantaban y agitaban cada tanto. Desde las 19 hs puntual -como lo prometió la organización- y hasta las 19:45 hs, los liderados por Jeff Keith ofrecieron un show enérgico y muy enchufado. La banda de Sacramento, USA, dejó muy buena impresión ante quienes no los conocían y se mostraron alegres y emocionados por la respuesta de los presentes, ¿y cómo no? si hasta un “ohh ohhh oh” le corearon a la banda, algo que no lograron sus colegas posteriores.

TESLA

“Gracias por patear nuestros fuckin’ traseros esta noche Argentina” fue lo último que dijo el vocalista Keith antes de decir adiós. El cantante, de voz impecable, se paseó de un lado al otro del escenario durante todo su show, con sus movimientos de rockstar y la mejor actitud. La banda nos brindó varios de sus temas más conocidos, entre los que no podían faltar “Love Song”, el cover que hacen de “Little Suzi” y “Modern Day Cowboy”, sirviendo este último de cierre para su presentación en el Solid Rock de Buenos Aires, dando paso a otros debutantes: CHEAP TRICK.

We’re All Alright

Rick Nielsen, guitarrista de CHEAP TRICK

“Estamos todos bien”, sería la traducción de “We’re All Alright” al español, la frase principal del superclásico “Surrender” de la banda estadounidense, y sin duda esa sería la mejor manera de describir cómo se encuentra el grupo de Rick Nielsen y compañía en la actualidad. Todavía no eran las 20:30 cuando se apagaron las luces y en la pantalla gigante del fondo se proyectaba el logo de CHEAP TRICK mientras comenzó a escucharse “The Slider”. Con ese fondo musical fueron apareciendo en tarima los legendarios Rick Nielsen (guitarra), Robin Zander (voz y guitarra) y Tom Petersson (bajo), para la emoción de los fanáticos presentes, que lamentablemente no eran demasiados. La banda la completa el baterista Daxx Nielsen, quien junto a los tres miembros fundadores mantienen viva una agrupación que sin ser demasiado popular, es influencia de muchas otras que sí lo son, algo que ocurre más seguido de lo que pensamos.

A juzgar por la reacción del público, era obvio que la banda estadounidense no era a quien estaban esperando, sin embargo los presentes no escatimaron en aplausos y ovaciones cada vez que terminaba un tema, y es que el nivel musical, tanto compositivo como de ejecución, de esta banda que lleva más de 40 años activa, es ejemplar y levanta del asiento a cualquiera. En CT casi todos cantan, por eso es normal ver a Rick tomando el micrófono o a Tom cantando algún tema, pero sin duda quien lleva la batuta vocal es Robin, de impecable voz y particular atuendo.

Tom Petersson, bajista de CHEAP TRICK

Si algo ha caracterizado siempre a CHEAP TRICK son sus formas de vestir, y esta vez no podía ser la excepción. Rick tan sobrio como siempre, vistió de traje negro y gorra mientras el excéntrico Robin pasó de usar campera y gorra de policía completamente blancas, a probar un saco negro brillante. Tom, por su lado, destacó por su sombrero y pañuelo al estilo vaquero.

Cabe destacar que el sonido que los acompañó estuvo a la altura, así como el show de luces, por lo que pudimos presenciar un espectáculo de primer nivel, sin embargo faltó esa conexión masiva entre el público y el artista. Ni siquiera los temas más populares como “I Want You To Want Me”, “The Flame”, “Dream Police” y “Surrender”, o el genial cover de “I’m waiting for the Man” de THE VELVET UNDERGROUND, lograron mover al grueso de la audiencia, solo quienes estaban más cerca del escenario y uno que otro pequeño grupo de fans, se mostraron entregados a la banda y vivieron a pleno esta primera visita que tanto tiempo costó.

Robin Zander, vocalista y guitarrista de CHEAP TRICK

Es interesante acotar que si no fuera por este tipo de eventos, donde una banda archiconocida es cabeza de cartel, nuestro continente sudamericano no tendría acceso a bandas como CHEAP TRICK o TESLA, ya que no poseen la popularidad suficiente para llenar una locación así por si solas. Así que desde antes que comenzara el show principal ya podíamos decir con propiedad: gracias DEEP PURPLE

Estrellas de la carretera… y del escenario

A las 22 hs, nuevamente con puntualidad inglesa, aparecieron los protagonistas de la noche: DEEP PURPLE. Desde ese momento el ambiente fue otro, el público estaba ahí por y para ellos, todos los ojos y la atención estaba concentrada en un único lugar, el escenario. En medio de la oscuridad y con “Mars, the Bringer of War” como fondo musical, fueron saliendo uno a uno los músicos hasta que sonó el primer acorde. Entre los gritos y la emoción de la audiencia era difícil identificar de qué tema se trataba. Por momentos parecía, por momentos no, pero si, era el legendario “Highway Star”, una canción que ya es costumbre como apertura en los shows de DEEP PURPLE en Argentina, sin embargo había estado fuera del setlist en los más recientes recitales de la banda por Europa, donde se habían estado enfocando en temas de inFinite, su nuevo disco.

