Ayúdanos a hacer periodismo independiente

Por favor, desactiva Ad-block

Trabajamos duro para brindarte contenido gratuito y de calidad. Mostrarte publicidad es la única forma de monetizarlo y seguir creando.

Estás aquí
Página principal > Destacada >

El arte de hacer lo que se te canta: ERUCA SATIVA dio el show más grande de su historia

Un mes de diciembre, hace 16 años, en la ciudad de Córdoba, Argentina, se comenzó a escribir un nuevo capítulo en la historia del rock argentino: ERUCA SATIVA daba su primer show. Probablemente ese día ninguno de sus tres integrantes imaginaba todo lo que les ocurriría en el futuro, pero estoy seguro que si lo desearon. Seis discos (más uno de versiones) y muchos conciertos después, Lula Bertoldi, Brenda Martin y Gabriel Pedernera pisaron el arena más moderno -y probablemente el más grande- de la Ciudad de Buenos Aires para cerrar una gira de 15 años que comenzó a finales de 2022 y los llevó a visitar varios países.

La primer cosa que llamaba la atención al ingresar al Movistar Arena era la escenografía, que incluía dos tarimas prácticamente conectadas por una larga pasarela que alcanzaba hasta la mitad del sector campo. Esto le permitió a todos los asistentes estar muy cerca de sus ídolos en distintos momentos del recital ya que tanto Lula como Brenda supieron aprovechar muy bien esa pasarela desde el inicio del show. Para Gabriel era mucho más complicado acercarse al público, por obvias razones, pero como nada es imposible, a mitad de show el grupo se mudó al escenario secundario, ubicado en el extremo opuesto, y desde allí interpretó tres canciones en formato acústico, con el baterista haciendo su trabajo de pie en un set de percusión que le permitió estar más cerca y recibir todo el amor de un público que aprovechó esa cercanía para hacerles saber cuánto los admiran.

“Lo repetiremos hasta nuestro último día, memoria, verdad y justicia” dijo Lula durante su estadía en ese pequeño escenario, cuyo set acústico nos entregó el momento más emotivo de la noche, con el público coreando el estribillo de “Para que sigamos siendo”, mientras en las pantallas se iban mostrando mensajes y citas, cosa que ocurrió durante todo el show. Mención especial para Franco Luciani, invitado especial que se encargó de deleitarnos con un solo de Harmónica mientras la banda regresaba al escenario principal y las pantallas mostraban el mensaje “Alto al fuego”. Posteriormente, Luciani los acompañaría en el tema “Amor Ausente”, en el que Lula nos recordó la gran voz que tiene.

Puede parecer una obviedad porque se ha dicho hasta el cansancio, pero es importante mencionar lo bien que canta Lula Bertoldi en vivo. No exageraría si dijera que es la mejor voz femenina del rock argentino, al menos de la actualidad, pero además estamos hablando de una artista completa. Aparte de ser la vocalista principal y guitarrista, tiene una actitud envidiable sobre el escenario, siempre enérgica y agresiva pero al mismo tiempo amable y empática. Una actitud que va más allá de la música y no teme expresar una y otra vez sus ideas. Ni hablar del detallazo inclusivo de presentarse con lenguaje de señas al final de “Creo”: “Muchas gracias, somos Eruca Sativa”, dijo la guitarrista con sus manos.

¿Qué decir de Brenda Martin? La talentosísima bajista ha venido teniendo un perfil más protagónico con el pasar de los años, al punto de que cada vez son más las canciones en las que podemos escucharla cantar, incluso como voz protagonista. Tomar la guitarra cada tanto y liderar no ha hecho que su actitud cambie sobre el escenario, por lo que sigue siendo tan activa como siempre, caminando de un lado al otro, acercándose al público y descargando energía con cada nota que toca, por algo es referente y ejemplo para artistas más jóvenes, como nos reveló Alejandra Villarreal, bajista del trio mexicano THE WARNING cuando le preguntamos quienes eran sus ídolos. Al igual que Lula, aprovechó el micrófono para expresarse y llamar a la conciencia social, como cuando gritó “Docente luchando, también está educando”.