Ian Gillan

Esto la convirtió en una agradable sorpresa, y unirla con la poderosa “Pictures of Home” ya fue demasiado. Estábamos ante el arranque más rockero posible y gran parte del público lo sintió así, por eso no paró de saltar, cantar y hasta hacer pequeños pogos durante estos dos grandes clásicos. “Bloodsucker” le seguiría en este enérgico inicio y finalmente llegaríamos al “descanso” -si es que se le puede llamar así- con “Strange Kind of Woman”, donde el blues se apoderó del alma de los presentes.

El virtuosismo musical de cada uno de los integrantes es casi, casi, el principal protagonista, siendo superado únicamente por las emblemáticas composiciones que han hecho de la banda una referencia obligada del rock. Cada uno destacó durante toda la noche, pero la mención honorífica debe ir para el gran Ian Paice, quien en la batería es, además del capitán de este barco llamado DEEP PURPLE, un ejemplo de fuerza y vitalidad. Paice es el único miembro fundador que ha dicho presente en todas las etapas de la banda, y a sus 69 años todavía puede tocar la batería durante hora y media como cuando tenía 20, y le queda tiempo para hacer muecas y poses mientras castiga los tambores.

Steve Morse

¿Qué decir de Steve Morse que no se haya dicho ya? El maestro de la guitarra hace que a cualquiera se le erice la piel con cada solo que ejecuta y su virtuosismo nos hace recordar por qué forma parte del G3. Ya son más de 20 años dentro de la banda, y la sombra de sus antecesores está más que extinta, no porque alguna vez se haya puesto en duda su nivel, sino porque hoy más que nunca se apodera de los clásicos que compuso Blackmore con la misma soltura y pasión que tiene ante sus propios temas. Eso sí, se le nota más libre cuando es el turno de interpretar sus composiciones, de tinte más progresivo y con solos más extensos, como fue el caso de “Birds of Prey”, de inFinite (2017) y la sentida “Uncommon Man” del Now What?! (2013), esta última con dedicatoria al desaparecido Jon Lord.

Don Airey

Y hablando de Lord, su organo Hammond no pudo haber quedado en mejores manos que las de Don Airey. El tecladista que el propio Jon dejó en la banda cuando decidió marcharse en 2002, no escatimó en virtuosismo con cada tema y en un par de ocasiones tuvo los reflectores sólo para él. La primera ocasión fue para introducir el clásico “Lazy”, pero la segunda, además de ser un intro para “Perfect Strangers”, sirvió para que deleitara a los presentes con un popurrí de snippets -valga el spanglish- en el que pasó por incontables temas que iban desde “Mr. Crowley” de Ozzy hasta el tango mas villero. El resultado fue una merecida ovasión de pie, no había otra opción.

Si bien Ian Gillan ya no cuenta con la voz de hace 40 años y los agudos se le complican, eso no impide que la banda se pasee por los clásicos más antiguos, que esta vez fueron la gran mayoría del set. Incluso las piezas legendarias que no fueron grabadas por el, como “Hush”, siempre encontraron en Gillan un nuevo dueño. La edad no pasa en vano, pero Ian sabe ajustar su ahora limitado registro a los temas, y puede hacer que se escuchen perfectamente bien sin necesidad de sonar como la grabación original.

Ian Paice, único miembro que ha estado en todas las etapas de DEEP PURPLE

Roger Glover en el bajo es otra muestra de maestría musical. Ya en “Pictures of Home” había hecho que el lugar en pleno le aplaudiera tras ejecutar ese memorable solo de bajo, pero antes del final tuvo su momento para brillar cuando, junto a Ian Paice, interpretara un solo que los puso a todos a aplaudir al ritmo de la canción, sirviendo además como un intro para “Black Night”, el clásico imperecedero con el que cerrarían la noche.

Roger Glover

Obviamente no podía faltar el himno. El inconfundible “Smoke on the Water” hizo levantar hasta al más apático, y la mayor parte del público se encargó de cantar el coro cuando la banda lo pidió. Ese fue el momento perfecto para despedirse pero volverían para deleitarnos con más. Fue al volver cuando ejecutaron las ya mencionadas “Hush” y “Black Night”, dejando el escenario tras una hora y cuarenta minutos de show. Podría parecer poco para una banda con una discografía tan extensa, pero esos 14 temas dejaron más que satisfechos a los miles de asistentes que fueron testigos de la magia y el poder que una leyenda viviente como esta es capaz de transmitir a través de la música.

Se siguen despidiendo las leyendas, se siguen muriendo los íconos y por supuesto, siempre habrá rumores de retiro para DEEP PURPLE, no hay nada que podamos hacer al respecto, por eso es importante disfrutar de los maestros que uno admira, hoy. Cuando se tiene el privilegio de escucharlos y hasta aprender de ellos, sabes que mañana, cuando no estén, nos quedará su mejor recuerdo y diremos “yo estuve ahí”.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Todas las fotos fueron tomadas por Silvana Morsenti para Rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Un pensamiento en “Perfectos y Conocidos: DEEP PURPLE, CHEAP TRICK Y TESLA dieron cátedra en Buenos Aires #Cronica

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top
Close