Gabriel, por su lado, nos vuelve a demostrar sus habilidades de multi-instrumentista tocando la guitarra y el bajo en los temas donde fue necesario, además de encargarse de los samplers, hacer coros y, por supuesto, tocar la batería. Desconozco si Pedernera ya era así de crack cuando la banda comenzó hace 16 años y se ha ido mostrando de a poco, o si su desarrollo como músico (y productor) se dio a la par del desarrollo de la banda, pero lo cierto es que es uno de los artistas más completos que tiene el rock argentino y su trabajo, dentro y fuera de Eruca, lo confirma.

Tal como le revelaron recientemente a Billboard, Lula, Brenda y Gaby siempre han hecho la música que se les canta, variando, explorando y arriesgando. Ya con Barro y Fauna dieron un golpe de timón pero… ¿Quién iba a imaginar que aquel trío que mezclaba hard rock con punk y funk, triunfaría fusionándose abiertamente con el folklore? Aunque desde el inicio hubo influencias folclóricas en la música de ERUCA SATIVA, fue Seremos Primavera el disco que marcó el antes y el después de la banda. Fue este el álbum que les valió una nominación al Gardel como álbum del año (premio que han ganado varias veces en otras categorías), confirmando oficialmente su incursión en el “mainstream” argentino, y aunque este bajón de revoluciones haya podido alejar a algunos fans más rockeros, les garantizó un alcance mediático mayor y nos demostró lo versátiles que pueden ser sobre un escenario, ya que aquellos buenos temas “pesados” siguen sonando.

“Inercia” y “Magoo” son un buen ejemplo de esto. Ambos temas, junto a “Queloquepasa”, fueron grandes protagonistas de la noche ese 8 de diciembre, donde la gente del sector campo no paró de saltar mientras Lula y Brenda descargaban su energía en la parte más alta del escenario y Gabriel golpeaba sus tambores con toda la fuerza que un rock como este requiere.

No quiero extenderme mencionando todos los temas que tocaron (prefiero dejarles el setlist al final de esta reseña), pero vale la pena destacar que esa noche disfrutamos de clásicos y no tan clásicos, e incluso hubo tiempo para algunos covers, como “Ojalá” y “Sola en los Bares”, de su más reciente disco de versiones. También nos regalaron algunas rarezas, cosa que los más fanáticos siempre aprecian, como el tema con el que cerraron la noche tras una aparente despedida, “Baba”. Tuvimos el privilegio también de escuchar temas nuevos, ya que la banda estrenó “Eso no es amor” (curiosamente anotada en el Setlist como “Marea”), además de interpretar “Canción urgente” y “Chacarera del primer día”, temas que seguramente serán parte de su próximo disco.

Fue, sin dudas, el show más ambicioso que el grupo ha ofrecido, y aunque el título habla de “el más grande de su historia” es probable que en otras ocasiones hayan tocado para más personas, como parte de algún festival o de forma gratuita, sin embargo esta vez los cordobeses convocaron ellos solos y apostaron por un recinto inmenso de talla internacional. Solo por eso, fue un día histórico para la banda y también para sus fans, que acudieron con banderas, globos y muchas ganas de cantar. Fuimos todos parte de esta celebración donde, durante dos horas, viajamos en el tiempo y disfrutamos un resumen de la discografía de ERUCA SATIVA, pero sobre todo, comprobamos -gracias al excelente sonido del recinto- que la banda suena más sólida que nunca y podemos estar seguros que cualquier cosa que venga de este trío en los próximos años, será de una calidad superior.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard y Rockaxis. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter
Eruca Sativa Setlist Movistar Arena, Buenos Aires, Argentina, Gira Mundial 2023

¿Qué opinas? ¡Queremos saber tu opinión!